Enlaces de accesibilidad

Obama sugiere que apoyo de Rusia a Siria es una señal de debilidad de Putín


El presidente ruso, Vladímir Putin (3-d), su homólogo estadounidense, Barack Obama; el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergéi Lavrov (2-d), y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, conversan tras las negociaciones entre Rusia y EEUU cel

El presidente estadounidense cuestionó que Putin esté desafiando el liderazgo de EEUU en Oriente Medio con sus ataques aéreos sobre Siria.

El presidente Barack Obama sugirió que los ataques aéreos de Rusia sobre Siria son una señal de la creciente debilidad del mandatario ruso, Vladímir Putin, en una entrevista de la que la cadena CBS News adelantó hoy un extracto.

Obama cuestionó que Putin esté desafiando el liderazgo estadounidense en Oriente Medio con sus ataques aéreos sobre Siria, y los describió como un intento de escudar a toda costa al régimen de Bachar Al Asad tras cuatro años de guerra civil.

"Cuando yo llegué al poder (...), Siria era el único aliado de Rusia en la región", aseguró Obama en la entrevista, que se emitirá en su versión íntegra este domingo.

"Y hoy, en lugar de poder contar con su apoyo y mantener la base que tenían en Siria, que han tenido durante mucho tiempo, el señor Putin está dedicando sus propias tropas, su propio Ejército, simplemente a mantener en pie, colgando de un hilo, a su único aliado", añadió.

Cuando el periodista encargado de la entrevista afirmó que Rusia está "desafiando el liderazgo" estadounidense y "bombardeando a la gente que (EEUU) está apoyando", Obama le contestó con un "¿Y eso es liderazgo?".

"Si piensas que hundir tu economía hasta lo más profundo y tener que enviar tropas (a Siria) para poder apoyar a tu único aliado es liderazgo, entonces tenemos una definición diferente de liderazgo", agregó.

Estados Unidos calcula que más del 90 % de los ataques aéreos lanzados por Rusia en Siria desde la semana pasada no han sido dirigidos contra el Estado Islámico (EI) ni contra grupos afiliados a Al Qaeda, sino que en su mayoría han sido contra opositores a Al Asad, según aseguró esta semana el Departamento de Estado.

Esa situación ha generado críticas a Obama como la del senador republicano John McCain, quien aseguró recientemente que EEUU se encuentra ahora "comprometido en una guerra de poder con Rusia en Siria", como resultado de "una abdicación de liderazgo estadounidense" por parte de la Casa Blanca.

Mientras, Rusia ha reiterado una y otra vez que sus ataques se dirigen exclusivamente contra organizaciones terroristas, aunque también ha reconocido que el EI no es su único objetivo, pues hay otros grupos yihadistas que actúan en el país árabe.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, dijo hoy que Rusia pronto sentirá la repercusión de disparar misiles cruceros de largo alcance que no caen en sus objetivos sirios, horas después que cuatro misiles cruceros de Rusia lanzados desde barcos en el Mar Caspio hacia Siria, impactaran en Irán.

“Esto tendrá consecuencias para Rusia mismo, que teme con razón un ataque en Rusia. Y también espero en los próximos días, los rusos comenzarán a sufrir bajas en Siria” dijo Carter.

El Ministerio de Defensa ruso afirma que todos sus misiles impactaron en sus objetivos del grupo Estado Islámico, sin causar víctimas civiles.

Sin embargo el secretario Carter dijo que la aleatoriedad del disparo de misiles pone en peligro al personal y equipo de la coalición encabezada por EE.UU., que trata de eliminar al grupo Estado Islámico.

El secretario de Estado John Kerry reiteró las preocupaciones de EE.UU. durante una conversación telefónica con el canciller ruso Sergeri Lavrov el jueves.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG