Enlaces de accesibilidad

"Nos importa Cuba libre", reafirmó administrador de USAID


USAID llama a detener el cáncer que Cuba y Nicaragua representan para la región
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:45 0:00

USAID llama a detener el cáncer que Cuba y Nicaragua representan para la región

"No se rindan. El pueblo de Estados Unidos está con ustedes. Pensamos en ustedes. No se rindan nunca", dijo en mensaje al pueblo de Cuba el administrador de la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional, Mark Green, entrevistado por Tomás N. Regalado para TV Martí.

Tomás N. Regalado: Entiendo que Colombia está cambiando, tiene un nuevo presidente electo que es Iván Duque, un presidente que ha hablado de su amor por la democracia, en un país donde acaba de legitimarse a las FARC con los guerrilleros cambiando sus uniformes por sacos y corbatas. Su visita, incluida la ayuda a Colombia ha traído a muchos esperanza. Hábleme de la visita

Mark Green: Sí, tuve la oportunidad de reunirme con el presidente y estoy entusiasmado. Creo que él tiene grandes ideas para el futuro y esperamos con interés trabajar asociados con este gobierno mientras avanzamos, pero tiene razón, usted sabe que su plataforma es la libertad, él cree en la democracia. Creo que estamos en un momento crucial en el hemisferio que el vicepresidente Pence expuso muy bien cuando se refirió a un hemisferio de libertad, así que es un momento crucial para todo el hemisferio, y voces como la del presidente electo creo que son importantes al hablar de la importancia de la libertad y la democracia, y rechazando el autoritarismo, sea el autoritarismo comunista de viejo estilo como el que vemos en Cuba, o el autoritarismo de derecha. El es un creyente en el pueblo, en la voz del pueblo, y eso nos entusiasma mucho.

TR: ¿Fueron muy receptivos con el regalo que USAID le ha entregado a Colombia?

MG: Claro, aunque no lo vemos como un regalo, sino como una manera de tratar de alinearnos con nuestros amigos en un momento en el que ellos están realmente en la línea del frente con todos los venezolanos que están huyendo. Creo que Colombia ha mostrado un liderazgo asombroso mientras tratan de acomodar a todos los que llegan cruzando la frontera, más de 5.000 diarios según los cálculos más recientes. Pero eso necesariamente impone una carga, así que estamos tratando de ofrecer algún alivio humanitario para los venezolanos que están cruzando la frontera, no solamente la de Colombia, sino también las de otros países, y de apoyar a esas comunidades que los reciben. Y creo que de esa manera podemos desempeñar un papel muy constructivo en esta crisis.

TR: Cuando uno mira la situación en Venezuela no parece que esté mejorando, de hecho parece que está empeorando. USAID, durante muchos años, en la pasada administración, fue percibida como alguien que se hacía de la vista gorda, porque la administración anterior quería tener relaciones con Cuba, y por la vía de las relaciones con Cuba tener una relación con el socialismo del siglo XXI: Bolivia, Venezuela, Ortega en Nicaragua. ¿Cuán difícil ha sido cambiar ese mensaje por uno de que esta es una nueva USAID? Con su liderazgo usted está promoviendo la democracia, derechos humanos y ayuda para aquellos que se oponen a esos gobiernos totalitarios.

MG: Bueno, creo que el presidente Trump y el vicepresidente Pence han sido muy claros en su respaldo a la libertad en el hemisferio y la importancia de los derechos humanos, de la democracia, así que nosotros simplemente llevamos su mensaje a dondequiera que vamos. Sabe, yo soy un creyente, es en esto que creo, y es natural para mí. Esta es nuestra misión principal.

Entre otras cosas creemos que la respuesta ciudadana, si el ciudadano es el foco de la gobernabilidad, es la clave para poderse levantar, la clave para poder crecer económicamente. Así que no solo es importante desde el punto de vista de los derechos humanos, sino que para que el país se pueda levantar, pueda ofrecer oportunidades a su gente, es necesario tener a la democracia, tener a los ciudadanos, tener a la libertad en el corazón de su agenda.

Así que cuando vemos a líderes como Duque hablando de la importancia de estas cosas, es música para nuestros oídos (…) Y por otra parte vemos la terrible represión en Nicaragua, las atrocidades cometidas, o la continua crisis que es Venezuela y la represión allí, y tenemos que involucrarnos. Y en este caso tratamos de involucrarnos ayudando a aquellos que están ayudando a los pueblos de esos países, pero dejando muy en claro qué defendemos: defendemos los derechos humanos, defendemos la democracia, defendemos las libertades de la gente.

TR: ¿De qué manera están ayudando ahora en Venezuela al pueblo venezolano?

MG: Al pueblo venezolano le estamos proveyendo algunos recursos. Acabamos de anunciar $6.2 millones para ayuda alimentaria urgente, asistencia médica, cuidados para tratar de ayudar a los que están sufriendo. Yo me sorprendí cuando estuve allí. Yo esperaba un río de venezolanos pasando el puente, y eso lo vi, pero lo que me sorprendió fue la cantidad de los que están regresando. Hablé con ellos. Hay un número enorme de venezolanos que se levantan a las 3 de la madrugada, y caminan 4 ó 5 horas solo para conseguir algo de comida, algunos medicamentos urgentes, y luego regresan, solo para repetir el ciclo al día siguiente. Así que eso indica que el sistema en Venezuela se está desplomando, los sistemas de abastecimiento de alimentos se derrumban, los artículos alimentarios esenciales, las infraestructuras básicas se están deshaciendo, así que estamos tratando de ofrecer un poco de alivio.

La clave de todo esto es que esta es una catástrofe causada por el hombre, que se debe al régimen del presidente Maduro, a sus políticas, a haber llevado un país que era uno de los más ricos de Suramérica, un país que debería estar ayudando a otros a levantarse, y que solo está causando desesperación, dolor y sufrimiento no solo a su propio pueblo, sino también en otras áreas. Así que, de nuevo, es parte de nuestra misión estar involucrados.

TR: ¿Un mensaje para el pueblo de Venezuela, los opositores, los televidentes, porque no solo nos ven en Cuba, sino también en otros lugares via Hispasat y otros satélites? ¿Manténgase firmes?

MG: Es eso, manténganse firmes. Y que la política de los Estados Unidos de América es lograr un hemisferio de libertad. Estamos con los amantes de la libertad, así que no se rindan. A los estadounidenses les importan, haremos lo que podamos para ayudarles. Y hay esperanzas, esto no puede continuar eternamente. Un día el régimen caerá, y un día serán restauradas la libertad y la democracia. Así que no se rindan.

TR: Pasando al que se ha llamado “el país más seguro de Centroamérica”, Nicaragua. Estuve allí hace semana y media. La situación empeora por día. Algunos creen que es el comienzo de una guerra civil, otros que es el comienzo de una dictadura abierta porque Ortega no quiere abandonar el poder. ¿Cómo está ayudando USAID a la oposición nicaragüense, a los que viven luchando por la democracia y la libertad?

MG: Bueno, lo primero es que los Estados Unidos de América muy claramente están demandando que Ortega detenga las atrocidades, la violencia contra su propio pueblo, así que USAID está tratando de proveer alguna ayuda que sea un salvavidas para los defensores de derechos humanos, periodistas independientes, los que participan en protestas pacíficas tratando simplemente de expresar sus opiniones. Estamos con ellos y les ayudamos como podemos. Pero de nuevo, esta es una crisis, una catástrofe hecha por el hombre y la única salida es una solución política, el cese de la violencia, y el señor Ortega obviamente tiene que ponerle fin inmediatamente.

TR: Algunos le llaman la cabeza del pulpo, que extiende sus tentáculos hacia la región y hacia otras regiones: Cuba. Los Castro siguen ahí, indefinidamente. Como dije antes, por muchos años se vio a USAID como siguiendo las directrices de la anterior administración. Entonces vinieron ustedes. Su enfoque ha sido crítico y duro, hacia la pasada administración y hacia lo que sucede allí.

MG: En mi caso, cuando he tenido oportunidad de ir a Suramérica y reunirme con activistas pro democracia cubanos, han sido muy claros. Me han dicho: “Mire, no hay ninguna moderación (de la línea anterior), en lugar de moderarse el régimen está simplemente mutando, tratando de engañar al mundo exterior. A nosotros no nos engañan tan fácilmente, así que seguimos respaldando la libertad, nos importa Cuba libre, de modo que estamos de nuevo tratando de convertirnos en un salvavidas para los medios independientes, los que tratan de enfrentarse, defensores de derechos humanos, y por la liberación de los presos políticos. En eso creemos y es muy natural para nosotros hacerlo en el sentido de que esta es una parte central del enfoque de esta administración hacia el hemisferio: defender la libertad y a aquellos que la apoyan, y enfrentarse los tiranos, a los déspotas, a aquellos que tratan de estrangular al pueblo

Mark Green junto al Director de OCB, Tomas Regalado.
Mark Green junto al Director de OCB, Tomas Regalado.

TR: Guillermo “Coco” Fariñas es un opositor cubano que sé que se reunió con usted cerca de su hotel. Me dijo que estaban maravillados con lo que usted les dijo y la claridad que usted tenía. ¿Por qué cree que diría eso?

MG: Bueno, es muy amable de su parte decir eso, pero hay algo que vemos claramente: esto tiene que ver con lo correcto y lo equivocado ¿Está usted del lado del pueblo o de los poderosos? Esa es la pregunta sencilla que tratamos de presentar. Tratamos de ser una voz de esperanza, como también tratan ustedes. Alinearse con el pueblo, con esos principios sobre los que fueron fundados los Estados Unidos de América, que creo son el fundamento de quienes somos como pueblo, como país. Creemos que vivimos en una tierra bendita y tratamos de compartir esas bendiciones. Tenemos que defender a otros cuyo único delito aparentemente es tratar de actuar libremente, tratar de ejercer sus derechos, de ser una voz a favor de sus hermanos y hermanas.

TR: ¿Le preocupa que lo que pasó en Nicaragua, lo que pasó en Venezuela, pueda ocurrir en otros lugares de centro y Suramérica?

MG: Bueno, sin duda que lo que vemos en Nicaragua, como lo que hemos visto a través de los años en Cuba, es un cáncer, y es necesario hacerlo retroceder ahora. Uno no puede simplemente esperar a ver a donde se extiende, tenemos que ser muy fuertes, y ser fuertes en este caso es ofrecer alivio y una voz para los que no tienen voz. Ponerse al lado del pueblo es el propósito de lo que hacemos (…).

TN: USAID no solo trabaja en Centro y Suramérica, sino en todo el mundo. ¿Puede explicarnos brevemente sus proyectos globales actuales?

MG: Trabajamos en diferentes lugares del mundo. Nuestra opinión es que el propósito de la ayuda que proveemos es poner fin a la necesidad de su existencia. Lo que quiero decir es que queremos ayudar a las personas a que se ayuden a sí mismas. Es acerca de proporcionar a la gente las herramientas para hacer realidad sus propios sueños, y eso es lo que tratamos de hacer en todo el mundo. Es algo en lo que creo.

He vivido en África un par de temporadas en mi vida. Creemos en dar a la gente las herramientas para ejercer las capacidades que recibieron de Dios. Creemos en la dignidad humana, en la defensa de los derechos humanos, en la libertad de conciencia. Estos principios son el corazón del nuestro enfoque en el trabajo que hacemos, son el corazón de la administración Trump, y desde mi perspectiva es un gran honor poder servir, este es un gran momento para servir, con todo el trabajo y los retos que hay. Tratamos de defender lo que es correcto.

TR: Una última pregunta, antes de pedirle un mensaje para los que nos ven en Cuba: Sus resultados. El día que tenga que entregar el puesto y decir: “Esto es lo que he hecho” ¿Cuáles son esos logros o esas metas?

MG: Mi meta personal es dejar claro que estamos con la gente, crear una estructura de programas en USAID que ayuden a la gente a perseguir sus sueños. Creo en la dignidad humana, en la centralidad del humano, así que si nos ven como un salvavidas para la gente, como proveedores de herramientas que les permiten a la gente labrarse su propio futuro, si me ven como alguien que ha hecho algún progreso en ese camino, seré un hombre feliz.

TR: Si puede mirar directamente a la cámara y enviar un mensaje al pueblo de Cuba, se lo agradeceré mucho.

MG: No se rindan. El pueblo de Estados Unidos está con ustedes. Pensamos en ustedes. No se rindan nunca.

(Transcripción y traducción: Rolando Cartaya)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG