Enlaces de accesibilidad

New Hampshire: Rubio se repite, abuchean a Trump y Christie ataca


candidatos republicanos (i-d) Marco Rubio, Ben Carson, Donald Trump, Ted Cruz.

Lo más tuiteado de la noche fue el momento en que Trump mandó callar al exgobernador Jeb Bush, a lo que el público respondió con abucheos.

El debate entre los candidatos republicanos a la presidencia de EEUU previo a las primarias del martes en New Hampshire estuvo marcado por numerosos ataques al senador Marco Rubio, los abucheos recibidos por el magnate Donald Trump y un gobernador Chris Christie atacando a fondo a su contrincante de la Florida.

Rubio sufrió una andanada de ataques por la mayoría de sus contrincantes, que le criticaron su preparación para ser presidente y su experiencia. El gobernador de Nueva Jersey, Christie, acusó a Rubio de ofrecer respuestas enlatadas para casi todo y de ausentarse con demasiada frecuencia de las votaciones en el Senado.

"Eso no es liderazgo. Es absentismo escolar", dijo Christie sobre las ausencias de Rubio en el Senado y convirtió esa frase en una de las más comentadas de la noche junto con el comentario de que su rival tiene "un discurso de 25 segundos memorizado" para repetir en cuanto tiene oportunidad.

Rubio no salió muy bien parado del ataque, especialmente porque sus respuestas a Christie sonaba como una frase enlatada y repetitiva. Fue incapaz de responder con energía a la ironía del gobernador de New Jersey. Intentó el floridano defenderse de las críticas sobre su relativa inexperiencia y las comparaciones con Barack Obama, al alegar que el problema con el presidente no es que sea ingenuo, sino que impone una ideología que perjudica al país. Repitió ese argumento unas cuatro veces durante el debate, que fue usado en varias cadenas de noticias como ejemplo de su actuación.

El gobernador de New Jersey volvió al ataque por lo que califica como una “escasa cualificación para servir como comandante en jefe”. "Usted no se ha visto implicado en ninguna decisión con consecuencias por la que se le exigieran responsabilidades", afirmó Christie.

Al debate, transmitido por la cadena ABC y celebrado en el Saint Anselm College de Manchester (Nuevo Hamsphire), llegaba Rubio como favorito tras su tercer puesto en los caucus (asambleas populares) de Iowa y su repunte en las encuestas.

Marco Rubio fue el más buscado en Google durante el debate, según datos del propio buscador, y también durante un buen rato el más mencionado en Twitter, aunque finalmente fue superado por Trump en la red social.

Lo más tuiteado de la noche fue el momento en que Trump mandó callar al exgobernador Jeb Bush, a lo que el público respondió con abucheos y el magnate, fiel a su estilo, quiso tener la última palabra: "Son sus donantes e intereses especiales (...) Yo no quiero su dinero", dijo.

Ted Cruz también se vio criticado por emplear tácticas políticas cuestionables. Le critican por mensajes que envió su campaña a los votantes antes de las asambleas diciendo que Ben Carson -otro favorito de los conservadores religiosos- iba a retirarse, e instando al neurocirujano retirado a apoyarle. Cruz se disculpó el sábado por las acciones de su campaña, pero no antes de que Carson lo acusara de tener "ética de Washington".

Donald Trump salió mayormente indemne en su regreso a los debates. Su liderazgo en las primarias republicanas se vio golpeado por su segundo puesto en Iowa. Se mostró partidario no solo de restablecer la tortura por ahogamiento simulado a sospechosos de terrorismo si llega a la Casa Blanca, sino de aplicar tácticas "mucho peores". "Restablecería el waterboarding (ahogamiento simulado) y un infierno mucho peor que eso", dijo Trump al ser preguntado al respecto.

Ben Carson pasó prácticamente desapercibido, al igual que ha ocurrido en el resto de debates. Los dos candidatos excluidos del debate por sus pobres resultados en los últimos sondeos fueron Jim Gilmore y Carly Fiorina, la única mujer entre los aspirantes a la nominación republicana.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG