Enlaces de accesibilidad

Netanyahu agradece a Trump: "Jerusalén ha sido por 3.000 años la capital del pueblo judío"


Vista de Jerusalén desde el Monte de los Olivos (Wikimedia Commons)

Reconocimiento de Jerusalén por Trump como capital de Israel es "un hito nuevo y genuino" en la historia de la ciudad, y "un paso de avance hacia la paz", dijo el premier israelí en su respuesta oficial.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, describió como “un hito nuevo y genuino en la gloriosa historia de Jerusalén” y “un importante paso hacia la paz” entre Israel y sus vecinos la decisión anunciada el miércoles por el presidente de los EE.UU., Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital oficial de Israel, e iniciar el proceso de trasladar la embajada estadounidense desde Tel Aviv a esa ciudad sagrada para tres grandes religiones.

A continuación el texto íntegro de la respuesta de Netanyahu al pronunciamiento de Trump:​

Hoy es un día histórico.

Jerusalén ha sido la capital del pueblo judío desde hace 3.000 años. Ha sido la capital de Israel durante casi 70 años.

Fue aquí donde se levantaron nuestros templos, reinaron nuestros reyes, predicaron nuestros profetas.

Jerusalén ha sido durante tres milenios el foco de nuestras esperanzas, nuestros sueños, nuestros ruegos.

Desde todos los confines del mundo nuestra gente anhelaba regresar a Jerusalén, tocar sus piedras doradas, caminar por sus sagradas calles.

Así que resulta raro poder hablar de algún hito nuevo y genuino en la gloriosa historia de esta ciudad.

Sin embargo, el pronunciamiento de hoy por parte del presidente Trump es una de esas ocasiones.

Agradecemos profundamente al Presidente su valiente y justa decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y prepararse para la apertura aquí de la Embajada de los Estados Unidos. Esta decisión refleja el compromiso del Presidente con una antigua pero perdurable verdad, en cumplimiento de sus promesas y para el avance de la paz.

La decisión del Presidente es un importante paso hacia la paz, pues no habrá una paz que no incluya a Jerusalén como la capital del Estado de Israel.

Insto a todos los países que buscan la paz a sumarse a los Estados Unidos en reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, y a trasladar aquí sus embajadas.

Yo comparto el compromiso del Presidente Trump con el progreso de la paz entre Israel y todos nuestros vecinos, incluidos los palestinos. Esa ha sido nuestra meta desde el primer día de (la historia de) Israel, y continuaremos trabajando con el Presidente y su equipo para que ese sueño de la paz se haga realidad.

Quiero también dejar claro que no habrá cambios en absoluto en el status quo de los sitios sagrados. Israel siempre garantizará la libertad religiosa para judíos, cristianos y musulmanes por igual.

Presidente Trump, gracias por su histórica decisión de reconocer hoy a Jerusalén como la capital de Israel. El pueblo judío y el Estado judío le estarán eternamente agradecidos.

(Traducido por Rolando Cartaya)
XS
SM
MD
LG