Enlaces de accesibilidad

Muerto por una selfie, ¿osadía o mucho ego?


¿Qué hay detrás de una súper autofoto?

Un estudio afirma que las selfies en lugares o momentos extremos cobran hoy más vidas que los ataques de tiburones.

Muchos turistas en el mundo están pagando con sus vidas la osadía de tomarse una selfie o autofoto en un lugar peligroso, ya sea en la ladera de una montaña o cerca de un animal salvaje, por mencionar algunos de los casos más recientes en los que la intrepidez ha ido más allá de lo aconsejable.

La semana pasada, un hombre de 51 años que visitaba Perú murió tras perder el equilibrio mientras intentaba tomarse una foto en una ladera de la montaña Machu Picchu, que estaba cerrada al público, y hasta el mes de febrero de este año India reportaba más víctimas mortales que otro país cuando alguien intentaba autorretratarse en una zona peligrosa.

"De hecho, hemos visto personas que utilizan palos de selfie para tratar de llegar lo más cerca posible a los osos, a veces a unos 10 pies de los osos salvajes," dijo Brandon Ransom, director de Denver Water, en Colorado.

Esta cultura del peligro afecta a las personas sin tener en cuenta su nacionalidad o edad. En mayo de este año, una morsa mató a un hombre de negocios chino en un parque de vida silvestre tras acercarse demasiado al animal.

En 2015, un estudio realizado por la firma Condé Nast Traveler señalaba que en nuestros días las selfies son responsables de más muertes de turistas que los ataques de tiburones.

Algunos prefieren autofotos peligrosas...
Algunos prefieren autofotos peligrosas...

En marzo de 2014, un joven español de 21 años murió electrocutado tras subirse a la parte superior de un tren en marcha para tomarse una selfie con unos amigos. Desafortunadamente para él, tocó un cable y perdió la vida.

Algunas personas se toman selfies para recordar un momento importante en sus vidas, pero otros han hecho de esto una adicción, y solo buscan recibir el respaldo de familiares, amigos y otras personas en las redes sociales para sentirse realizados.

Psicólogos señalan que detrás de las personas que abusan de las selfies o autofotos se encuentra un egocéntrico, que acostumbra a colocar varias de sus fotos al día en las redes sociales como una vía para exaltar su propia personalidad.

Las autofotos se hicieron populares en los primeros años de este siglo, y se consagraron a partir del año 2010, con el desarrollo de los teléfonos inteligentes.

XS
SM
MD
LG