Enlaces de accesibilidad

Muere un hombre al cruzar un río crecido en el centro de Cuba


Miles de evacuados y vías incomunicadas por lluvias en zona central de Cuba

Las fuertes lluvias que ha provocado la tormenta subtropical Alberto han causado graves perjuicios en las zonas occidental y central de Cuba.

Un hombre de 77 años murió este martes en la provincia de Sancti Spíritus al tratar de cruzar un río que se encontraba desbordado debido a las fuertes lluvias de los últimos días, asociadas al paso de la tormenta subtropical Alberto.

El fallecido, vecino del municipio de Trinidad, intentó atravesar a caballo el Río Caña para dirigirse a su finca y fue arrastrado por las aguas crecidas, según medios oficiales cubanos.

Los nueve embalses de Sancti Spíritus, una de las provincias más afectadas por las inundaciones junto a Santa Clara y Cienfuegos, están liberando agua debido a que acumulan 1.461 millones de metros cúbicos de agua, el 123 % de su volumen normal.

Las fuertes lluvias que ha provocado la tormenta subtropical Alberto han causado graves perjuicios en las zonas occidental y central del país, donde miles de personas han tenido que ser evacuadas y más de 544 viviendas han quedado dañadas, de ellas 87 en estado de derrumbe total.

También están afectadas más de 7.000 hectáreas de cultivos y en la mayor refinería del país, en Cienfuegos, se rompieron el lunes los tabiques de contención de las piscinas de aguas residuales, lo que causó un vertido -ya controlado- de aguas oleosas a la bahía de esa ciudad.

La crecida de los ríos y el rebalse de las presas dejó hasta a 78 comunidades aisladas por inundaciones, rotura de viales, e incluso provocó el colapso de parte de un puente sobre el río Zaza, en Sancti Spíritus.

Aunque todavía no se conocen las cifras definitivas, por el momento se han reportado daños en 544 viviendas de las zonas afectadas, de las que 84 se encuentran en estado de derrumbe total.

Casi 44.000 viviendas se encuentran sin electricidad y se han registrado interrupciones en la telefonía fija.

El agua ha afectado a unas 7.000 hectáreas de cultivos en las provincias centrales, donde se concentra buena parte de la producción hortofrutícola de la isla; las plantaciones de maíz, yuca, frijol, arroz y boniato se encuentran entre las más dañadas.

Una de las consecuencias más graves de la tormenta tuvo lugar en la refinería de Cienfuegos, la mayor del país, donde el lunes se inundaron las instalaciones encargadas de inyectar el crudo a la planta y colapsó parte del sistema de tratamiento de aguas residuales de los hidrocarburos.

La rotura de las piscinas de aguas residuales provocó un derrame de unos 12.000 metros cúbicos de aguas oleosas en la bahía de Cienfuegos, cuyo impacto ecológico es evaluado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

(EFE)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG