Enlaces de accesibilidad

Policías bolivianos atacan y saquean la sede de la de Inteligencia


Policías bolivianos queman documentos en la sede de la Inteligencia de su institución el viernes 22 de junio de 2012, en La Paz, Bolivia.

Los amotinados tomaron un segundo cuartel policial cercano al palacio presidencial, incendiaron el edificio y atizaron una hoguera en la calle con muebles y documentos mientras exigían mejoras salariales.

Cientos de policías bolivianos, acompañados por sus mujeres, están saqueando y destrozando la sede de la Inteligencia de su institución y quemando los archivos, cerca del Palacio de Gobierno de La Paz, informan varias agencias de prensa.

Los agentes salieron del cuartel de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), que tomaran por la fuerza el jueves, desfilaron ante el Palacio Quemado, donde tiene sus oficinas el presidente Evo Morales, y luego atacaron las oficinas de la Inteligencia de la Policía Nacional.

El motín policial se extendió este viernes a la mayoría de las ciudades poniendo en vilo al gobierno.

Los amotinados tomaron un segundo cuartel policial cercano al palacio presidencial, incendiaron el edificio y atizaron una hoguera en la calle con muebles y documentos mientras exigían mejoras salariales.

En Santa Cruz, Cochambamba, Oruro, Sucre y Tarija la policía se desplegaron a sus cuarteles pacíficamente y dejó de patrullar las calles, según AP.

"La confrontación no es el camino adecuado para lograr reivindicaciones. Pido a mis camaradas reflexionar y deponer medidas de presión para sentarse a negociar con el alto mando", declaró el Comandante General coronel Víctor Maldonado en conferencia de prensa.

Las manifestaciones comenzaron la semana pasada con un campamento de las esposas frente a algunas unidades policiales en La Paz.

Desde este jueves las puertas del palacio presidencial permanecen cerradas y soldados de la policía militar resguardan el edificio con armas largas. Los policías amotinados en los cuarteles cubren sus rostros con pasamontañas y están parapetados con fusiles, detalla AP.

"Es el conflicto más complicado que afronta Morales y si no se resuelve pacíficamente podría detonar una crisis política como en el pasado", señaló el analista político Carlos Cordero a The Associated Press.

"Si no se pacífica la situación el gobierno se vería obligado a sacar a los militares a las calles. El escenario es difícil", dijo Cordero.

Los policías demandan que sus salarios se equiparen a los de las fuerzas armadas y se derogue una norma reciente que castiga con severidad la indisciplina.

El salario de un policía de base equivale a 194 dólares al mes, 50 dólares más que el salario mínimo vital y 94 dólares menos de lo que gana un sargento en las fuerzas armadas.
XS
SM
MD
LG