Enlaces de accesibilidad

Pasarela española se viste con denuncias de violaciones a los derechos fundamentales

La Sección Española de Amnistía Internacional ha presentado este jueves 'Ropa Comprometida 2013', una colección de diez prendas diseñada y confeccionada por Carlos Gala que denuncia las violaciones de derechos fundamentales como el derecho a la vida o a la educación que se producen en lugares del mundo como Cuba o Sudán. La colección, que ha sido presentada en Madrid con un desfile a cargo de los bailarines del Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma, con el Premio Nacional de Danza Pedro J. Berdäyes a la cabeza, está además, "basada en hechos reales", pues cada prenda se inspira en un suceso concreto de violación de derechos básicos. Así, se puede encontrar, por ejemplo, una camiseta que reproduce un fragmento de la 'Carta 08', manifiesto que exige el reconocimiento de los Derechos Humanos en China y que fue inspirada por el Nobel de la Paz chino Liu Xiaobo, encarcelado en una vulneración de su derecho fundamental a la libertad de expresión. "En China, el precio de esta camiseta es 11 años de cárcel. En la tienda online (de Amnistía Internacional) es de 15,95 euros", explica la campaña, que incide en que "llevar esta prenda puede llevarte a la cárcel", mientras que comprarla "contribuirá a que personas presas de conciencia salgan de ella". Asimismo, la colección incluye una camiseta con un texto en farsi sobre la libertad escrito por el bloguero iraní Hossein Ronaghi Maleki (actualmente en prisión), un pañuelo al cuello con la bandera gay para recordar que la homosexualidad se persigue en al menos 78 países y un bañador con una bandera de Cuba invertida como la que colgó en su vivienda el disidente encarcelado Oscar Elías Biscet. Ropa Comprometida incluye unos pantalones anchos para recordar que en Sudán las mujeres no pueden llevarlos porque se considera "indecoroso"; una camiseta con el dibujo de una mochila junto a unos agujeros de bala en honor de Malala, niña pakistaní que recibió dos balazos por reclamar su derecho a ir a la escuela y una camiseta con capucha por las integrantes de Pussy Riot, perseguidas por protestar contra el presidente ruso, Vladimir Putin. Una falda con una bandera del Kurdistán que puede llevar a la cárcel a la mujer que se la ponga en Turquía y un mono en tejido crepé del mismo color naranja que lucen los presos que llegan al corredor de la muerte en las cárceles estadounidenses completan la colección. Cuatro de las diez prendas pueden adquirirse actualmente en la web de Amnistía Internacional España y la entidad no descarta ir introduciendo más "si funciona la iniciativa", conforme ha explicado la directora adjunta de Amnistía Internacional España, Ana Rebollar, que ha presentado el desfile. Rebollar ha destacado que la colección es "comprometida en un doble sentido" ya que, por un lado, denuncia que "su uso en muchas partes del mundo puede llevar a la cárcel" a quien la porta y, por otro, "muestra el compromiso de quien la compra" con la defensa de los derechos humanos.
Más

XS
SM
MD
LG