Enlaces de accesibilidad

Maduro saca a la calle más de 230.000 efectivos, asegura ministro


Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) enfrentan a un grupo de manifestantes durante una protesta antigubernamental el 28 de julio de 2017.

Unos 230.000 militares y milicianos fueron desplegados en todo el país para custodiar los 14.515 centros de votación, indicó el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López.

CARACAS - En medio de grandes protestas que han causado un centenar de muertes en cuatro meses y la amenaza de sanciones estadounidenses que podrían agravar la crisis económica, el gobierno venezolano buscará elegir el domingo los 545 integrantes de una Asamblea Constituyente con la que pretende consolidar su poder.

El proceso que impulsa el presidente Nicolás Maduro para reescribir la constitución ha desatado fuertes críticas de parte de la coalición opositora, que convocó para el domingo a la toma de las principales vías del país en la continuación de las protestas antigubernamentales que se ha extendido por 120 días y que han dejado 114 muertos.

Unos 230.000 militares y milicianos fueron desplegados en todo el país para custodiar los 14.515 centros de votación que se activarán el domingo para las elecciones de los constituyentes, indicó el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López.

A un día de las elecciones el ambiente que se percibe en la capital venezolana es de tensa calma ante el bloqueo de algunas vías, especialmente en el este de la ciudad, que mantienen decenas de opositores quienes han levantado en medio de las calles barricadas con escombros, restos de árboles y basura en rechazo a la Constituyente. En otras ciudades del interior se ha reportado protestas similares.

La soga al cuello...

La oposición venezolana pidió mantener las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro durante y después de la votación el domingo de la Asamblea Constituyente impulsada por el mandatario.

"Esta lucha comenzó antes de la Constituyente y no se puede frenar por la Constituyente. Es por elecciones, la libertad de los presos políticos, el cambio. Después del lunes, viene la profundización de esta crisis", afirmó el diputado opositor Freddy Guevara.

En rueda de prensa de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el líder opositor Henrique Capriles coincidió en que luego del domingo deben mantenerse las protestas porque el objetivo es "el cambio de gobierno".
"Esta lucha sigue y solo será posible alcanzar el objetivo si los venezolanos lo queremos, si no nos dejamos desanimar", dijo.

Los opositores aseguraron que mantendrán un bloqueo de calles en todo el país hasta el mediodía de este sábado y que el domingo, cuando se elegirán los asambleístas que redactarán una nueva Constitución, tomarán las principales vías de Venezuela para demostrar la "ilegitimidad" del proceso.
Aseguran no temer a la prohibición del gobierno de realizar movilizaciones que afecten los comicios y su amenaza de cárcel hasta por 10 años a quienes los obstaculicen.


"Maduro, te pusiste la soga al cuello, te jugaste la última carta, el que te lo recomendó, te está empujando al barranco", afirmó Capriles.

La oposición no participará en la elección por considerarla un "fraude" para perpetuar al mandatario en el poder.

Negociación, concertación y acuerdo...

El exjefe del gobierno español José Rodríguez Zapatero insistió este sábado en la necesidad de un diálogo en Venezuela y pidió al gobierno y la oposición que disminuyan la confrontación para solucionar la crisis política.

Tras sostener varias reuniones en las últimas semanas con representantes de ambos sectores, el exmandatario abandonó el país sin lograr reeditar una mesa de diálogo como la que fracasó en diciembre pasado.

"Me reafirmo en que únicamente la negociación, la concertación y el acuerdo pueden dar una salida a la grave crisis", indicó Rodríguez Zapatero en un comunicado enviado a la AFP.

Maduro, un ex chofer de autobús que se asume como el heredero político del fallecido presidente Hugo Chávez, lanzó en mayo el proceso constituyente que asegura abrirá un período de paz y diálogo en el país, pero su propuesta avivó aún más las tensiones políticas.

En un intento por boicotear el proceso la coalición realizó el 16 de julio un simulacro de consulta en el que 7,5 millones de venezolanos rechazaron la reforma de la constitución. A raíz de esa votación algunos países, entre ellos Estados Unidos, exhortaron a Maduro a suspender la Asamblea Constituyente.

El vicepresidente estadounidense Mike Pence ratificó la víspera que Washington aplicará fuertes sanciones económicas a Venezuela si se impone el proceso de reforma de la constitución.

A pesar del amplio despliegue de seguridad, en el estado suroccidental del Táchira se registraron hechos irregulares en 21 centros de votación que fueron asediados por manifestantes opositores quienes destruyeron ocho máquinas de votación, según reportaron las autoridades de esa entidad.

En los comicios competirán unos 5.500 candidatos territoriales y sectoriales para la elección de 545 constituyentes. La coalición opositora no inscribió candidatos y llamó a los venezolanos a abstenerse de participar en la consulta.

Este será el segundo proceso constituyente que se dará en el país suramericano en menos de dos décadas. En el año 1999, poco después de ganar las elecciones con una amplia mayoría, Chávez impulsó, tras un referendo consultivo, una gran reforma de la constitución que le dio el derecho al voto a los militares, creó la Defensoría del Pueblo como parte del llamado Poder Ciudadano, eliminó el Senado y dejó sólo la Cámara de Diputados, y extendió de cinco a seis años el período presidencial.

[Agencia AP y redes sociales]

Recomendamos

XS
SM
MD
LG