Enlaces de accesibilidad

Mayra Montero se zambulle en la novela histórica con el general Miranda


La escritora Mayra Montero.

Montero asegura que, con esta novela, no trata de reivindicar la figura de Miranda, de quien quedó fascinada y al que considera "el primer combatiente internacionalista" de la historia.

La escritora Mayra Montero (La Habana, 1952), que considera que el "sambenito del erotismo" que tiene es "muy injusto" porque solo dos de sus novelas pertenecen a ese género, se zambulle ahora en la novela histórica al recrear la vida del "primer combatiente internacionalista" de la Historia.

El Caballero de San Petersburgo
El Caballero de San Petersburgo
Antes y después de publicar "La última noche que pasé contigo" y "Púrpura profundo" escribió varias novelas "de amor" o de género histórico, como "El caballero de San Petersburgo", que acaba de publicar con la editorial Tusquets y protagonizada por el general Francisco de Miranda, precursor de la independencia americana. "Ha llegado a pesarme la etiqueta", confiesa sobre la cuestión del erotismo, cuyo último auge literario lo ha atribuido a "un fenómeno de mercadeo americano; cuando veo un fenómeno de masas,
desconfío", afirma.

La escritora, en declaraciones a EFE en Sevilla (sur de España), califica alguno de los últimos superventas eróticos de "estúpido" porque, con el libro, dice, "te venden cositas, que son las que emplean los personajes en la novela; eso le gusta a mucha gente boba y frívola, y eso es preocupante". Y apunta que no entiende que exista tanto revuelo con esas obras después de lo publicado por autores como Almudena Grandes, Eduardo Mendicutti o ella misma.

Del protagonista de su nueva novela, el histórico general Miranda, lamenta que sea desconocido en toda América, salvo en Venezuela, lo que atribuye a que "chocó con Bolívar, y la historia lo condenó a la invisibilidad". La escritora ha considerado que históricamente existe "cierto prejuicio contra Miranda", sobre todo en los militares jóvenes que llevaron a cabo la independencia, que tal vez lo consideraron un diletante por sus aires cosmopolitas, sus pasiones culturales, su afición a los libros y el hecho de dominar varios idiomas.

Montero asegura que con esta novela, que define como "de amor", no trata de reivindicar a Miranda, de cuya figura quedó fascinada y a quien considera "el primer combatiente internacionalista" de la historia, ya que además de por la emancipación americana peleó por la independencia de los Estados Unidos y por la Revolución Francesa. Miranda, que fue amigo de Catalina la Grande y de Potemkin, también vivió unos años en Rusia, los que Montero elige para ubicar la acción de su novela, en la que hay otros personajes históricos como el diplomático español Pedro de Macanaz, agente de la Corona que trató de capturarlo.

El que una joven criolla cubana, que será seducida por Miranda, estuviera en Rusia en esa época no era nada raro según la escritora, quien documenta que, por ejemplo, la esposa del anfitrión ruso de Miranda también era española. Montero, que basa la peripecia rusa de Miranda en los exhaustivos diarios del general, asegura que sus aventuras amorosas, políticas y militares fueron tales que tuvo que tener cuidado porque "la realidad se te va por encima" y hay situaciones que pueden resultar inverosímiles, por más ciertas que fuesen históricamente.

Mayra Montero vive desde hace casi cuarenta años en Puerto Rico, y puertorriqueña se considera. Durante estos últimos años visita regularmente España -enviudó hace poco más de un año de un español- y Cuba, donde mantiene familia. En la isla observa más "contradicciones" que nunca, y asegura que las autoridades "tienen que aclararse" para dar "algo de continuidad y coherencia" a sus decisiones, sobre todo las referidas a la apertura comercial.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG