Enlaces de accesibilidad

“Matar es un deporte”: Facebook revela mente del asesino de un cubano en Venezuela


Niurkys Arocha junto a su hijo Olexi Marrero Arocha.

Se bajó de una moto y acribilló cuando terminaba una fiesta a Olexi Marrero Arocha, de 21 años. “El Pelón”, como muestra la red social, es un típico malandro venezolano de los que mantienen en vilo a la ciudadanía en ese país, mientras el gobierno hace la vista gorda y se dedica a encarcelar y matar opositores.

“Viendo un país tan hermoso como este ahorita con tanta inflación e inseguridad”. Eso posteó en su cuenta de Facebook a mediados de diciembre pasado Niurkys Arocha, natural de Santiago de Cuba y residente en Venezuela junto con su único hijo, Olexi Marrero Arocha. La preocupación de Niurkys, una Licenciada en Cultura Física, se convertiría en tragedia personal el pasado domingo de Pascua.

Mientras amanecían en una fiesta en un barrio de Maracaibo por el cumpleaños de su suegra, Olexi, de 21 años, fue acribillado a balazos por el ex marido de su esposa, con quien María Hurtado había terminado por lo menos tres años antes. Jesús, o Freddy, o Franddy Colina, apodado “El Pelón”, se bajó de una moto y sin mediar palabra le disparó delante de todos.

“La desobediencia implica consecuencias tristes, dolorosas, heridas sin reponer. Ayer mi único hijo, mi ser querido del alma, le arrebataron la vida con tan solo 21 años, un desalmado que solo la ley divina hará ajustar su cuenta”, escribió Niurkys en la red social el lunes.

Según el perfil de Olexi en Facebook, el joven había comenzado una relación sentimental con María Hurtado tres años y un mes antes del 22 de septiembre de 2017, y se casaron en diciembre pasado.

María venía de una relación tormentosa, y a veces violenta, con “El Pelón”, un típico malandro venezolano de los que mantienen en vilo a la ciudadanía en ese país mientras las fuerzas policiales se concentran en encarcelar y matar opositores.

María Hurtado y Colina se habían casado el 6 de abril de 2012 según la página de FB de este, en la que se identifica como El Pelón Gck, posibles siglas del nombre de una pandilla. En agosto de 2013 tuvieron un hijo, Franddy Alejandro, al que Olexi consideraba como su propio hijo.

Posts de poco más de un año en Facebook revelan un despecho de El Pelón por haber perdido a “La Morenitha” Hurtado.

El 4 de febrero de 2017:

“Tu mujer te guarda luto hasta que un huevo se le antoje y el que te quito la vida hoy en día es el que la coje”.

Foto de perfil de Facebook de El Pelón, el malandro que asesinó a tiros al joven cubano.
Foto de perfil de Facebook de El Pelón, el malandro que asesinó a tiros al joven cubano.

“Yo no creo en palabras de esas mujeres que dicen te aman sólo por la fama pero si te mueren corren a los brazos de tus pana”.

“El Que Camina Con Bruja Tarde O Temprano Vuela”

En lo escrito en la red social se revela en El Pelón la mentalidad de un típico joven pandillero:

“por eso ya no creo ni en mi almuahda ni en mi sombra osea en nadie ni siquiera creo en mi viejo si algun dia te digo que te creo no me creas que te creo porque ya no creo ni en mi reflejo”

Algunos posts revelan un orgullo de ser un criminal “famoso”, como este de enero 30 de 2017.

En otro momento, en mayo de 2012 anuncia que esa noche va a robar con otros una furgoneta de transporte de valores Trans Banca.

“vamos a pegar un trasvankar esta noche voy x un blindao vamos cn la mente de ganar si no corono q me dejen pegao”.

La propia María Hurtado le pide en un post de abril de 2013 que se cuide porque él es un “malandro”.

El Pelón Gck: “nos vamos pirao”

La Morenitha Hurtado: “miialma thu qee eres malandroo cuidadoo bebe”

Si los alardes de El Pelón corresponden o no a la verdad, lo cierto es que se trata de un joven que no tiene el menor respeto por la vida humana.

En algún momento, en abril de 2013, Colina indica que se vio obligado a matar a alguien:

“si fui pero no kise fue kn tu pistola me obligaron”

En febrero de 2017 publicó un cartel que dice “No te enamores de la vida. Nacimos comprometidos con la muerte”.

Y antes, en enero del mismo año:

“Ando feo y no creó en nadien activo y mas nada solo confió en mi pulso a la hora de matar mi puerto estas activo porque eso es un deporte para mi”

En otros países la policía vigila las redes sociales para prevenir delitos o actos de violencia. Recientemente se informó que las autoridades migratorias de EEUU planean pedir a los solicitantes de visas sus identidades en Twitter y Facebook en los últimos cinco años, a fin de hacer más estricta la filtración de los aspirantes.

También se conoce que un grupo de jóvenes delincuentes cubanos que robaban números de tarjetas de crédito en gasolineras de West New York fueron identificados por postear fotos en Facebook con la misma ropa que llevaban en el momento del delito.

Pero en Venezuela hace mucho que el gobierno bolivariano renunció a controlar el grave problema de la inseguridad.

Según el Observatorio Venezolano de la Violencia el país mantuvo en 2016 su lugar como el segundo sin guerra más violento en el mundo (después de El Salvador de la MS-13) con 28.479 “muertes violentas”; es decir, una tasa de 91,8 homicidios por cada 100.000 habitantes, casi 10.000 más que en el mismo período en la guerra civil de Siria. En 2014 era de 79 por cada 100.000. La tasa de Estados Unidos es de cinco por cada 100.000 habitantes.

También es altísima la cifra estimada de armas de fuego más allá de las fuerzas armadas y policiales, unos seis millones, comparadas con una población de alrededor de 30 millones.

En 1999 el recién electo presidente Hugo Chávez sugirió que si "viese a mi hija a punto de morir de hambre, yo creo, Dios mío, que yo saldría a la medianoche a hacer algo para que mi hija no vaya a la tumba".

Muchos lo interpretaron como que era legítimo matar, atracar, asaltar o robar, para poder comprar un alimento o cubrir alguna necesidad básica.

Posteriormente Chávez procreó los llamados "colectivos", tropas de choque parapoliciales formadas por elementos del bajo mundo que, azuzadas y equipadas por el gobierno de su sucesor, Nicolás Maduro, asesinaron impunemente a estudiantes y otros manifestantes durante las protestas masivas del 2014 y el 2017 en Venezuela.

A fines de 2017, Niurkys Arocha, la santiaguera que perdió a su hijo de 21 años este domingo de Pascua a manos de un joven venezolano violento, escribió en Facebook este post:

“Cuantas personas querida se han ido al cielo,y no e podido estar presente, solo dios sabe el xq d ls cosas y solo èl nos da la fuerza y la voluntad para seguir adelante”.

"¿Por qué Olexi?", se pregunta ahora Niurkys. Y la misma pregunta, con distintos nombres, se la vienen haciendo, cada año, otras decenas de miles de familias venezolanas.

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

XS
SM
MD
LG