Enlaces de accesibilidad

"La máquina de matar", un libro para desmitificar a Che Guevara


Nicolás Márquez, escritor argentino, autor del libro sobre el Che Guevara "La Máquina de Matar", en una presentación en la Universaidad de Miami, 2013.

Al mito de Ernesto Guevara como "Guerrillero Heroico" o símbolo de la más inquieta juventud del mundo le están saliendo cada vez más compilaciones y montañas de textos que lo dejan en la ramplonería de un matón de barrio.

Nicolás Márquez, periodista argentino que ha seguido la figura de Guevara como un obseso, acaba de publicar “La Máquina de Matar”, del Grupo Unión Editorial, 2017.

El libro acaba de salir en la nación austral y en breve estará disponible en Amazon, y Márquez quiso compartir con los oyentes cubanos de Radio Martí, así como con los lectores de Martí Noticias el resultado de este nuevo empeño.

“Los cubanos que puedan escuchar esta nota, salvo más allá de unas cuantas excepciones, en general no pueden contrastar la figura de Guevara, porque a lo único que tienen acceso es a lo que el régimen totalitario les impone como pensamiento único y como dogma que no se puede cuestionar”, explicó Márquez al programa Contacto Cuba, de Radio Martí.

Para este escritor -de 42 años de edad y de formación, abogado y periodista-, la mitificación del guerrillero cubano-argentino no es un problema exclusivamente cubano, es algo global debido al modo en que la izquierda internacional colocó a Guevara en un pedestal.

Portada del libro La Máquina de Matar, de Nicolás Márquez.
Portada del libro La Máquina de Matar, de Nicolás Márquez.

“Como Guevara murió hace 50 años, murió joven, buen mozo y en el fragor de la lucha revolucionaria, quedó un mito; y es un poco la justificación que siempre tiene la izquierda”, explica el periodista argentino.

Todo hubiera cambiado, asegura Márquez, si el hoy considerado Mártir de la Higuera hubiera muerto de viejo, no hubieran tenido con él la misma devoción ni la misma indulgencia.

Félix Rodríguez Mendigutía, asesor de la CIA en la captura del Che Guevara/ Foto: Luis Felipe Rojas.
Félix Rodríguez Mendigutía, asesor de la CIA en la captura del Che Guevara/ Foto: Luis Felipe Rojas.

Ejecutado el 8 de octubre de 1967 en la Quebrada del Yuro, Bolivia, la tropa internacionalista de Ernesto Guevara fue diezmada por el ejército boliviano y bajo observación de agentes de la CIA, entre los que se encontraba el cubano Félix Rodríguez Mendigutía.

El cuerpo de Guevara, desjarretado sobre un viejo lavadero de la escuelita primaria de la Higuera, le dio la vuelta al mundo por medio de las fotos de la agencia AP. El mito: ¿Llegaba a su fin? ¿Iniciaba el ligero recorrido de insertarse en las camisetas de los jóvenes sin atender a su crueldad practicada contra prisioneros políticos en Cuba?

Márquez es autor de libros como La otra parte de la verdad y La mentira oficial: el setentismo como política, concluyó y publicó en 2009 El canalla, la verdadera historia del Che, un análisis que ya se acercaba a estas trescientas cincuenta páginas que ofrece hoy luego de diez años de estudio.

“No era un hombre de ideales filantrópicos, sino un hombre absolutamente cruel e intransigente, violento, dogmático y mal calculador. Era un mal calculador, se la pasó calculando utopías mal planificadas y fracasó en todos lados donde intentó imponerse”, refiere Márquez.

Un reguero de muerte. “A cada lugar donde fue, mató gente, su persona y discurso le costaron a la humanidad y al continente americano y a Occidente muchas muertes”, señala.

Hay un abismo que lleva claro al fracaso personal y concluye con la figura del Che como el ídolo de la juventud que ha pretendido revelarse, a fuerza de una figura con una excelente mercadotecnia.

Se puede analizar, indica Márquez, desde el adolescente mochilero que hace turismo de aventura; como guerrillero –un Guevara adulto- una antesala para las guerrillas criminales que atacaron a América Latina durante las décadas del 70 y 80, con un costo de vidas incalculables.

Página del diario de Ernesto Guevara
Página del diario de Ernesto Guevara

Como ideólogo, reflexiona el periodista argentino, Guevara era muy pobre, era un lector apurado que manejaba conceptos fragmentarios de una ideología muy dura y totalitaria como era el estalinismo.

En 2007 Márquez hizo el viaje obligatorio a Cuba: a donde Guevara había estado desde 1956 cuando desembarcó en el yate Granma, le hizo la guerra a Batista, fusiló inmisericordemente a sus adversarios y dejó un entramado de terror que empezaba en la fobia intelectual, al homoerotismo y concluía en querer combatir todo lo que oliera a capitalismo.

“Estuve preso unas horas, porque me había entrevistado con las Damas de Blanco, con determinados sectores que para el régimen era inaceptable”, señala el entrevistado.

Llevado a la prisión La Condesa -una dependencia para reclusos extranjeros- Márquez relató que volvió a ser detenido en el mismo Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana.

“Finalmente me dejaron salir, pero pasé un momento desagradable. Solo fui en calidad de turista inquieto a hablar con gentes, una cámara de fotos. Yo pude ver qué era lo que se respiraba allí”, contó Márquez.

please wait

No media source currently available

0:00 0:09:21 0:00

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG