Enlaces de accesibilidad

Los mayas y el fin del mundo


Estudio vincula la extinción de la civilización Maya a las sequías.

La decadencia de la Civilización Maya en la península de Yucatán y América Central coincidió con la reducción de casi el 40 por ciento en las lluvias, según un estudio que publica la revista Science.

El investigador Martin Medina Elizalde, de la Universidad de Southampton en el Reino Unido, y su colega Eelco J. Rohing, del Centro de Investigación Científica de Yucatán, en Cancún, México, realizaron el estudio.

Los arqueólogos e historiadores han determinado que la "desintegración de la Civilización Maya clásica fue un proceso complejo que ocurrió entre los años 800 y 1000, conocido como período clásico terminal (PCT)".

Si bien el cambio climático no explica del todo los complejos sucesos geográficos y sociopolíticos del PCT, "los registros paleo climáticos y las evidencias arqueológicas indican que el PCT estuvo pautado por una serie de sequías que, quizás generaron significativos trastornos sociales en esa poca", señala el estudio.

Los autores añaden que "el proceso involucró una catastrófica despoblación de la región". "Pero la naturaleza y la gravedad de las sequías han seguido siendo enigmáticas".

Durante mucho tiempo, historiadores y arqueólogos han supuesto que la prolongada decadencia de la Civilización Maya, un proceso que duró unos doscientos años, estuvo vinculada con períodos de sequía.

Esas sequías, indicaron los investigadores, son similares a las que se proyectan bajo algunos de los modelos actuales de cambio climático.

"Desde el descubrimiento de la antigua Civilización Maya se ha señalado el cambio climático como un factor causal que explique su colapso siglos antes de la llegada de los primeros europeos al continente americano", escribieron los autores.

XS
SM
MD
LG