Enlaces de accesibilidad

A continuación, publicamos detalles del itinerario del Secretario de Estado de Estados Unidos en Cuba.

El secretario estadounidense de Estado John Kerry llegó este viernes a Cuba en una visita histórica, que pone un broche de oro al acercamiento entre los dos países y abre las puertas a una nueva era de cordiales pero duras negociaciones.

Primer jefe de la diplomacia estadounidense que viaja a la isla desde 1945, Kerry aterrizó a las 8:55 Am en La Habana.

El Secretario de Estado pronunció un discurso para reabrir formalmente la embajada estadounidense e izar con gran pompa la bandera delante del macizo edificio de hormigón que adorna el Malecón, abriendo una visita de menos de 12 horas en la capital cubana.

La ceremonia formal en la Embajada de Estado Unidos en Cuba incluye:

En realidad, la ceremonia es una formalidad pues los dos países restauraron lazos diplomáticos plenos el 20 de julio pasado.

Cuba y Estados Unidos, enemigos durante la Guerra Fría, habían roto relaciones en 1961 en el fragor de la revolución castrista. Desde 1977 mantenían Secciones de Intereses como embajadas de oficio; la oficina norteamericana en La Habana, bajo la protección suiza. En un breve encuentro con el canciller de Suiza, Didier Burkhalter, Kerry agradecerá esa cooperación.

Kerry también tendrá un encuentro con su par cubano Bruno Rodríguez, tras la cual ofrecerán una rueda de prensa conjunta en el Hotel Nacional de Cuba.

La visita de Kerry también es esperada por la oposición al Gobierno de Castro. Miembros de la disidencia se encontrarán con el Secretario de Estado, a puerta cerrada, en la residencia del encargado de negocios y no asistirán en la embajada estadounidense, sede de la gran ceremonia pública a la que no fueron invitados.

En La Habana, Kerry también tendrá un encuentro con el arzobispo de la ciudad, el cardenal Jaime Ortega Alamino, conocido por su labor sobre Derechos Humanos y a favor de la liberación de presos políticos.

Y aún con el poco tiempo libre que pueda quedar, el Canciller estadounidense dijo que espera no partir sin antes dar un paseo por las calles de la Habana Vieja, sometida a un maquillaje en tiempo récord para el ilustre visitante.

Un encuentro con Raúl Castro o Fidel "no está en la agenda", aclaró el jueves un portavoz del Departamento de Estado.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG