Enlaces de accesibilidad

Juez del Supremo que investiga escándalo de corrupción en Brasil denuncia amenazas


El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en un evento con miles de simpatizantes tras declarar como imputado por corrupción.

El magistrado, que lleva los casos contra decenas de senadores, diputados y otras autoridades con fuero privilegiado acusadas de participar en el escándalo relacionado con los sobornos en la petrolera, dijo estar preocupado con la "seguridad de miembros de mi familia".

El magistrado brasileño Edson Fachin, relator en el Supremo Tribunal Federal (STF) de los casos contra aforados por los millonarios desvíos en la petrolera Petrobras, dijo hoy en una entrevista a un programa de televisión
que su familia ha recibido amenazas.

El magistrado, que lleva los casos contra decenas de senadores, diputados y otras autoridades con fuero privilegiado acusadas de participar en el escándalo relacionado con los sobornos en la petrolera, dijo estar preocupado con la "seguridad de miembros de mi familia".

En entrevista al periodista Roberto D'Avila para un programa del canal Globonews, Fachin señaló que ya solicitó las medidas pertinentes a la presidenta de la Corte Suprema, Carmen Lucia Antunes, y a la Policía Federal.

Justicia brasileña podría acabar con aspiraciones presidenciales de Lula da Silva
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:22 0:00

Según Fachin, "algunas providencias que solicité a la presidenta y a la Policía Federal por intermedio de la comisaria que trabajaaquí en el tribunal ya están siendo adoptadas".

El magistrado de la Corte Suprema sustituyó al ministro Teorí
Zavascki, muerto en enero de 2017 en accidente aéreo en el municipio
de Parati, en la relatoría de los procesos del "Lava Jato", la mayor
investigación por corrupción en Brasil y que desmanteló la gigantesca red que desviaba recursos de Petrobras.

Fachin, además de ser el relator del Lava Jato en el STF, también lo fue del "hábeas corpus" preventivo presentado ante la Corte Suprema por la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 12 años y un mes de prisión, para evitar su arresto una vez se agoten los recursos.

El magistrado rechazó el hábeas corpus pero sometió la decisión final al pleno del Tribunal Supremo, que lo analizará el próximo 4 de abril, fecha en la que Lula (2003-2010) sabrá si irá a la cárcel o podrá seguir apelando en libertad.

El exmandatario fue hallado culpable de recibir 2,25 millones de reales (unos 700.000 dólares) en sobornos de parte la constructora OAS, que se habrían materializado en la reserva y reforma de un apartamento en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo.

(Con información de la agencia EFE)

XS
SM
MD
LG