Enlaces de accesibilidad

Judíos cubanos piden fortalecer relaciones entre Cuba y EEUU


Raúl Castro junto a Adela Dworin, presidenta de la Comunidad Judía de Cuba

"La unión entre nuestras comunidades fue, en ocasiones, una de las pocas áreas de relación entre el pueblo cubano y los estadounidenses, similar a como ha sido con el pueblo israelí", afirma la carta publicada este miércoles.

La comunidad judía de Cuba, integrada por 1,500 practicantes de esa religión, pidió en una carta a sus correligionarios de Estados Unidos aunar esfuerzos para continuar avanzando en la normalización de relaciones entre los dos países iniciada en 2014 por la Administración Obama y que el presidente Donald Trump ha paralizado en busca de un mejor acuerdo.

La misiva, difundida hoy por la organización Engage Cuba, exhorta a los judíos estadounidenses a "trabajar juntos para que nuestros países no retrocedan en lo ya logrado y para asegurar que los pueblos cubano y estadounidense disfruten de un futuro pacífico y próspero".

Engage Cuba es una organización no lucrativa, basada en Washington, D.C., a la que pertenecen 36 empresas y organizaciones estadounidenses que busca poner fin a al embargo y las restricciones de viajes hacia Cuba cabildiando en el Congreso de Estados Unidos.

El texto está firmado, por los dirigentes de la Comunidad Judía de Cuba, del Centro Sefardí y del B'nai B'rith Maimonides Lodge, los tres de La Habana, así como de la comunidades judía de Santa Claray Guantánamo.

"La unión entre nuestras comunidades fue, en ocasiones, una de
las pocas áreas de relación entre el pueblo cubano y los estadounidenses, similar a como ha sido con el pueblo israelí", afirma la carta la cual recuerda que, "la comunidad judía de Cuba ha mantenido lazos de amistad y hermandad con el pueblo judío de EE.UU., incluso en momentos en que no existían relaciones diplomáticas entre ambos países".

El régimen comunista cubano, proclamó en 1991 al Estado laico, pero desde que asumió el poder en 1959 se caracterizó por su carácter ateo y aunque no existía una prohibición expresa de la libertad de culto, la práctica de la religión estuvo perseguida durante décadas.

El presidente Trump promulgó el 16 de junio una orden ejecutiva con medidas que limitan los viajes y los negocios estadounidenses en
Cuba, además de condicionar la negociación de un nuevo acuerdo a
"pasos concretos" en la isla, como la celebración de "elecciones
libres" y la liberación de "presos políticos".

Esas nuevas medidas no afectan, en principio, a la excepción que
permite a los ciudadanos de ese país viajar a Cuba dentro de un
intercambio religioso.

(Escrito por Pablo Alfonso, con información de la agencia EFE y del sitio web Engage Cuba)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG