Enlaces de accesibilidad

Industria multimillonaria los datos privados de Internet


Computadoras conectadas a la red.

Cada día se generan 2,5 quintillones de bytes de información en el mundo, flujo que no deja de aumentar.

Los datos que circulan en Internet, con la computación en nube, las redes sociales, los correos electrónicos, uso de celulares inteligentes o los sistemas de geolocalización, conforman una extensión de nuestro propio cerebro, de nuestra alma, y en su conjunto una inteligencia colectiva digital.

Según la empresa IBM, cada día se generan 2,5 quintillones de bytes de información en el mundo, flujo que no deja de aumentar a medida que nuestra realidad se puebla de objetos inteligentes.

Jamás en la historia la humanidad había registrado tanta información y con tanto potencial para ser usada en la construcción de un mundo mucho más predecible y, en consecuencia, menos volátil.

Es por ello que proliferan las refinerías de datos de la mano de las grandes empresas tecnológicas o que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) está metida de lleno en la construcción de un gigantesco centro de procesamiento de datos en Internet en el desierto de Utah.

En el último Foro Internacional de Contenidos Digitales en Madrid, el director de investigación de Telefónica Digital, Pablo Rodríguez, dijo que más del 90 por ciento de los datos en la Internet nunca se analiza ni se ve.

Pero algunos señalan que muchos usuarios no han caído en cuenta, ya que no somos conscientes de cuánto valen nuestros datos y por ello Internet estaría funcionando con una estructura feudal: los usuarios generamos riqueza a cambio del uso de la "tierra" de Internet mientras los monarcas Facebook, Google o Microsoft se reparten el botín, y obtienen cuantiosas sumas multimillonarias por vender la información privada de sus usuarios.

Según emarketer, webpronews y el blog tecnológico Techcrunch, sólo con los ingresos por publicidad Facebook habría ganado US$1.860 millones en 2010, liderando una lista seguida por YouTube con US$945 millones, Myspace con US$388, LInkendin con US$243 y los US$45 de Twitter.

"No hay nada gratis en Internet. Mucha gente lo que no sabe es que dar sus datos en páginas web es dar dinero", dijo a BBC Mundo Ignacio Suárez, abogado especializado en Derecho en Internet y protección de datos.

"La gente tendría que estar preocupada, los adolescentes por ejemplo, no saben hasta qué punto están jugando con sus datos, que es posible que los gestionen empresas de otros continentes que no avalan la protección de datos".
XS
SM
MD
LG