Enlaces de accesibilidad

Una píldora podría sustituir la inyección de insulina para diabéticos


La píldora para los diabéticos.

El diminuto dispositivo, de 2cm de largo por 1cm de diámetro y con una serie de agujas ha sido diseñado por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets.

Si es una persona diabética y se tiene que inyectar todos los días, seguro que esta noticia le interesa. Se ha creado una píldora con agujas que le ahorrará la tarea de tener que ponerse inyecciones y dañar su piel.

El diminuto dispositivo (2cm de largo por 1cm de diámetro) ha sido diseñado por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets, MIT.

El mismo consta de un depósito para la medicación que se conecta a una serie de pequeñas agujas de 5mm, las cuales lo inyectan cuando se clavan en las paredes del estómago o los intestinos.

Pero cómo evitar que se clave antes, el truco está en que las agujas están recubiertas de una capa de material acrílico que se disuelve con los ácidos del estómago. Así puede pasar por la boca y el esófago como una píldora común.

El sistema serviría para administrar fármacos inyectados que no se pueden administrar oralmente porque si fueran ingeridas serían desnaturalizadas (o digeridas) por la combinación de las enzimas digestivas y el ácido estomacal.

Hablamos de medicamentos como la insulina, algunos antibióticos, la heparina, vacunas o tratamientos oncológicos.

Además de evitar la incomodidad que supone para los pacientes inyectarse todos los días, también está la ventaja de que no sienten los pinchazos. "Como no hay receptores del dolor en el tracto intestinal, el paciente no sentiría los pinchazos", señaló el MIT en una nota.

En los ensayos -hechos con cerdos- se vio que las cápsulas tardaban un día en salir del organismo, y que por la ruta intestinal no causaban daños apreciables.

Otra de las ventajas es que la absorción del medicamento es mejor que con la tradicional inyección subcutánea o intramuscular, según Giovanni Traverso, uno los investigadores del equipo.

El científico agregó que "para las moléculas que son especialmente difíciles de absorber, esta sería una forma de administrarlas de forma más eficaz", ya que hay personas que sufren de belenofobia (miedo irracional hacia las agujas).

No obstante, esta investigación está en fase de estudio y aún falta un tiempo para que este nuevo método se pueda aplicar a humanos.

XS
SM
MD
LG