Enlaces de accesibilidad

SIP pide a Maduro poner fin a acoso a la prensa en Venezuela


Este ha sido uno de los años más peligrosos para ejercer el periodismo en México, alertó la SIP.

En cambio la SIP deplora falta de seguridad para periodistas en México y censura camuflada en Ecuador.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exhortó este lunes al Gobierno de Nicolás Maduro a poner fin al "acoso, amedrentamiento y extorsión" a los medios de comunicación a través de "interpretaciones acomodaticias" del marco regulatorio.

En el cierre de su 72 Asamblea General en Ciudad de México, el organismo incluyó en la resolución sobre Venezuela su preocupación por el cierre de canales democráticos y exigió al Gobierno el respeto a la libertad de expresión y de prensa, así como el acceso al papel prensa.

Además, demandó el cumplimiento del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que ordenó al Gobierno venezolano restablecer la concesión de la frecuencia con que operaba el canal de televisión RCTV.

En su informe sobre la situación del país, el organismo denunció un incremento de los ataques a la libertad de expresión en lo que va de año, perpetrados con frecuencia por civiles que actúan con la protección de organismos policiales y militares.

Estos ataques no se limitan a amenazas, detenciones arbitrarias y agresiones físicas, incluyen acciones de "extrema gravedad" como cuando el reportero gráfico Pedro Rojas fue herido con perdigones por filmar el cordón militar que impedía el paso de una marcha pacífica y legal, indicó.

El organismo indicó que "el Gobierno de Maduro viene ejecutando un programa de triple hostigamiento a los periodistas durante la cobertura: los golpean de forma salvaje, les roban los equipos y, además, les amenazan si denuncian lo ocurrido".

Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa aprueba informes de los países miembros.
Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa aprueba informes de los países miembros.



Asimismo, dijo, siguen ocurriendo ataques a las sedes de los medios de comunicación con artefactos explosivos o el lanzamiento de excrementos, hechos que no son investigados por la autoridad.

Según la SIP, hay "una acción concertada de parte de autoridades, organismos policiales y militares para impedir que los hechos sean divulgados".

Sobre todo en relación a cuatro temas: las filas para adquirir alimentos y medicinas, la crisis de los servicios públicos, las protestas y la violencia causada por la delincuencia.

A todo esto se suma que "los medios impresos están imposibilitados por el Gobierno para adquirir papel prensa, por lo que algunos periódicos han tenido que cerrar, manteniendo presencia en la web", mientras a los medios radioeléctricos no se les renuevan las concesiones.

Asimismo, señaló, funcionarios como Maduro, Diosdado Cabello y José Vicente Rangel tienen programas que utilizan "para amedrentar, difamar y atacar la credibilidad de los periodistas independientes".

Celebran "giro radical" de prensa en Argentina

La SIP celebró el "giro radical" registrado este año en Argentina en la relación entre la prensa y el poder político con la llegada de Mauricio Macri al poder, luego de unos años marcados por "múltiples distorsiones en el sector periodístico".

La organización saludó el "compromiso asumido por el Gobierno argentino con la libertad de expresión, las iniciativas oficiales, la adopción de medidas y las sanción de leyes que contribuyen a un ejercicio institucionalmente saludable del oficio periodístico".

En el informe del país, que se aprobó con algunas objeciones, la SIP destacó que de esta manera se cierra una etapa de control a la prensa que se alargó durante unas tres décadas.

"El Gobierno kirchnerista (2003-2015) dejó múltiples distorsiones en el sector periodístico", consideró el organismo, lo que causó un aumento de la publicidad oficial y que muchos empresarios del sector se subordinaran a los intereses del Gobierno.

Positivamente, este organismo que reúne 1.300 publicaciones asociadas, aplaudió que la Secretaría de Medios de la Nación haya emitido una resolución que "autolimita las facultades estatales en materia de adjudicación de publicación oficial".

En la sesión se agregó un párrafo al informe original para solicitar al Congreso que en el tratamiento de la publicidad oficial se acepten los principios propios de la prensa libre y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

México: Periodistas en peligro de muerte

Por otro lado la SIP pide al Gobierno mexicano tomar medidas para garantizar la seguridad de los comunicadores en el que calificó como uno de los años "más peligrosos para el periodismo en el país" de las últimas décadas.

"Pedir al Gobierno de México que atienda con firmeza y de forma integral y coordinada los casos de violencia contra periodistas y medios de comunicación y las resoluciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)", subrayó este informe, presentado hoy en la Ciudad de México en el marco de la 72 Asamblea General del organismo.

Asimismo, la SIP pidió que no "sigan prescribiendo" los delitos cometidos contra periodistas y que se provea "al sistema de protección" a comunicadores los recursos profesionales y económicos "para combatir la violencia y garantizar la seguridad de los periodistas".

Según el organismo - que ha celebrado esta reunión anual del 13 al 17 de octubre en la capital de México - este 2016 "podría convertirse en el año más peligroso para el periodismo en el país de los últimos 30 años".

Las cifras son reveladoras: Este año han muerto 11 informadores y por lo menos en nueve de estos crímenes existen elementos para creer que se debió a su labor profesional.

En 2010 murieron 14 y 4 reporteros más fueron secuestrados, pero siete de estos ataques no tenían "en apariencia" origen en su trabajo. Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), desde el 2000 hasta el 16 de septiembre ocurrieron 118 homicidios de comunicadores, 20 desaparecieron desde 2005 y se registraron 49 atentados contra medios desde 2006.

"Censura camuflada" en Ecuador

Además la SIP alertó que en Ecuador está creciendo una "censura camuflada" por parte del Estado, una persecución a los medios y la existencia de multas económicas y sanciones disciplinarias contra medios.

"En Ecuador se mantiene y se fortalece un sistema camuflado de censura que tiene como propósito silenciar al periodismo independiente y vaciar el contenido crítico de la prensa", detalló la SIP en sus resoluciones de la 72 Asamblea General, que concluyó hoy en la Ciudad de México.

Así, exigió "una vez más" al Gobierno de Rafael Correa que cesen agresiones contra periodistas y editores.

Sobre todo, apuntó que en los últimos seis meses ha habido un incremento "notable" en la persecución de medios de comunicación, especialmente digitales.

Al mismo tiempo, se divulgaron fotografías, dirección y números de teléfonos personales en redes sociales contra periodistas de varios medios.

Y además, "los ciudadanos no escapan del radar oficialista", pues varias cuentas de Twitter fueron denunciadas por la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) por el uso 'ilegítimo' de imágenes y extractos de sabatinas presidenciales".

Precisamente, en los enlaces sabatinos encabezados por Correa se continúa "fustigando y desprestigiando" a los medios de comunicación independientes y sus trabajadores".

Desde la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) y el Consejo de Comunicación se vigila, sanciona y amonesta a los medios de comunicación, explicó la SIP.

Se han dado 60 multas pecuniarias, 9 rectificaciones, 19 réplicas obligatorias, 10 disculpas obligadas, 22 amonestaciones escritas, 5 llamados de atención, así como procesos de reversión de frecuencias radiales y cadenas televisivas.

Asimismo, la SIP destacó que cada vez es "más riesgoso" el periodismo de investigación.

Por todo ello, la SIP "rechazó la persecución de medios digitales y los ciberactivistas críticos a la Administración gubernamental" y denunció que no cesa el acoso en redes sociales "y que se han perdido garantías de libertad de expresión".

XS
SM
MD
LG