Enlaces de accesibilidad

Hollande impone la Legión de Honor al cardenal Ortega y elogia su papel mediador


El presidente de Francia François Hollande otorga al cardenal cubano Jaime Ortega la Orden de Comendador de la Legión de Honor.

El presidente francés François Hollande condecoró al cardenal cubano Jaime Ortega con la orden de Comendador de la Legión de Honor, la más alta distinción de este país, durante la visita que realiza a la isla.

La entrega al máximo representante de la Iglesia Católica cubana se produjo el lunes durante el encuentro que ambos mantuvieron en la residencia del embajador francés en La Habana, Jean-Marie Brunoque, en uno más de los actos de la primera visita oficial de un mandatario francés a Cuba.

Ortega y el Presidente francés se reunieron en privado durante unos 30 minutos en el Arzobispado de La Habana antes de la entrega de la Legión de Honor, según indicó un portavoz de la Iglesia que no dio más detalles sobre este intercambio.

Hollande resaltó del cardenal Ortega "su amor a Cuba, a la Iglesia, su trabajo social y su implicación en la excarcelación de decenas de presos políticos", en relación al diálogo abierto entre la Iglesia y el Gobierno de la isla en 2010.

"Usted ha consagrado su vida como hombre de Iglesia. Usted ha hecho también una suerte de apaciguar, de encontrar soluciones a veces. Esto no es necesariamente fácil. Usted continúa favoreciendo la apertura de Cuba, además habrá la visita del papa Francisco a Cuba", dijo Hollande.

También agregó: "Usted igualmente ha sido el mensajero de confianza (del papa Francisco) en las prolongadas negociaciones entre Cuba y Estados Unidos. Es por vuestra mediación que él ha podido tener esta normalización de relaciones. Es una etapa importante. Francia, a su vez, ayudará, acompañará este proceso".

Por su parte, Ortega, de 78 años y también Arzobispo de La Habana, mostró su agradecimiento al Gobierno de Francia y ratificó su amor por Cuba y la Iglesia Católica y pronunció unas palabras en relación a su papel como interlocutor en el deshielo de las relaciones con Estados Unidos: "Se le solicitó (al Papa) ser un poco mediador en el asunto de los presos (políticos), él actuó de manera muy sabia", dijo el Cardenal cubano.

En el acto estuvieron presentes el encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica en La Habana, Veceslav Tumir; representantes de la Iglesia cubana; el viceministro primero de Relaciones Exteriores, Marcelino Medina; la responsable de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista, Caridad Diego; y el historiador de la Ciudad, Eusebio Leal.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG