Enlaces de accesibilidad

Hallan en Costa Rica cadáver de cubano, atado y con bolsa en la cabeza


La Fuerza Pública de Costa Rica cerró el acceso a la calle donde fue hallado el cadáver de un cubano, presuntamente asesinado. Foto: "Diario Extra".

Felipe Martínez Betancourt tenía antecedentes penales por incumplimiento de medidas y uso de documento falso. La policía cree que el cuerpo fue preparado para ser trasladado.

El cadáver de un cubano, envuelto en sábanas y con bolsas de plástico en la cabeza, fue hallado por la Fuerza Pública de Costa Rica luego que su presunta pareja denunciara su desaparición, publican varios medios de prensa de este país.

Con la intención de separarse del isleño, cuenta la mujer de apellidos García Gómez, ella había abandonado el lunes 25 el apartamento, parte de una casa de habitaciones sita en la urbanización Las Alejandrinas de la ciudad de Cartago, a 25 kilómetros de San José.

El miércoles 27, ella decidió regresar, pero no pudo entrar porque no tenía llaves y nadie respondía dentro de la casa.

La tarde de ese mismo día, García Gómez, quien no tiene estatus de residente en Costa Rica, se presentó ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago para denunciar la desaparición de su compañero sentimental y pedir que la ayudaran a sacar sus pertenencias de la vivienda.

Cuando en la tarde del jueves agentes de la Fuerza Pública entraron al inmueble tras forzar una ventana, hallaron en uno de los cuartos, tendido sobre la cama, el cadáver del hombre, que fue identificado como Felipe Martínez Betancourt, de 34 años, oriundo de Cuba.

Tenía dos bolsas de plástico en la cabeza y estaba cubierto con una sábana y amarrado, según informó el OIJ.

El hecho de que tuviera las bolsas en la cabeza indicaría que Martínez murió asfixiado, aunque la información deberá ser comprobada con la autopsia.

"Para determinar el tiempo de muerte, la morgue nos va a dar un detalle con más precisión, si murió a un tiempo cercano del que ella lo vio por última vez, o al día siguiente, u horas antes de que lo encontraran", dijo Maicol Soto, director de Planes y Operaciones del OIJ.

Según Soto, el hecho de que el cuerpo estuviera amarrado y envuelto en una sábana les hace manejar la hipótesis de que estaban preparando el cadáver para trasladarlo a otro lugar.

Las autoridades quieren interrogar a la mujer más a fondo, para averiguar, entre otras cosas, si la pareja vivía en el lugar y por qué ella tardó dos días en regresar a la casa.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG