Enlaces de accesibilidad

El miembro del Buró Político y primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz Canel, ratificó la confianza del Gobierno y el Partido en los espiritistas del país.

Desde la fundación del Partido Comunista de Cuba, proclamada por Fidel Castro hace 48 años hasta la confianza depositada anoche en el espiritismo por el miembro del Buró Político, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el castrismo ha recorrido un tortuoso camino de acomodamientos ideológicos, cuya meta ha sido permanecer en el poder.
Díaz-Canel sostiene encuentro con espiritistas.
Díaz-Canel sostiene encuentro con espiritistas.

Esa reunión celebrada en el teatro Karl Marx el 3 de octubre de 1965, “ratificó la decisión de la existencia en el país de un solo Partido y de la ideología del marxismo leninismo”, recordó hoy el diario Granma. En la misma edición el órgano oficial del Partido Comunista informó que durante el encuentro con los dirigentes espiritistas de todas las provincias Díaz Canel “ratificó la confianza del Gobierno y el Partido en los espiritistas del país”.

Al proclamar al nuevo aparato político de la revolución y su ideología marxista leninista, Fidel Castro, señaló entonces la necesidad “que el nombre del Partido dijera, no lo que fuimos ayer, sino lo que somos hoy y lo que seremos mañana”.

Casi medio siglo después el nombre permanece, pero la Constitución que el castrismo publicó diez años más tarde bajo ese signo político, la fidelidad a la Unión Soviética, y el ateísmo expresado en la carta constitucional, tuvieron que ser modificadas cuando el fracaso del experimento comunista puso fin a la llamada “comunidad socialista”.

Junto a puntuales aperturas económicas el régimen castrista ha estado acomodando también sus relaciones con las diversas manifestaciones religiosas de la población, que sobrevivieron a las campañas antirreligiosas de sus primeras décadas.

En lo que constituye una muestra de esos nuevos acomodos, Granma dijo que Díaz-Canel “agradeció a la comunidad espiritista de Cuba sus muestras de compromiso con el pueblo, la Revolución y la causa de los Cinco” y calificó el encuentro de “emotivo y cálido”.

"Si nosotros somos capaces de potenciar nuestra economía y el resultado del producto lo asumimos con cultura, conocimiento, decencia, sin vanidades y egoísmos, y de una manera solidaria, estamos defendiendo nuestra sociedad, defendiendo nuestro ideal y en eso coincidimos en todos los temas", indicó Díaz-Canel quien elogió “la identidad del espiritismo cubano sustentado en sus raíces históricas”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG