Enlaces de accesibilidad

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola ofrecerá a Cuba nuevos modelos de producción


Un hombre compra frutas en un mercado agrícola de La Habana.

El presidente de la FIDA aseguró que "nuestra larga experiencia apoyando cooperativas de pequeños agricultores en toda América Latina y el Caribe pueden hacer una contribución decisiva a la seguridad alimentaria en Cuba".

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) visitará Cuba del 12 al 16 de mayo para analizar con sus autoridades las oportunidades que ofrece la isla y reunirse los ministros del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Agricultura y Relaciones Exteriores, entre otros funcionarios gubernamentales de alto nivel.

El máximo responsable de esta organización, Kanayo F. Nwanze, dijo en relación a su viaje que "los proyectos del FIDA pueden contribuir a efectuar la transición a un nuevo modelo de producción agrícola en Cuba", ya que este país ha sido miembro de Naciones Unidas desde 1978. El proyecto más reciente financiado por el Fondo en el país comenzó a funcionar el año pasado.

Según Nwanze, "nuestra larga experiencia apoyando cooperativas de pequeños agricultores en toda América Latina y el Caribe pueden hacer una contribución decisiva a la seguridad alimentaria en Cuba". También apuntó en rueda de prensa que "se ha hablado mucho últimamente acerca de nuevas oportunidades económicas en Cuba, pero nadie está hablando de agricultura, un elemento esencial para el futuro y el bienestar del pueblo cubano".

Asimismo, aseguró que "en el FIDA vemos un gran potencial en los altamente calificados trabajadores y trabajadoras rurales del país", y destacó que Cuba desarrolla desde hace años un proceso de reforma de su agricultura que merece atención y apoyo.

Nwanze recordó que el Gobierno se ha centrado en promover el potencial de las cooperativas de pequeños agricultores para que asuman un papel determinante en la futura seguridad alimentaria del país y que estas organizaciones generan el 80% de la producción agrícola del país, aunque no es suficiente para abastecer al pueblo cubano.

Como resultado de esta política, el país importa alrededor del 80% de los alimentos que necesita para alimentar a su población, según estadísticas, y supone un costo de más de $2.000 millones al año.

Nwanze visitará el Proyecto de Desarrollo Rural Cooperativo en la Región Oriental (PRODECOR), financiado por el FIDA. El proyecto abarca 18 municipios de cuatro provincias de la región oriental de Cuba y beneficiará a más de 13.000 familias de agricultores.

Desde 1978, FIDA ha invertido más de $16.600 millones en donaciones y préstamos a bajo interés en Cuba financiados por medio de sus proyectos para países en desarrollo.

XS
SM
MD
LG