Enlaces de accesibilidad

Exilio advierte que los cubanos seguirán huyendo aunque termine la Ley de Ajuste


Balseros cubanos. Archivo.

La llegada de más refugiados y las denuncias por los abusos de aquellos inmigrantes que vuelven a la isla han desatado el temor a reformas legales que puedan acabar con esos privilegios.

La llegada de inmigrantes cubanos a territorio estadounidense seguirá produciéndose con o sin la Ley de Ajuste Cubano, ya que el problema de fondo es la continuidad en la isla de un "régimen represor y opresor", coincidieron este viernes en Miami varios activistas.

Es un hecho que el temor ante un posible cambio de la política migratoria de Estados Unidos en relación con la isla caribeña ha disparado la llegada de refugiados cubanos a este país, la mayor parte por la frontera mexicana.

La llegada de más refugiados y las denuncias por los abusos de aquellos inmigrantes que vuelven a la isla una vez que han obtenido las ayudas legales y la residencia permanente en Estados Unidos han desatado el temor a reformas legales que puedan acabar con esos privilegios.

El presidente del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, se mostró contrario al "levantamiento" de la Ley de Ajuste Cubano y advirtió que el fin de esa ley causaría un "éxodo masivo debido a la presión social" que se produciría de inmediato en la isla.

"En vez de salir legalmente se van a lanzar al mar, de todas maneras, y tendremos un éxodo de inmigrantes cubanos ilegales" en territorio estadounidense, afirmó.

Por eso, el activista no se manifiesta partidario del levantamiento de esta ley, que permite a los inmigrantes cubanos que tocan territorio firme en Estados Unidos quedarse en el país y recibir ayudas sociales, beneficio que no ampara a ningún otro grupo inmigrante.

El resultado de poner fin a esta ley, pronosticó Saúl Sánchez, no haría más que incrementar, además, la "muerte de balseros" que se echan al mar en frágiles embarcaciones para cruzar las peligrosas aguas del estrecho de Florida y arribar a la costa estadounidense.

De hecho, la huida de cubanos que llegaron a Estados Unidos del 1 de octubre de 2014 al 31 de agosto de 2015 sumó 36.497 inmigrantes, un aumento de más del 60% con respecto del ejercicio anterior, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).

Esta suerte de éxodo por goteo y silencioso se ha manifestado de forma constante desde que el presidente estadounidense Barack Obama anunció en diciembre pasado el deshielo de las relaciones bilaterales.

Así, en el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre, la Guardia Costera del distrito séptimo de Miami estima que fueron interceptados un total de 4.462 cubanos que intentaban llegar ilegalmente por mar a la costa estadounidense.

Mientras suenan las alarmas y crecen los rumores sobre posibles cambios en las actuales leyes migratorias con respecto a Cuba, el diario del sur de Florida Sun Sentinel censuró en un artículo de investigación los abusos que muchos refugiados cometen bajo el amparo de la Ley de Ajuste Cubano.

También la congresista republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen ha denunciado "cómo algunos ciudadanos cubanos" han "abusado" del sistema migratorio estadounidense, y se ha mostrado partidaria de emprender reformas legales para impedir el fraude.

En contra de este criterio se manifestó Antonio Díaz Sánchez, secretario general del Movimiento Cristiano Liberación, quien lamentó que la Ley de Ajuste Cubano se haya convertido en estos momentos en centro y blanco de numerosos ataques por parte de los intereses de "determinados sectores de poder y políticos".

"Me parece que mucha gente la tiene cogida con la Ley de Ajuste Cubano y así lo enrarecemos y oscurecemos", porque, en realidad, esta situación anómala tiene su origen en la "falta de derechos y de prosperidad económica en Cuba".

Lo que no se puede poner en duda, coincidió con Saúl Sánchez, es que "cuando se elimine la Ley de Ajuste Cubano, los cubanos van a seguir huyendo" de la isla hacia otros países, "aunque no puedan entrar en Estados Unidos".

Orlando Gutiérrez, jefe del Directorio Democrático, precisó que uno de los objetivos del régimen comunista de la isla es el levantamiento de la Ley de Ajuste Cubano porque es un "paso más" en el proceso de "normalización" de las relaciones bilaterales y el "reconocimiento de ese régimen tal como es".

Gutiérrez se mostró contrario a la eliminación "radical" de la Ley de Ajuste Cubano, ya que "existen motivos todavía para que los cubanos busquen el refugio político", si bien dijo ser partidario de algún tipo de modificación de la normativa promulgada en 1966.

Pero "el cubano debe seguir teniendo derecho de asilo en Estados Unidos" en su intento de escapar de la "dictadura más longeva y brutal de América Latina", dijo a Efe.

Saúl Sánchez cree que la Ley de Ajuste Cubano es muy probable que sufra, al menos, algún tipo de modificación, pero no antes de que se "produzca un debate general" en el Congreso estadounidense que articule finalmente una reforma migratoria integral.

Persiste debate sobre permanencia de la Ley de Ajuste Cubano
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:17 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG