Enlaces de accesibilidad

España no acepta declaración de independencia de Puigdemont


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante su comparecencia hoy en el Parlament, en la que ha afirmado que asume el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", pero seguidamente

El Gobierno de España asegura que mediación en conflicto con Cataluña "no está sobre la mesa y que es inaceptable la independencia.

El Gobierno español consideró hoy que es inadmisible "hacer una declaración implícita de independencia para luego dejarla en suspenso de manera explícita", en alusión al discurso del presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, en el Parlamento regional.



Fuentes del Gobierno aseguraron a Efe que no se puede aceptar dar validez a la ley catalana del referéndum, que está suspendida por el Tribunal Constitucional de España, y tampoco se puede dar como válido el supuesto recuento de un referéndum "fraudulento e ilegal" que se celebró el pasado 1 de octubre.

"Ni mucho menos" dar por sentado que los catalanes han dicho que quieren independencia, agregaron las fuentes, que insistieron en que no es admisible "hacer una declaración implícita de independencia para luego dejarla en suspenso de manera explícita".

El presidente de Cataluña declaró hoy la independencia de esta región española, aunque suspendió sus efectos para abrir un proceso de diálogo.

Se espera que en las próximas horas comparezca algún miembro del
Gobierno español tras la intervención de Puigdemont, que dijo asumir el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república".

Seguidamente, Puigdemont propuso "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.

Durante su discurso, en el que alternó el español y el catalán, el presidente regional evitó optar por la vía más directa a la independencia, en un intento de "desescalar la tensión", un "gesto de generosidad y responsabilidad" -dijo- con el que espera "abrir un tiempo de diálogo con el Estado español".

La intervención del presidente catalán en el Parlamento regional suscitó una gran expectación y miles de independentistas se congregaron en las inmediaciones de la sede parlamentaria en medio de fuertes medidas de seguridad.

El discurso de Puigdemont, a quien los líderes políticos españoles e internacionales pidieron que no declarara la independencia de Cataluña, despertó también un gran interés mediático seguido por más de un millar de periodistas y reporteros gráficos de todo el mundo.

Mientras el mandatario francés Emmanuel Macron dijo que la Unión Europea no debería mediar en la crisis secesionista de Cataluña ya que el gobierno español es capaz de manejar la situación, dijo el martes antes de una posible proclamación de independencia por parte del presidente delgobierno regional catalán, Carles Puigdemont, que agravaría la peor crisis política que vive España desde un frustrado golpe de estado en 1981.

"¿Por qué no están Europa, Francia y Alemania interfiriendo en la cuestión catalana? Porque Europa está compuesta por estados soberanos", afirmó Macron durante una visita a la ciudad alemana de Fráncfort, donde se reunió más tarde con la canciller, Angela Merkel.

"Si interviniéramos en la cuestión catalana, estaríamos interviniendo en los asuntos domésticos de España y eso sería intolerable para el presidente y para el rey de España", agregó.

Macron respaldó al presidente español, Mariano Rajoy, en su pulso con los independentistas. "No tengo la sensación de que estén siendo oprimidos", declaró.

"Por eso sigo manteniéndome firme en esta línea con mis declaraciones de apoyo a Mariano Rajoy, porque si no habrá unadesintegración", comentó en un debate con estudiantes universitarios.

En tanto las bolsas europeas cerraron este martes con caídas, excepto Londres, y expectantes ante una posible declaración de independencia en el parlamento de Cataluña.

[Agencia EFE]

XS
SM
MD
LG