Enlaces de accesibilidad

Situación de cubanos podría resolverse "en días", dice ministro tico


Migrantes cubanos en albergues en Costa Rica.

Ministro de Desarrollo Humano de Costa Rica ha instado a la región a dar una salida humanitaria y no política al asunto; y prevé que la solución no se prolongue mucho más.

La situación que atraviesan miles de migrantes cubanos estancados en Costa Rica podría resolverse "en días", según dijo a Radio Martí el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social costarricense, Carlos Alvarado Quesada.

Alvarado explicó al periodista Adriel Reyes que es de gran interés para Costa Rica garantizar el tránsito "seguro y documentado" de los más de 4.000 migrantes cubanos que permanecen en el país tras la negativa del Gobierno de Nicaragua de dejarlos pasar de camino a Estados Unidos.

"Cuando yo hablo con las unidades, ellos dicen 'estamos hablando de horas, días o meses'. Yo prefiero quedarme en días, no en meses", dijo Alvarado. "No nos sirve que esta sea una situación (que) se prolongue por meses", agregó.

Grupos humanitarios, religiosos y autoridades costarricenses están jugado un papel clave para lograr la solución a la crisis humanitaria, brindando asistencia, alimentos y atención médica a menores, ancianos, mujeres y hombres que buscan pisar suelo estadounidense.

La pasada semana, Costa Rica convocó a una reunión a los países de la región implicados en el problema para encontrar la solución. Pero Nicaragua se mantuvo en su postura de no dejarlos pasar.

Costa Rica dijo, entonces, que otros Gobiernos prometieron ayudar pero no ofreció detalles.

El ministro Alvarado dijo que hasta ahora han habilitado 18 albergues, en los que permanecen unos 3.200 cubanos, entre ellos 57 menores y 22 mujeres embarazadas. El resto de los cubanos se encuentran alojados en hostales, casas y algunos no han querido moverse de las inmediaciones de la frontera con Nicaragua.

Los esfuerzos para asistir a los migrantes, por parte del Gobierno de Costa Rica, incluyen acceso a agua potable, duchas, espacios habilitados para dormitorios y asistencia médica y psicológica.

"Son un grupo de personas que han sufrido mucho el estrés y el trauma del tránsito que han llevado", dijo Alvarado, quien agregó que están entregando libros, juegos de mesa y hasta han organizado partidos de béisbol para ayudar a los cubanos en la espera.

Como lo han venido haciendo las autoridades costarricenses, el ministro Alvarado reiteró la máxima de no politizar este drama humano.

"No es un tema que sea saludable politizarlo. Sea en la relación entre Costa Rica con Nicaragua, sea en la relación entre Cuba con Estados Unidos. Eso no trae bien a las personas que están en este proceso. Hay que verlo en la óptica de la humanidad", dijo Alvarado a Radio Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG