Enlaces de accesibilidad

Una píldora diseñada para adictos al alcohol logró que éstos redujeran su consumo diario en más de 60%, afirman científicos.

El fármaco todavía no ha sido aprobado para uso clínico. Pero según la farmacéutica que lo produce, la empresa danesa Lundbeck, los resultados de los ensayos clínicos llevados a cabo con casi 2-mil pacientes muestran resultados "prometedores".

Los datos de las pruebas fueron presentados en el Congreso Europeo de Psiquiatría de la Asociación Psiquiátrica Europea, en Praga, República Checa.

El medicamento -que está basado en un compuesto antagonista opioide llamado nalmefene- funciona bloqueando los mecanismos del cerebro responsables del efecto de placer que proporciona el alcohol.

Y esto, dicen los científicos, ayuda a combatir el ansia por beber en exceso. El abuso de alcohol es una de las principales causas de muerte en el mundo, responsable de unos 2.5 millones de muertes cada año, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Actualmente, el tratamiento estándar para la dependencia al alcohol está basado en la terapia psicológica. También hay fármacos disponibles para ayudar a los pacientes que intentan dejar el hábito.

Por ejemplo, hay tabletas que ayudan a evitar una recaída en el consumo de alcohol durante los períodos de abstinencia, medicamentos que causan náusea y malestar cuando se consume alcohol o terapias para aliviar los síntomas de abstinencia, que incluyen ansiedad e insomnio.

Pero no existen tratamientos que ayuden a reducir el ansia que sienten los alcohólicos para consumir la bebida. Y por eso estos pacientes experimentan altas tasas de recaída cuando intentan dejar de beber.

Si se aprueba el nuevo medicamento, dicen los investigadores, sería el primero que ayudaría a los adictos a reducir su consumo diario de alcohol y junto con una terapia psicológica podría ayudarlos a dejar la bebida.
XS
SM
MD
LG