Enlaces de accesibilidad

Ernesto Betancourt, primer representante de Castro en Washington


El primer director de Radio Martí tomó posesión de la embajada cubana en Washington el 1 de enero de 1959 a nombre del Movimiento 26 de Julio.

La reapertura de la embajada cubana en Washington vino acompañada de una avalancha de datos y nombres históricos en la prensa cubana que fueron desde la bandera que fue arriada el 3 de enero de 1961, cuando se rompieron las relaciones diplomáticas, hasta el viaje de Fidel Castro a Estados Unidos en abril de 1959.

Pero se olvidaron de mencionar a Ernesto Betancourt, el representante del Movimiento 26 de Julio en Estados Unidos. Junto a otros correligionarios, ocupó la sede diplomática cubana el 1 de enero de 1959, a nombre de las fuerzas que habían derrocado al gobernante Fulgencio Batista.

El entonces joven economista cursando estudios de posgrado en American University, en 1957, tras coordinar con los enviados del Movimiento 26 de Julio en New York, es nombrado su representante en Washington D.C.

El propio Betancourt relató a la prensa que agentes del FBI interesados en sus pronunciamientos a nombre del 26 de Julio le recomendaron que se inscribiera como agente extranjero en el Departamento de Justicia o de lo contrario estaría violando la Ley de Registro de Agentes Foráneos (FARA) de 1938. Tras llevar los requisitos pertinentes se convirtió de esa manera en el representante oficial del grupo beligerante de Fidel Castro en Estados Unidos.

A las 7:00 a.m. del 1 de enero de 1959, al conocerse de la salida de Batista de Cuba en la madrugada, Ernesto entra en la embajada cubana y ordena el cese del embajador Nicolás Arroyo, quien se encontraba de vacaciones navideñas en New York y nombra a Emilio Pando, en ese momento tercer secretario de la embajada como Encargado de Negocios.

Unos días después, Betancourt viaja a La Habana con toda la información diplomática disponible y la entrega a José Llanusa, quien había sido su jefe inmediato en el Movimiento 26 de Julio. Rechazó el cargo de embajador en Estados Unidos, que le propuso el primer ministro José Miro Cardona, y acepta un cargo de dirección en el Banco Nacional.

Regresaba a Washington en la delegación cubana que encabezó Fidel Castro en abril de 1959. Y por discrepancias con la política del régimen renunció a su puesto en el Banco a finales de 1959. En febrero de 1960 vuelve con su familia a Estados Unidos. Desde ese año pasó a trabajar en la Organización de Estados Americanos (OEA) hasta 1975.

Ernesto Betancourt fue nombrado en 1985 por el presidente Ronald Reagan Director de Radio Martí. Estuvo en el cargo hasta marzo de 1990, organizando la programación de los primeros cinco años de trabajo de la entidad.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG