Enlaces de accesibilidad

El FBI encuentra fetos en un almacén de Detroit


Imagen de archivo

La compra y venta de cadáveres y partes del cuerpo, excepto órganos usados en trasplantes, es legal y prácticamente sin regulaciones en Estados Unidos, pero el comercio de tejido fetal viola las leyes estadounidenses.

Agentes federales descubrieron cuatro fetos preservados en un almacén en Detroit, propiedad de un hombre dedicado a vender partes de cadáveres humanos, reporta este miércoles la agencia de noticias Reuters.

En las fotografías confidenciales revisadas por Reuters se ve a un investigador en la escena del crimen, en un traje contra materiales peligrosos, usando pinzas para levantar varios fetos del líquido marrón. En tres de las fotos, aparece un feto y a su lado, una etiqueta con un número de identificación de evidencia del gobierno.

Los fetos se encontraron en diciembre de 2013 en el almacén de Arthur Rathburn, un ex corredor de partes del cuerpo humano. Los fetos, que parecen haber estado en su segundo trimestre de formación, estaban sumergidos en un líquido que incluía tejido del cerebro humano.

Rathburn está acusado de estafar a sus clientes con el envío de partes de cadáveres con enfermedades. El acusado se declaró inocente y su juicio está fijado para enero.

Permanece sin esclarecerse como Rathburn obtuvo los fetos ni qué intentaba hacer con ellos. Los abogados de Rathburn declinaron responder a Reuters al respecto, y ningún documento público sobre el caso menciona la existencia de los fetos.

Los corredores de cadáveres se encargan de vender cadáveres donados a la ciencia, desmembrarlos y venderlos por partes, usualmente para fines de investigación médica y educación.

Esta industria multimillonaria se ha basado fundamentalmente en tratos con personas pobres, quienes donan sus cuerpos a cambio de la cremación gratis de las partes restantes.

La compra y venta de cadáveres y partes del cuerpo, excepto órganos usado en trasplantes, es legal y prácticamente sin regulaciones en Estados Unidos, pero el comercio de tejido fetal viola las leyes estadounidenses.

En la mayoría de los estados, las autoridades de salud pública no requieren de inspecciones frecuentes a las instalaciones de los corredores de cadáveres. El caso de Rathburn presenta nuevas dudas sobre las actividades de los corredores que comercian con donantes adultos, pero podrían estar vendiendo fetos.

(Con información de la agencia de noticias Reuters)

XS
SM
MD
LG