Enlaces de accesibilidad

Sin pistas aún luego de atentado en Boston


Un policía de Boston registra una furgoneta este martes en la calle Newbury cerca del lugar de las dos explosiones.

Las autoridades buscan todavía algún indicio que les ayude a identificar si las bombas que estallaron el lunes fueron colocadas por terroristas nacionales o extranjeros.

Todo un ejército de agentes federales seguían investigando este martes en múltiples direcciones en Boston en busca de alguna pista que revele quién o quiénes fueron los autores del atentado con bombas que la víspera causó tres muertos y más de un centenar de heridos durante un maratón en la ciudad.

Hasta ahora ningún individuo ni grupo se ha atribuido las explosiones, ocurridas apenas segundos una tras otra y que provocaron una carnicería humana al final de la meta de la carrera cerca de Copley Square. A juicio de las autoridades fueron deliberadamente coordinadas para sembrar la muerte, el caos y la mayor destrucción posible.

Según informó la AP, talibanes paquistaníes que en el pasado amenazaron repetidamente a EE.UU. han negado toda responsabilidad por el atentado.

Agentes policiales interrogaron a un ciudadano saudita que había sido llevado herido a un hospital, quien al parecer no tiene ninguna conexión con el caso, y de acuerdo con el diario The Boston Globe se trata de un espectador aterrorizado que cuando estallaron las bombas trató de huir del lugar.

De acuerdo con la NBC, la policía emitió un aviso de alerta relacionado con una camioneta alquilada que pudo haber tratado de tener acceso a la zona de la meta de la carrera, y otro con un hombre vestido de oscuro y con una capucha a quien se vio abandonar el sitio poco antes de las explosiones.

La víspera agentes del FBI y de otros cuerpos policiales llevaron a cabo una redada en un apartamento en Revere, un suburbio de la ciudad, y presumiblemente se llevaron varias bolsas del sitio, pero las autoridades han sido sumamente herméticas y no han ofrecido ninguna información que corrobore que el registro está relacionado con el caso.

El congresista por Massachusetts William Keating, miembro del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, dijo a un reportero local de la CBS que las bombas habían sido colocadas en latones de basura cerca de la meta del maratón.

Keating también indicó que las autoridades habían descubierto otros dos artefactos que no explotaron, aunque versiones diferentes contradicen esta información.

Un incendio originado en la biblioteca presidencial John F. Kennedy de la ciudad, originalmente atribuido a una tercera explosión, resultó ser en verdad originado por un problema eléctrico, según la policía.
XS
SM
MD
LG