Enlaces de accesibilidad

EEUU y Cuba abordan el difícil tema de las compensaciones


Cuba y EEUU anunciaron el 17 de diciembre de 2014 la intención de reanudar relaciones diplomáticas.

La reunión permitió a los países intercambiar más detalles sobre los reclamos más importantes previamente presentados en la primera ronda celebrada en diciembre de 2015 en La Habana, explica la nota del Departamento de Estado.

Estados Unidos y Cuba celebraron hoy en Washington su segunda reunión sobre compensaciones económicas mutuas, por los bienes nacionalizados a estadounidenses tras la revolución cubana y por los daños derivados del embargo, uno de los temas más complejos en el acercamiento bilateral.

Brian Egan, asesor legal del Departamento de Estado.
Brian Egan, asesor legal del Departamento de Estado.

La delegación estadounidense estuvo encabezada por Brian Egan, asesor legal del Departamento de Estado, asegura un comunicado de esta entidad.

La reunión permitió a los países intercambiar más detalles sobre los reclamos más importantes previamente presentados en la primera ronda celebrada en diciembre de 2015 en La Habana, explica la nota del Departamento de Estado.

El diálogo "también permitió un intercambio de puntos de vista sobre prácticas en históricos acuerdos de compensación y los que quedan por delante".

Entre las reclamaciones más significativas están los reclamos de ciudadanos estadounideses, certificados por la Comisión de Ajuste de Reclamaciones Extranjeras, reclamaciones de sentencias de los tribunales de Estados Unidos contra Cuba que no han sido satisfechas, y reclamos al gobierno de Estados Unidos, explica la nota.

Estados Unidos considera estos reclamos una prioridad del proceso de normalización.

En la primera ronda, la delegación estadounidense estuvo presidida por la asesora legal en funciones del Departamento de Estado, Mary McLeod; y, por la parte cubana, el vicecanciller, Abelardo Moreno.

A través de los años, unas 8.000 personas naturales y jurídicas de Estados Unidos han presentado reclamaciones ante el gobierno de este país en busca de reparaciones por la confiscación de sus propiedades emprendida a principios de los años 60 por el Gobierno de Fidel Castro.

Familias y corporaciones perdieron inmuebles, fincas, fábricas, ingenios azucareros y otras propiedades por un total de $1.900 millones. Con los intereses del 6% anual fijados por una comisión independiente del Departamento de Justicia, y la inflación, el total se calcula hoy en unos $8.000 millones.

De estas demandas, 5.913 fueron certificadas por la comisión. La lista de firmas demandantes estadounidenses asciende a unas 900, e incluye a Coca-Cola, Exxon Mobil o Colgate-Palmolive.

Las conversaciones no abordan los miles de reclamos de cubanoamericanos que perdieron sus propiedades antes de convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Cuba, en su último informe anual sobre el impacto del embargo que presenta ante Naciones Unidas, reclamó que los daños económicos por más de medio siglo de embargo estadounidense ascienden a 833.755 millones de dólares, según el valor del oro.

A precios corrientes, las pérdidas económicas suman 121.192 millones de dólares.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG