Enlaces de accesibilidad

Autoriza Jordania paso de drones de Israel a Siria


Dron israelí 'Heron' en la base aérea de Palmachim, cerca de Yavne, Israel.

Los drones israelíes inspeccionan el territorio sirio para conocer de la situación en el vecino país árabe.

Jordania ha accedido a que su espacio aéreo sea utilizado por aviones sin piloto israelíes que realizan misiones de inspección en Siria, cuya situación causa gran inquietud a las autoridades del Estado hebreo, reveló hoy "Le Figaro" y reporta la agencia de prensa española EFE.

El diario francés, que citó a "una fuente militar occidental", explicó que la decisión, que hasta ahora sólo conocían algunos servicios secretos, la tomó el rey Abdalá de Jordania durante la visita a su país del presidente estadounidense, Barack Obama, los 22 y 23 de marzo pasados.

Se han habilitado dos pasillos aéreos para estas operaciones, una por el sur de Jordania adonde los aviones llegan desde alguna base israelí en el desierto del Neguev.

El segundo, al norte de Ammán, permite que los drones que despegan de otro aeropuerto cerca de Tel-Aviv lleguen rápidamente a territorio sirio.

Sobre todo, ambos corredores evitan que las aeronaves sobrevuelen el sur del Líbano, que podría ser motivo de una respuesta contra Israel de Hizbulá, grupo pro iraní y vinculado al régimen de Bachar el Asad.

Para evitar ser detectados por los dispositivos antiaéreos del régimen sirio, "los drones israelíes vuelan por la noche", precisó la fuente, que también indicó que van armados, de forma que pueden atacar objetivos en cualquier punto de Siria.

El rey de Jordania, aunque había denunciado la sangrienta represión de las autoridades sirias contra los manifestantes, había mantenido una posición prudente ante el conflicto, recordó "Le Figaro", que puso hincapié en que al acceder a las demandas israelíes, los riesgos para su país de verse arrastrado a esa crisis se acrecientan.

Una de las razones que podrían explicar este giro sería el impacto que está teniendo para la frágil economía jordana la llegada de cientos de miles de refugiados sirios.

El monarca había intentado una misión de mediación a comienzos de marzo con un viaje a Damasco para entrevistarse con Asad, pero como éste rechazó todas sus propuestas para un cese de los combates y una negociación con los rebeldes, ha endurecido su posición.

Siempre según "Le Figaro", los contactos no se han roto estas últimas semanas entre el rey y el régimen sirio, que envió a su jefe de los servicios secretos, Ali Mamlouk, para nuevas conversaciones.

Pero paralelamente, Ammán ha dado luz verde para el despliegue de 200 militares estadounidenses en el norte, junto a la frontera siria, con vistas a la creación de una zona tampón en territorio de Siria y hacer así disminuir la presión sobre Jordania e, indirectamente, sobre Israel.

Estas y otras cuestiones deberían ser abordadas durante el viaje del rey Abdalá a Estados Unidos, donde será recibido por Obama en la Casa Blanca el viernes.
XS
SM
MD
LG