Enlaces de accesibilidad

El debate 2.0 que convoca el PCC


Votación de delegados al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC).

En 1991 también se pidió, previo al IV Congreso del PCC, un debate abierto que terminó en represalias y amonestaciones a los cubanos más críticos.

Un editorial del diario Granma, órgano oficial del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) hace el llamado a debatir, desde este miércoles, dos documentos emitidos tras el VII congreso de esa organización en abril pasado.

Según el llamado, que aparece en la primera plana del rotativo, los documentos “marcan la ruta de la vida económica, social y política de la isla para las próximas décadas”.La convocatoria del PCC llama a un "debate democrático" hasta el 20 de septiembre.

Los documentos, que fueron publicados en folletos especiales y aparece en la edición electrónica del diario comunista, son la “Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista” y el “Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030”.

Ya se hace advertencia de que en los debates "no faltarán los enemigos, los escépticos, los vacilantes, los que se hacen eco de las campañas detractoras desde el exterior contra el Partido y la Revolución, y los que sueñan con volver a una sociedad sujeta al deseo y las pretensiones yanquis".

Los pronósticos de los organizadores es que participen millones de cubanos en los debates y afirman que las consideraciones y opiniones serán incorporados al texto que aprobara el Comité Central del PCC.

En 1991, previo al IV Congreso, se hizo un llamamiento similar para “hablar francamente de los problemas” en las llamadas asambleas de trabajadores y vecinos.

Eran los tiempos en que desapareció la URSS, ya había caído hacia 3 años el Muro de Berlín, no había Pacto de Varsovia, ni Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME).

Y según recuerda en sus crónicas el periodista independiente Luis Cino, “muchos pensaron que la liberalización del régimen era inevitable. Pero no demoraron mucho en desilusionarse” y pasó lo inevitable “los que más francamente hablaron en las asambleas tuvieron que enfrentar represalias y sanciones”.

En aquellas asambleas se habló de: salarios insuficientes, alto costo de la vida, dificultades con la vivienda, transporte público, la agricultura, la escasez de médicos en los hospitales porque habían sido enviados a cumplir misiones en el exterior”, problemas que no han cambiado aunque hayan pasado ya casi 25 años.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG