Enlaces de accesibilidad

Ortega se reelige en Nicaragua


Daniel Ortega volvió a ganar las elecciones en Nicaragua
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:54 0:00

Daniel Ortega volvió a ganar las elecciones en Nicaragua

Ortega era el gran favorito para conseguir su cuarto mandato y tercero consecutivo, está vez junto a su influyente esposa, aspirante a vicepresidenta, en un proceso cuestionado tanto por la ausencia del principal bloque opositor como de la observación internacional.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, fue reelegido este domingo con el 72,1 % de los votos, está vez junto a su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, según los nuevos resultados oficiales del escrutinio provisional de los comicios generales celebrados en Nicaragua, informa la agencia EFE.

Escrutado el 66,3 % de las mesas, el exguerrillero de la "Contra", Maximino Rodríguez, de la opositora alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC), se coloca en segundo lugar, con el 14,2 % de los sufragios, en una jornada en la que votó al menos el 65,8 % de los convocados a las urnas, según los datos oficiales preliminares.

Declaraciones de la congresista Ileana Ros-Lehtinen sobre elecciones en Nicaragua.

“Mucho antes que se emitiera un voto en las elecciones de Nicaragua, los resultados fraudulentos ya estaban determinados, ya que Ortega, su esposa y su régimen corrupto usaron cualquier truco sucio disponible para preservar su dinastía a expensa del pueblo nicaragüense. Antes que abrieran los centros, el régimen de Ortega manipuló el sistema y usó su poder y control sobre el Consejo Electoral, el Poder Judicial, y cualquier otra institución para garantizar permanecer en poder a toda costa.
“Las elecciones en Nicaragua no fueron libres, justas, o transparentes y no fueron supervisadas por observadores internacionales creíbles. La democracia en el país ha sido asfixiada, lo cual ha sido demostrado por el despojo de los líderes de oposición de sus partidos políticos y la despedida de los miembros de la oposición en la Asamblea Nacional.
“Los nicaragüenses han protestado pacíficamente para que sus voces sean escuchadas porque desean elecciones libres y transparentes, no una farsa que pretende ser democrática. Los Estados Unidos y las naciones responsables en nuestro hemisferio no pueden dar legitimidad a esta elección. El NICA Act, que yo compuse con Albio Sires, está dirigido a responsabilizar a Ortega por sus acciones abusivas y ayuda a comenzar el proceso de restauración de la democracia y el respeto a los derechos humanos en Nicaragua.”

En tercer lugar se sitúa el ganadero José del Carmen Alvarado, del Partido Liberal Independiente (PLI), con un 5,0 %, según el segundo informe preliminar leído por el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas.

En cuarto lugar se ubica el pastor evangélico Saturnino Cerrato, con el 4,7 %, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). En quinta posición está el abogado Erick Cabezas, del Partido Conservador (PC), con un 2,5 % de los votos; y en sexto y último lugar Carlos Canales, de la Alianza por la República (Apre), con un 1,5 %.

Rivas destacó que esos resultados, con esa cantidad de mesas escrutadas, marcan tendencia, y será hacia las 11.00 horas de este lunes (17.00 GMT ) que brinde el informe definitivo. Antes de la lectura de estos primeros resultados, miles de simpatizantes del presidente Ortega y Murillo salieron a las calles y plazas de Managua para celebrar anticipadamente su victoria en las elecciones de este domingo.

Los nicaragüenses votaron para elegir entre otros cargos a su próximo presidente, con Ortega como favorito a la reelección, en una jornada caracterizada por la "normalidad", según las autoridades, y una baja afluencia de votantes, según los opositores. Ortega era el gran favorito para conseguir su cuarto mandato y tercero consecutivo, está vez junto a su influyente esposa, aspirante a vicepresidenta, en un proceso cuestionado tanto por la ausencia del principal bloque opositor como de la observación
internacional.

Previo a la lectura de los primeros resultados provisionales, líderes del Frente Amplio Democrático (FAD), la principal coalición opositora de Nicaragua, declararon que no reconocerán los resultados de esta "farsa electoral y fraude constitucional". El principal bloque nicaragüense para estas elecciones era la Coalición Nacional por la Democracia, que tras fallos de los poderes Electoral y Judicial que devinieron en su anulación, se dividió en el FAD y Ciudadanos por la Libertad.

En una proclama, el FAD concluyó que más del 70 % de la población a nivel nacional no ejerció el sufragio y de esa forma expresaron su total "repudio al proyecto de partido único de Ortega y su familia". Exigieron además la celebración de elecciones libres y transparentes, porque las de este domingo "son ilegales". Un total de 4,34 millones de nicaragüenses estaban convocados este domingo para elegir a un presidente, un vicepresidente, 90
diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

XS
SM
MD
LG