Enlaces de accesibilidad

Cubano explota al cubano: marihuana ilegal y trata de personas en Colorado


Marihuana en Lafayette, Colorado.

Con presuntos contactos con los carteles internacionales de las drogas, criminales cubanos contratan a compatriotas para trabajar en varios cultivos ilegales de Cannabis, en ese estado donde se permite el cultivo regulado. Y luego les obligan a seguir cultivando.

Un tiroteo el domingo en el sur de Colorado que acabó con dos muertos y un oficial herido habría brindado indicios sobre la presunta conexión entre los cultivos ilegales de marihuana en la zona y los carteles internacionales de la droga de América Latina, informaron autoridades locales.

La Oficina del Alguacil del Condado de El Paso dijo que la presencia de hombres armados custodiando las plantaciones ilegales apunta a la presencia de estos grupos en Colorado, donde la marihuana recreativa es legal desde 2014.

“Esto es parte de una organización mayor de tráfico ilegal de drogas que hemos estado investigando desde ya hace algún tiempo”, explicó el alguacil Bill Elder.

La Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA) ha detectado unos 650 cultivos ilegales de marihuana activos en el condado de El Paso y en el vecino condado de Teller, pero busca “evidencia concreta” para certificar que una sola organización es la que controla todas esas operaciones.

La DEA halló que se había tallado la palabra “Sinaloa” en árboles que rodean algunas de las plantaciones ilegales de marihuana descubiertas.

Además, algunos casos de secuestro o de tortura en la zona de Colorado Springs tienen características similares al accionar de los carteles mexicanos.

Para el alguacil Elder, el mercado de la marihuana “es muy lucrativo como para que los carteles lo ignoren”, negocio que cifró en decenas de millones de dólares.

Sin embargo el diario The Gazette de Colorado Springs cuestiona estas afirmaciones sobre una presencia directa en el estado de grupos del crimen organizado como el cartel de Sinaloa y el de Beltrán-Leyva, aunque revela que algunas organizaciones criminales, principalmente las integradas por cubanos, están aplicando los métodos de aquellos.

El diario señala que la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, cree que los carteles ya están en Colorado, pero apunta que los órganos policiales no han presentado evidencias que vinculen a alguno de los conocidos con las cerca de 650 operaciones ilegales de cultivo que surten el mercado negro en los condados de El Paso y Teller.

Agrega The Gazette que las agencias de la ley en los condados sureños de El Paso, Teller y Pueblo suelen criticar la legalización de la marihuana en Colorado como una invitación alos narcotraficantes internacionales a establecerse allí, y que esto lo hacen principalmente cuando capturan a perpetradores de origen cubano o mexicano.

El representante Doug Lamborn, republicano por Colorado Springs, declaró en enero que "los cárteles se precipitaron a Colorado, lo que motivó el desmantelamiento de 19 operaciones del cartel en los últimos 18 meses".

Pero el periódico señala que en lugar de ser generalizada, la actividad local del narcotráfico internacionalparece tener un alcance limitado: pequeñas facciones con posibles vínculos con esas organizaciones, en lugar de grandes operaciones organizadas dentro del estado.

“Los cárteles mexicanos de Sinaloa y Beltrán Leyva, así como algunas facciones asiáticas, operan en Colorado, principalmente desde Denver”, de acuerdo con una investigación de la DEA en 2017 titulada Evaluación Nacional de Amenazas de las Drogas. Sus "células de distribución (...) informan directamente a líderes (de organizaciones de narcotráfico) en México o indirectamente a través de intermediarios", añade el informe.

Entre las operaciones de cultivo y distribución que surten el mercado negro han tenido un creciente papel desde 2014 pequeños grupos criminales integrados por cubanos

Solo en este año la Oficina del Sheriff del Condado de Teller anunció en marzo, un "arresto de células del cártel de la marihuana ilegal" tras una operación en Divide, donde los agentes incautaron 78 libras del alucinógeno y detuvieron a dos personas. La oficina no explicó cómo hicieron esa conexión, pero precisó que los dos detenidas "son ciudadanos cubanos".

Tres días antes, se habían anunciado otros dos arrestos bajo el titular "Otra célula del Cártel de la Marihuana Ilegal". En esa ocasión, describieron a los perpetradores como "de ascendencia cubana o mexicana" y "todos con vínculos con Miami, Florida". En los archivos de Martí Noticias se encuentran noticias desde 2015 sobre arrestos de cubanos en Colorado en relación con la marihuana.

Desde 2016, la policía ha estado advirtiendo sobre cubanos que se mudan de Miami a Colorado para establecer cultivos ilegales y luego enviarlos a otros lugares donde el consumo es ilegal. En junio de ese año el alcalde de Colorado Springs, John Suthers, denunció que los cultivos ilícitos de cannabis están mayormente manejados por cubanos de la Florida.

Son "operaciones a cargo de residentes de fuera de Colorado, mayormente cubanos provenientes de Florida y con conexiones con los carteles", declaró Suthers a la agencia EFE

Agregó el funcionario que estos isleños compraron o alquilaron casas en el sur de Colorado no para vivir allí, sino para ganar "enormes cantidades de dinero" al enviar fuera del estado la marihuana que cultivan.

La droga, precisó el edil, se trafica principalmente al medio oeste y a la costa este de los Estados Unidos, e incluso a México.

The Gazette dice que aunque la DEA no ha presentado pruebas concluyentes de la presencia de los carteles, si ha proporcionado ejemplos anecdóticos de sus métodos, entre ellos la trata de personas y esta es principalmente ejercida por cubanos. Por ejemplo, prometen dinero a trabajadores a cambio de laborar en tres ciclos consecutivos de cultivo de marihuana. Luego, antes de que ese tercer ciclo concluya, asaltan su propio cultivo, se roban las plantas y e intimidan luego con violencia a los trabajadores para que comiencen de nuevo en el ciclo uno.

El agente de la DEA Tim Scott dijo a The Gazette que Incluso si los carteles establecidos no están operando directamente en Colorado Springs, sus métodos de explotación y control sí lo están.

Sin embargo, aclara que la mayoría de la violencia está contenida dentro del marco de la red de drogas. Es cubano contra cubano, lo que significa que no se extiende a la comunidad y probablemente no se refleja en las estadísticas delictivas, dice el agente. "Por lo general, cuando sucede algo malo, los delincuentes no llaman a la policía", recuerda Scott.

(Con información de EFE, KKTV y The Gazette)

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG