Enlaces de accesibilidad

Blog crítico busca apoyo en Díaz Canel


El blog La Joven Cuba estuvo meses fuera del ciberespacio por irreverente y por crítico del gobierno.

El mundo ha cambiado aunque los censores no parecen notarlo, dice el corresponsal de la BBC en La Habana en un comentario que aplaude el regreso al ciberspacio del blog La Joven Cuba.

En un artículo titulado El tiro por la culata, el corresponsal de la BBC en La Habana Fernando Ravsberg comenta el regreso a la web de un blog al que el gobierno cubano le bloqueó el acceso a Internet por “irreverente, por crítico, por joven y por comunista”.

El comentario reseña que el retorno a la blogosfera ocurrió después de que los autores del blog matancero La Joven Cuba (LJC) tuvieron un encuentro con el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz Canel.

“Llevaban meses fuera del ciberespacio—dice Ravsberg--, la táctica fue cortar el acceso de los rebeldes a Internet. Ni siquiera hace falta prohibirlos, basta una discreta llamada a la Universidad de Matanzas hablando de "problemas ideológicos" para que de inmediato se les niegue la conexión”.

Además de sacarse de encima a un blog “muy difícil”, señala, enviaban una advertencia a los demás cibernautas. “somos los dueños del grifo y al que nos desobedezca le cortamos el agua y la luz”.

Claro que siempre existe la posibilidad, añade, de buscar acceso en la sede diplomática de EE.UU., donde hay un cibercafé gratuito para opositores.

“Cuando un bloguero se convierte en disidente –apunta– obtiene visas para viajar, mejora su laptop, las limitaciones de conexión desaparecen bajo la potencia de las antenas de las embajadas o la banda ancha de los hoteles y los censores dejan de molestarlo, escriba lo que escriba”.

Según el periodista, a los “protectores de la fe” del gobierno les hubiera encantado que los del blog hubiesen optado por esa vía. “Habría sido perfecto--puntualiza-- para justificarse "demostrando" que, tras su proyección pública de revolucionarios críticos, en LJC estaba escondido el enemigo y su ciberguerra contra la Revolución”.

Sin embargo esta vez, precisa, “el tiro les salió por la culata porque los muchachos decidieron pelear sus derechos sin apoyos extranjeros”, después de que cibernautas oficialistas los acusaron incluso de coquetear con la oposición y pasarse de la raya.

“Pero el mundo ha cambiado a pesar de que los censores no parecen notarlo”, dice Ravsberg, y luego refiere que hace pocos días Díaz Canel trató de explicarles que con el desarrollo de las tecnologías de la información, de las redes sociales, de la informática y de internet, "prohibir algo es casi una quimera".

También destaca que según Díaz Canel "hoy las noticias de todos lados, las que son buenas y las que son malas, las que están manipuladas y las que son verdades, las que están a medias, circulan por las redes, llegan a las personas, la gente las conoce, y lo peor es entonces qué?: el silencio".

Aun así, puntualiza el comentario, “como no hay peor sordo que el que no quiere oír, la respuesta fue "silenciar" también la opinión del Vicepresidente de la República. Sus palabras aparecieron en el noticiero de TV pero, a pesar de la importancia del mensaje, ningún periódico las reprodujo”.
XS
SM
MD
LG