Enlaces de accesibilidad

"Un Rey Falso", la canción que casi envía a la cárcel a rapero cubano


Henry Laso, El Encuyé.

La intercesión de la Iglesia católica a favor del músico Henry Laso y la solidaridad en las redes sociales fueron claves para que las autoridades cubanas retiraran los cargos en su contra.

La Seguridad del Estado llegó a un acuerdo con representantes de la Iglesia Católica de Cienfuegos para suspender los cargos contra el músico cubano Henry Laso, más conocido como El Encuyé, acusado de "desacato" a la figura del difunto dictador Fidel Castro.

Laso fue arrestado la pasada semana

En declaraciones a Cuba al Día, Laso dio detalles de las razones por las que buscó refugio en la Catedral de Cienfuegos este fin de semana, luego de haber sido detenido, y su teléfono celular confiscado.

El artista fue arrestado luego de estrenar una a canción con letra contestataria titulada "Un rey falso", que fue dedicada a Fidel Castro, y cobró amplia repercusión en la red social Facebook.

Laso calificó el arresto de "secuestro", y dijo que durante la detención fue amenazado con 3 años de cárcel.

"Ellos me dijeron que me buscara un abogado, porque iba a ir a jucio, y yo les dije que cantar no es delito", dijo el cantante.

Al ser liberado, y ante la inminente posibilidad de un encausamiento, buscó protección en la Catedral de Cienfuegos. Alegó ante los religiosos que buscaba evitar que lo "detuvieran por hacer arte”.

La Iglesia, garante de su libertad

En el recinto fue acogido por un sacerdote, y el Obispo de la Diócesis de Cienfuegos, Domingo Oropesa, quienes impidieron a las autoridades entrar al lugar, e intercedieron ante la policía política local para que atendiera los reclamos del músico.

Laso solicitó asilo en "la Casa de Dios", y pidió que lo ayudaran a obtener un documento donde constara que levantaban los cargos, le permitieran cantar su música contestataria y le devolvieran el móvil que le fue confiscado durante el arresto.

Los religiosos llegaron a un acuerdo con el gobierno de Cienfuegos para que retiraran los cargos contra Laso, y aunque no hubo un documento escrito el joven regresó a su casa.

La detención del músico alcanzó una gran repercusión en las redes sociales, donde los cubanos compartieron de inmediato la canción y los reportes de lo que estaba ocurriendo, algo que junto a la intercesión de la Iglesia pudo haber actuado en su favor.

Laso agradeció la solidaridad y el apoyo de sus fans, tanto dentro como fuera de Cuba, y aseguró que aunque lo amenazaron para que no siga haciendo arte contestatario, no se detendrá, porque tiene un compromiso con su país y con la juventud.

"Yo soy un artista y mi trinchera de lucha es a través de mi arte", concluyó.

(Redacción Idolidia Darias, con reporte de Cuba al Día y redes sociales)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG