Enlaces de accesibilidad

Se encarece la vida de los cubanos en las zonas turísticas


El turismo es una de las principales fuentes de ingreso de divisas a las arcas del gobierno comunista cubano.

Residentes en zonas turísticas de Cuba explicaron a Radio Martí algunas de las aristas poco deseadas del incremento de visitantes extranjeros, que van desde la escasez de alimentos y el transporte hasta el alto costo de servicios privados.

El turismo es una de las principales fuentes de ingreso de divisas a las arcas del gobierno comunista cubano. En 2016 aterrizaron en la isla alrededor de 4 millones de turistas, una cifra récord que representa un 6% más del número de esperado y un incremento real del 13% respecto a 2015.

Autoridades han dicho que para el 2017, calculan un incremento de otros 100.000 visitantes extranjeros.

Este comportamiento contrasta con un evidente déficit de infraestructura para hacer frente a la demanda que genera el sector.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:22 0:00

“En la medida que se va generando un mercado que está focalizado en el turismo, por un lado aumenta la escasez de productos, y por otro en el mercado que de alguna manera todavía opera para el ciudadano cubano los precios alcanzan tasas que se corresponde con la oferta y la demanda”, dijo el periodista independiente de Cienfuegos, Alejandro Tur Valladares.

Nilo Alejandro Gutiérrez, periodista independiente de Morón dijo que el turismo ha disparado los precios de los productos alimenticios y también de las viviendas que antes "estaban mucho más baratas”.

Otros sectores sensibles han estado expuestos a las consecuencias del creciente mercado turístico cubano.

La pedagoga independiente, Yorsikelin Sánchez, que visita con frecuencia el polo turístico de Trinidad, habló a Radio Martí de cuánto se ha encarecido la vida para un ciudadano común con el boom del turismo.

“Transportarnos a Trinidad a mi me cuesta entre 50 y 60 pesos en moneda nacional. Ya han catalogado eso como si todo el mundo fuera turista (…) siempre intentan vender los productos tanto alimenticios como culturales, artesanales, en un precio en un poquito más caro, te estoy hablando desde la transportación de un bicitaxi hasta un alimento”.

“Tengo información de que hasta los repasadores también en vez de cobrar 50 pesos que cobran por niños, ya son de 3 a 4 CUC (…) Las cuidadoras de niños que están dentro de las casas, como le mandan a veces artículos de afuera porque hay muchas personas que han emigrado, ya tienen hasta castillos inflables y esas cosas y por el cuidado de cada niño te cuesta de 20 a 40 CUC, o sea que estamos hablando de 1.000 pesos”, dijo Sánchéz.

[Escrito por Rosa T. Valdés, con reporte de Adriel Reyes]

XS
SM
MD
LG