Enlaces de accesibilidad

Cuba refuerza control policial tras protestas por devastación de Irma


Militares recorren zonas afectadas por el paso del huracán Irma.

Cubanos dijeron a Martí Noticias que detrás de la "excesiva" presencia militar en las calles de las localidades afectadas por el huracán se esconde la intención de evitar protestas ciudadanas.

El huracán Irma ha dejado en Cuba devastación, carencias y una fuerte presencia militar en varias localidades de la isla, que a criterios de ciudadanos consultados por Martí Noticias "es excesiva".

El periodista independiente Carlos Michael Morales, residente en Caibarién, al norte de Villa Clara, donde Irma causó severos daños, dijo que esa localidad está “militarizada”.

Morales reconoce que es necesaria la presencia policial para evitar los robos y otras acciones delictivas, pero asegura que en el municipio los uniformados se están dedicando a mucho más que el control social.

Las "tropas" chequean constantemente las colas, donde el gobierno vende algunos productos, para evitar pleitos, pero "si ven a alguien vendiendo algo por las calles los multan por acaparamiento". Algunos son amenazados con ser llevados a prisión, puntualizó.

Morales cree que detrás de esa presencia militar se esconde la intención de evitar protestas ciudadanas.

El reportero dijo en referencia a los militares que "todos los rechazan" y los califican de “fuerza parásita”, a la que el gobierno tiene que alimentar y crearle condiciones de vida con los recursos que debiera estar utilizando en ayudar al pueblo.

Dos policías de la Brigada Especial patrullan los alrededores de la embajada de Estados Unidos en La Habana.
Dos policías de la Brigada Especial patrullan los alrededores de la embajada de Estados Unidos en La Habana.

En Camajuaní la presencia policial no es notable, aseguro Leonardo Rodríguez. Sin embargo, en Sagua la Grande se vive una situación similar a Caibarién.

Allí, además de controlar las colas, las tropas especiales "se pasan todo el tiempo patrullando la localidad como si estuvieran esperando una revuelta", dijo William Vázquez, residente en esa región.

Vázquez señaló que los pobladores de las localidades afectadas siguen enfrentando la escasez de alimentos, y aseguró que el gobierno apela a la presencia militar en las calles porque no tiene otra respuesta para cubrir las necesidades del pueblo, que está al borde de la protesta.

De igual manera, las autoridades en Santa Clara han reforzado el control policial en las calles, aseguró Daily Rodríguez, residente en el barrio de El Condado, por donde “a toda hora vemos pasar los patrulleros y los policías”.

Yoel Bravo, residente en ese barrio, dijo que ha estado recorriendo las calles y ha visto “refuerzo” de policías en los “Servicupet", lugares donde el gobierno vende alimentos en CUC, y también en las oficinas donde sesiona el Poder Popular, al parecer para evitar saqueos y protestas de la población.

Bravo dijo que también "trajeron jóvenes de la escuela de cadetes" para sumarse a las tropas especiales y los policías en el control y vigilancia de la población.

El pasado jueves en la mañana, media docena de activistas del Movimiento Opositor Juventud Despierta, que lidera Bravo, fueron arrestados violentamente cuando pasaban por la 5ta Estación de Policía de El Condado, y los uniformados les pidieron los documentos de identidad.

Al parecer, no todos tenían el documento exigido, y hubo un intercambio de palabras entre los opositores y los policías que culminó con la violencia y el arresto de tres de ellos, dijo Bravo.

El viernes y el sábado, los opositores intentaron averiguar sobre los detenidos, pero “lo único que nos dijeron es que los acusan de atentado".

Bravo señaló que una mujer, del grupo de los tres opositores detenidos, requirió atención médica por golpes que recibió en el momento del arresto.

El sábado, en su perfil de Facebook, el líder del MOJD divulgó una foto de las oficinas del Poder Popular Provincial donde fue a pedir explicaciones sobre las ayudas a damnificados por Irma, y sobre lo ocurrido a los encarcelados, pero no obtuvo respuestas, indicó.

La población está interpretando la abundante presencia de militares como un mensaje de fuerza y control que envía el régimen ante la imposibilidad de solucionar las carencias que enfrentan los ciudadanos, aseguraron los entrevistados.

  • 16x9 Image

    Idolidia Darias

    Idolidia Darias estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Es autora  del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar”  y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”.
    Es autora del blog lafronteratransparente.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG