Enlaces de accesibilidad

Los precios en el mercado cubano, entre la realidad y los planes


Mercado agropecuario en La Habana. Archivo.

Para explicar la bajada en los precios agrícolas y cárnicos en Cuba, el "Juventud Rebelde" pide "un ejercicio didáctico de mayúscula abstracción para comparar precios".

El periódico Juventud Rebelde en un extenso artículo, con gráficas y números intenta explicar las cifras sobre la disminución de los precios de los productos agrícolas y cárnicos y el impacto real en la familia cubana.

¿Bajaron los precios en el mercado agropecuario?, se pregunta el diario cubano y la interrogante queda en el mismo título del artículo cuando explica que "en el descenso del valor promedio del conjunto de productos agrícolas y cárnicos en el primer semestre, impactó la mayor venta de papas", aunque en el segundo semestre de 2015 comenzaron a subir los precios.

El autor del artículo, René Tamayo, usó las estadísticas de los anuarios de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Venta de alimentos a altos precios. Holguín.
Venta de alimentos a altos precios. Holguín.

Destaca que en el 2014 aumentaron los precios de los artículos agrícolas y cárnicos, pero de enero a junio del 2015 disminuyeron.

Aclara que "desde una perspectiva doméstica nadie «lo vio». Pero fue".

Y con malabarismo toma un "día promedio" y pide el autor "un ejercicio didáctico de mayúscula abstracción para comparar precios"; y afirma que "el valor promedio de una tonelada (o libra)… disminuyó cinco por ciento con relación a iguales fechas de 2014".

Según el cálculo, en el 2014 se gastaron 100 pesos cubanos (CUP) para comprar los productos que en la primera mitad del 2015 costo 95 CUP. Citan para el análisis los datos de la ONEI, que no son exactos y que en ocasiones sacan y entran productos a la lista sin explicaciones, según Juventud Rebelde.

Tomando tres puntos de ventas: el mercado agropecuario estatal (MAE), los puntos de venta (PV) y los mercados agropecuarios de oferta y demanda (MAOD) y analizaron la comercialización de los productos, el valor general de esas mercaderías y el volumen despachado y afirman, entonces, que los precios cayeron.

Destacan que la papa se mantiene en las listas desde hace años pero sobre la entrega de naranjas "en los últimos años no se ha dado mucha información".

El periodista afirma que si se mantienen los 14 productos más demandamos por los consumidores hubo un aumento de 0.1% de los precios y la caída de los precios, que toman un conjunto todos los productos "no tuvo un impacto ni simbólico ni real en la ciudadanía".

Pero si quita la papa de los 14 productos más demandados el precio de productos agrícolas y cárnicos aumentó un 4.4%, por lo que el reflejado descenso se debe a la papa, dice JR, quien tuvo amplia oferta en los tres puntos de ventas y aclara que "de no haber crecido la cosecha de papa y su disposición en el mercado, entonces «otro gallo hubiera cantado», y para mal".

Debido a la mala cosecha del arroz, dice el artículo, se encareció el grano en un 7.2 %. También aumentó el precio del plátano, con un 4%. Y "el sistemático aumento de precios en el mercado agropecuario es uno de los temas que más preocupa a la población".

El 5% de la caída del valor de la cesta es considerada por el periodista como positiva, y de nuevo habla de una economía (la cubana) "presionada por insuficiencias productivas propias, agresiones externas y la especulación de quienes buscan medrar en ese contexto".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG