Enlaces de accesibilidad

Madre con tres hijos y sin hogar se atrinchera en vivienda deshabitada de La Habana


Joana González Mayor junto a dos de sus niños. (Foto: Mario Echevarría)

Desesperada ante la situación de desamparo en la que viven desde hace meses, Joana González Mayor se encerró en la casa con sus tres pequeños. La policía intentó sacarla a la fuerza, pero desistió temporalmente ante la resistencia de ella y el apoyo de los vecinos.

Agotada tras lidiar con el derrumbe de su hogar y con las insostenibles condiciones de vida en el albergue al que fue enviada por las autoridades, una madre soltera con tres hijos menores se atrincheró este fin de semana en una casa deshabitada de la Habana Vieja.

Yoana González Mayor rompió el fin de semana el sello de la vivienda situada en Misión 367, entre Revillagigedo y Suárez, en la Habana Vieja. La casa se encontraba deshabitada hacía meses luego del fallecimiento del propietario, informó a Martí Noticias el periodista independiente Mario Echevarría.

González Mayor se encerró con sus tres hijos, selló con cadena y candado la puerta de la vivienda, y desde entonces se resiste a salir.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:59 0:00

“Es una mujer desesperada que en estos momentos necesita apoyo de todo el mundo”, apuntó el periodista.

La Policía intentó desalojar a la familia por la fuerza este domingo y advirtió a la joven madre de que presentarían cargos de allanamiento de vivienda en su contra si persistía en su propósito de establecer residencia allí, agregó Echevarría, quien la entrevistó en la mañana de este lunes.

“Un niño de ella recibió arañazos en la cara, porque la policía hizo fuerza para entrar”, explicó.

“La policía intentó entrar, pero ante la resistencia de ella y la ayuda de los vecinos, que todos se pusieron a su favor, se tuvieron que retirar”, agregó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:09 0:00

Numerosos vecinos del lugar no solo se enfrentaron a las autoridades para hablar en defensa de la madre y sus pequeños, sino que les han llevado alimentos para aliviar su situación mientras dure el encierro voluntario.

“Los vecinos de la zona la ayudan; le llevan yogurt, le llevan comida para sus hijos”, confirmó el reportero.

González Mayor perdió en un derrumbe la casa donde vivía con sus tres hijos, uno de ellos autista y otra con problemas neurológicos. Tras varios meses itinerantes, terminaron asignados al albergue estatal en Agua Dulce 57, en el Cerro.

En el local, un antiguo almacén, conviven varias familias en improvisados cuartos separados por cartones. No hay corriente eléctrica y deben buscar el agua en la parte trasera de un hospital cercano.

“Es triste, porque ella se une a los miles de habaneros que están sin vivienda --con niños-- que tiene que utilizar este método de entrar en una vivienda sellada”, indicó Echevarría.

(Con la colaboración del periodista Adriel Reyes, de Radio Martí)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG