Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Cuba, libertad de prensa y trampa constitucional

Luego de haber cumplido solo dos años de una condena de 15 por el asalto al cuartel Moncada, Fidel Castro salió de la cárcel gracias a una amnistía y días después publicó a todo despliegue en la revista Bohemia este alegato contra el jefe militar del cuartel que había asaltado.
Luego de haber cumplido solo dos años de una condena de 15 por el asalto al cuartel Moncada, Fidel Castro salió de la cárcel gracias a una amnistía y días después publicó a todo despliegue en la revista Bohemia este alegato contra el jefe militar del cuartel que había asaltado.

Dos años después de haber encabezado en 1953 un asalto armado contra un cuartel en el que murieron 18 soldados, y de haber sido condenado por un tribunal a 15 años de prisión, Fidel Castro y sus cómplices quedaron en libertad gracias a una amnistía.

Recién salido de la cárcel en mayo de 1955, Castro publicó en la revista Bohemia un artículo a página completa desafiando al jefe del mismo cuartel que había atacado, el coronel Alberto del Río Chaviano, bajo el título de “¡Mientes, Chaviano!”.

Pocos días más tarde, el periódico La Calle reprodujo otras declaraciones suyas contra Chaviano, contra el ministro de Gobernación Santiago Rey, y contra el presidente Fulgencio Batista.

Vendría siendo algo así como que hoy, luego de salir de la cárcel de Aguadores en libertad condicional, el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) José Daniel Ferrer pudiera publicar en la misma revista Bohemia, o en el diario Sierra Maestra, un alegato contra los agentes del gobierno que lo acosaron, condenaron arbitrariamente y torturaron en prisión, o contra el régimen que le hizo un juicio amañado y se negaba a permitir visitas de sus familiares.

Con la sustancial diferencia de que Ferrer encabeza un grupo de oposición pacífica que no ha emprendido acciones armadas ni ha matado a ningún uniformado.

Desde su celda en el Presidio Modelo de Isla de Pinos, Fidel Castro remitió esta carta a Luis Conte Agüero y fue publicada íntegramente en la que entonces era la revista más influyente en Cuba.
Desde su celda en el Presidio Modelo de Isla de Pinos, Fidel Castro remitió esta carta a Luis Conte Agüero y fue publicada íntegramente en la que entonces era la revista más influyente en Cuba.

Incluso, mientras cumplía sentencia en el Presidio Modelo, de la entonces Isla de Pinos, Fidel Castro remitió a Luis Conte Agüero un texto que fue publicado en Bohemia el 27 de marzo de 1955 bajo el título de “Carta Sobre la Amnistía”.

“Estar preso es estar condenado al silencio forzoso; a escuchar y leer cuanto se habla y escribe sin poder opinar; a soportar los ataques de los cobardes que se aprovechan de las circunstancias para combatir a quienes no pueden defenderse y hacen planteamientos que de no encontrarnos imposibilitados materialmente merecían nuestra inmediata réplica”, decía Castro entonces.

¿De cuándo son la censura de prensa y la falta de libertad de expresión en Cuba?

NO ERAN OTROS TIEMPOS, ERA OTRA POLÍTICA

Allí, en la cárcel, Fidel Castro fue entrevistado por Raúl Martín Sánchez para Bohemia en julio de 1954, y en las fotos se le ve vistiendo traje en una biblioteca dentro de la celda, acompañado por su hermano Raúl. En otras aparece, también de cuello y corbata, con su hijo Fidelito y su esposa Mirtha Díaz-Balart.

Entrevistado por el periodista de Bohemia Raúl Martín Sánchez (izquierda) en el Presidio Modelo, aparecen en esta foto Fidel Castro, su hijo Fidelito, su esposa Mirtha Díaz-Balart y Raúl Castro.
Entrevistado por el periodista de Bohemia Raúl Martín Sánchez (izquierda) en el Presidio Modelo, aparecen en esta foto Fidel Castro, su hijo Fidelito, su esposa Mirtha Díaz-Balart y Raúl Castro.

Él y el resto de los condenados por asaltar el Moncada recibían los periódicos diariamente y tenían un aparato de radio en su pabellón, el equivalente hoy a disponer de una computadora con acceso a internet en la celda de un prisionero político.

Fidel Castro y su hijo Fidel Angel en el Presidio Modelo de Isla de Pinos, en otra imagen del sitio oficial fidelcastro.cu.
Fidel Castro y su hijo Fidel Angel en el Presidio Modelo de Isla de Pinos, en otra imagen del sitio oficial fidelcastro.cu.

De hecho, el castigo que les impusieron por cantar el himno del 26 de Julio durante una visita de Fulgencio Batista al Presidio Modelo el 12 de febrero de 1954 fue “severo”, según la minienciclopedia oficial del régimen, Ecured: “Les retiraron el aparato de radio que tenía el pabellón y les suspendieron la entrega de periódicos, además de prohibirles comunicarse con el exterior”.

Qué horror.

En 1957, durante la que ha sido presentada por la propaganda “revolucionaria” como una época de feroz censura periodística bajo Batista, Bohemia publicó el documento suscrito por Fidel Castro, Raúl Chibás y Felipe Pazos llamando a sumarse a una coalición opositora, el Frente Cívico Revolucionario.

En el mismo artículo de la revista contra Río Chaviano, Fidel Castro cuenta que en agosto de 1953, un mes después de haber asaltado el Moncada, pudo hablar por una cadena radial y hasta se queja de que hubiesen recogido los ejemplares de un periódico que reprodujo la entrevista.

“Aunque en aquella ocasión guardé discreto silencio sobre las hermosas palabras del teniente [Pedro] Sarría, expresé por la Cadena Oriental de Radio, delante del propio Chaviano y de numerosos militares, la forma en que fui detenido”, escribía Castro en Bohemia. “Toda Cuba lo escuchó. Ninguno pudo ni podrá negarlo. La entrevista, publicada por El Crisol, dio lugar a la recogida de la edición del lunes 3 de agosto de 1953”.

Hoy, en Cuba, cuando la periodista independiente Mónica Baró toma dos fotos desde la ventana de su apartamento, un agente de la policía la amenaza con “sacarla” de allí, apenas días después de que dos oficiales de la Seguridad del Estado la citaran en una estación de policía para interrogarla y amenazarla.

A las personas que le rentaban un apartamento a otra periodista independiente, Camila Acosta, las intimidaron para que la desalojaran, y los agentes del régimen le advirtieron que si no se iba de Cuba o renunciaba al oficio, terminaría condenada, pero no en una cárcel, sino barriendo calles. Tanto Baró como Acosta han sido sancionadas al amparo del Decreto Ley 370 con tres mil pesos de multa.

A Luz Escobar, reportera del diario digital 14ymedio, otros agentes la amenazaron con que no vería crecer a sus hijas si seguía haciendo periodismo independiente, y la sometieron a reclusión domiciliaria ilegal para impedir que reportara acontecimientos sobre los cuales el gobierno prefiere echar un velo de silencio, o sencillamente “controlar el mensaje”.

SEIS DÉCADAS DE RETROCESO

Un académico francés cuyos textos han aparecido en el sitio oficialista cubano Cubadebate, Salim Lamrani, asegura que “un informe de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) publicado en 1957 calificó de antidemocrático al gobierno del presidente Fulgencio Batista de Cuba, pues este gobierno no respeta la libertad de prensa”.

En ese mismo recuento, sin embargo, anota que, de acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, “antes de 1959, el debate público [en Cuba] era vigoroso: había 58 periódicos y 28 canales de televisión que proporcionaban una pluralidad de puntos de vista políticos”.

Tales cifras eran confirmadas en 2011 por la revista mexicana Letras Libres, en la investigación de Víctor Manuel Camposeco, “La Habana antes de Fidel”.

“En Cuba, en 1958, se publicaban 58 periódicos, y aunque el tiraje total era superado por Argentina y Brasil (Cuba ocupaba el tercer sitio), el número de ejemplares impresos por cada mil habitantes (129) solo era superado por Argentina y Uruguay (180)”, apunta Camposeco, quien agradece “al staff de la Cuban Heritage Collection de la Universidad de Miami” su ayuda para la investigación.

Edición del Diario de la Marina correspondiente al 14 de noviembre de 1953, cinco meses después del asalto al cuartel Moncada.
Edición del Diario de la Marina correspondiente al 14 de noviembre de 1953, cinco meses después del asalto al cuartel Moncada.

Según una fuente oficialista cubana, el libro de Juan Marrero Dos siglos de periodismo en Cuba, en 1957 circulaban en La Habana 21 periódicos y 28 revistas y se emitían tres noticieros de televisión y 12 de radio, mientras que en las provincias eran 36 diarios, 33 revistas y 16 noticieros radiales. En los cines del país se proyectaban además tres noticieros fílmicos.

Si bien Bohemia, de Miguel Ángel Quevedo hijo (había sido fundada por su padre, del mismo nombre, en mayo de 1908) era el medio de prensa más influyente en el país antes de 1959, lo cierto es que periódicos como Diario de la Marina, Información, El País, El Mundo, Prensa Libre y Hoy tenían amplia cobertura política.

Aunque la revista satírica Zig-zag, fundada en 1938, gozaba de popularidad en la década de los 50, y de que allí el caricaturista René de la Nuez hizo célebre El Loquito, que solía usar el doble sentido en las críticas al gobierno de Batista, el humor político gráfico ocupaba espacios propios dentro de diarios y revistas, y un personaje como El Reyecito Criollo, de Silvio Fontanillas, mostraba a Batista en Bohemia con capa y corona.

El Reyecito Criollo, de Silvio Fontanillas, en Bohemia.
El Reyecito Criollo, de Silvio Fontanillas, en Bohemia.

Como puede observarse, cualquiera de las estadísticas citadas muestra una variedad de medios que, a golpe de censura y represión política, fue desapareciendo poco a poco desde principios de los 60. “En realidad solo circula el Granma”, decía Camposeco, “vocero del Partido Comunista y de los gobernantes, cuyo contenido repiten obsesivamente los deplorables medios electrónicos”.

Antes de que en abril de 2003 lo condenaran a 20 años de prisión durante la Primavera Negra, el escritor Raúl Rivero había fundado al margen del gobierno en 1995 la agencia Cuba Press, y en mayo del 2000 una asociación de periodistas independientes, la Sociedad Manuel Márquez Sterling. Acusado de “suministrar información a Estados Unidos”, Rivero dijo que renunciaría a publicar sus artículos en el extranjero si le daban 10 minutos a la semana en una emisora cubana, todas bajo control del gobierno.

La respuesta fue la cárcel.

LA TRAMPA CONSTITUCIONAL

La propia Constitución de Cuba establece las trampas necesarias para que enunciados generales como “libertad de conciencia y expresión” --Artículo 54-- queden sujetos a la voluntad de un dictador, asegura un experto legal.

Hay un mecanismo diabólico para que la potestad discrecional del censor no pueda discutirse ante las únicas autoridades facultadas para dirimir conflictos, que son los tribunales”, asevera el jurista Miguel Fernández.

El mecanismo consiste en plantear que los derechos y las libertades fundamentales se garantizan por la Constitución “sin más limitaciones que las establecidas por la ley” o “de conformidad con la ley”. Y la ley remite entonces “a la potestad discrecional de la autoridad”. Para desafiar esa potestad habría que acudir a los tribunales, pero la ley de procedimiento administrativo excluye discutir el ejercicio de la potestad discrecional en los propios tribunales, explica Fernández.

“Te reconocemos la libertad de expresión, pero tienes que ver la ley”, pone como ejemplo el jurista. “La ley establece que no puedes hablar mal del gobierno, y tú dices: c…, espérate, yo voy a discutir eso. Pero no puedes discutirlo porque la ley de procedimiento impide a los tribunales tramitar este asunto. Y eso que los tribunales son los únicos facultados para dirimir conflictos”.

Véanse, por ejemplo, a propósito de “los regulados”, el Artículo 52 de la Constitución: “Las personas tienen libertad de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio nacional, cambiar de domicilio o residencia, sin más limitaciones que las establecidas por la ley”. O el 54 y el 55.

De montar esas piruetas jurídicas se encargó Homero Acosta, ex secretario de Raúl Castro y actual secretario del Consejo de Estado y de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

“Ese es el mecanismo de orfebrería del estado totalitario, y lo ensambló Homero Acosta”, indica Fernández. “Con Batista había una sala de garantías constitucionales y sociales en el Tribunal Supremo. Si no estaban suspendidas, o si se suspendían sin causa justificada, podías ir a discutirlas”.

Las garantías constitucionales fueron suspendidas la tarde del 26 de julio de 1953 por el asalto al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba. En virtud de la suspensión dejó de circular el periódico del Partido Socialista Popular (Comunista), que entonces tuvo que hacer pública su posición oficial sobre el asalto en el diario del Partido Comunista de Estados Unidos, CPUSA.

Los comunistas estadounidenses tenían dos partidos: el leninista CPUSA y el trotskista Socialist Workers Party (SWP), que publicaba el semanario The Militant, observa Fernández.

“El periódico Hoy, órgano del Partido Socialista Popular (PSP), al que mi padre pertenecía, fue clausurado”, escribió en RadioTelevisión Martí en julio de 2018 la periodista Tania Quintero. “La denuncia de los comunistas cubanos contra el asalto al Moncada apareció en el periódico comunista Daily Worker de Nueva York el 5 de agosto de 1953. Los declaraba putschistas y aventureros”.

Batista estaba obligado a reinstaurar las garantías constitucionales, y así ocurrió, explica Fernández. “Terminado el último juicio de la causa del Moncada, en el que Gustavo Arcos Bergnes fue condenado a 10 años y otros cinco acusados salieron absueltos, inmediatamente levantaron la censura y Marta Rojas sacó todos sus reportajes en Bohemia”, dice.

Pese a la euforia nacional desatada por los barbudos a raíz de la fuga de Batista la madrugada del 1ro de enero de 1959, los meses iniciales de la llegada al poder de Fidel Castro delatan su fobia a la crítica periodística y sus tempranos esfuerzos para silenciarla apelando “al pueblo”.

Una de las primeras víctimas fue el caricaturista Antonio Prohías, quien al ver por televisión la entrada triunfal de los rebeldes en La Habana le dijo a su hija Marta: “¡Qué malo está esto! ¡Mussolini entrando en Roma!

“El 2 de abril de 1959, Fidel Castro pregonó en el programa Ante la Prensa, de la CMQ: “Si [alguien] quiere sacar en mimeógrafo una tesis política, que la imprima y la reparta en la Universidad, sin que se lo lleven a la estación de policía”, recuerda Fernández.

Pero el proceso de instauración del estado totalitario y el amordazamiento de la prensa libre ya había empezado, primero entre telones y luego institucional y jurídicamente.

“Aquella libertad se contrajo hasta el punto de que no sólo el Código Penal de 1987 prescribe la misma sanción contra ciertas modalidades de terrorismo, hasta ocho años, a quien incurra en el delito de Propaganda Enemiga, según el Artículo 103”, subraya Fernández, “sino también de que una norma de mínima jerarquía como la Resolución 180-96 del Ministerio de Comercio Interior prohíbe vender a personas y entidades privadas equipos de impresión o reproducción masiva, incluso... mimeógrafos”.

LA CENSURA, POR SÍ SOLA TAN REPUGNANTE…

A estas alturas, y de hecho hace rato, los archivos digitales oficiales de Fidel Castro deberían tener muy asustados a sus propios auspiciadores.

En su primera intervención por Radio Rebelde el 14 de abril de 1958, al dirigirse “a la opinión pública de Cuba y a los pueblos libres de la América Latina”, dijo:

Odiosa como es la tiranía en todos sus aspectos, en ninguno resulta tan irritante y groseramente cínica como en el control absoluto que impone a todos los medios de divulgación de noticias, impresas, radiales y televisadas.

La censura, por sí sola tan repugnante, se vuelve mucho más cuando a través de ella no solo se intenta ocultar al pueblo la verdad de lo que ocurre, sino que se pretende, con el uso parcial y exclusivo de todos los órganos normales de divulgación, hacerle creer al pueblo lo que convenga a la seguridad de sus verdugos.

"No escucha el pueblo otras noticias que los partes del Estado Mayor de la Dictadura. Al ultraje de la censura se impone a la prensa el ultraje de la mentira. Y a esos mismos periódicos y emisoras, a los que un inquisidor severo y vigilante impide la publicación de toda noticia verdadera, se les obliga a informar y emitir todo cuanto la dictadura informa".

Vea todas las noticias de hoy

La situación en las prisiones y el relato del régimen sobre el delito de pensar diferente

Un guardia observa desde una torre de vigilancia en la prisión Combinado del Este en La Habana. (AP/Franklin Reyes/Archivo).
Un guardia observa desde una torre de vigilancia en la prisión Combinado del Este en La Habana. (AP/Franklin Reyes/Archivo).
Getting your Trinity Audio player ready...

Amnistía Internacional celebró este jueves un foro sobre la violación a los derechos humanos en las prisiones cubanas.

Representantes del Centro de Documentación de las Prisiones Cubanas y de Iniciativa A.C. participaron del evento, en el cual se presentó el libro Imágenes de Rebeldía.

Camila Rodríguez, directora de Iniciativa A.C., dio inicio a la conferencia con un resumen del trabajo hecho en el último año, sobre los abusos en las cárceles cubanas.

Según dijo, se registraron numerosos casos "preocupantes", aunque el Estado cubano carece de transparencia y no difunde datos sobre las condiciones de vida en las prisiones y tampoco permite que grupos de derechos humanos puedan visitar los centros de reclusión.

“Las personas privadas de libertad, especialmente las privadas por razones políticas, en muchas ocasiones son castigadas, maltratadas y recluidas en celdas de aislamiento”, lamentó Rodríguez.

También precisó que el Centro de Documentación de las Prisiones Cubanas, entre el 1 de marzo de 2023 y el 26 de marzo de 2024, registró 1.844 incidentes de abusos en centros de detención.

Un total de 592 se refirieron a problemas de salud y falta de atención médica, mientras 1.350 están relacionados con la implementación de prácticas de hostigamiento y represión.

Algunos de los actos represivos documentados son:

  • Reclusión en celdas de castigo por manifestar ideas políticas en el penal
  • Prohibiciones de llamadas telefónicas y visitas
  • Negación de pases
  • Golpizas
  • Práctica de técnicas de tortura como interrogatorios intimidatorios y esposas con “chaquira” durante horas
  • Negación de entrega de medicamentos, o artículos para el aseo de alimentos
  • Vigilancias y exposición a hechos violentos por parte de reclusos peligrosos
  • Amenazas con fabricación de nuevas causas
  • Negación de la libertad condicional
  • Negación de asistencia religiosa
  • Negación al régimen de menor severidad.

Durante el periodo, el Centro registró el fallecimiento de 37 reclusos en prisiones cubanas, 27 de ellos como “consecuencias directas de la falta de atención médica de las autoridades penitenciarias”.

Por razones políticas, la vulnerabilidad es más recurrente entre las víctimas que denuncian violaciones de derechos en su contra, por estar privados de libertad por razón política, ser afrodescendiente, ser activista o defensor de humanos, o padecer enfermedades crónicas, señala el informe.

El centro ha dado seguimiento a algunos patrones diferenciados de la violencia contra las mujeres en los penales, resaltando entre ellos los castigos en relación con la maternidad.

Las presas políticas pueden ser enviadas a centros penitenciarios fuera y lejos de sus provincias de residencia, lo cual dificulta y encarece las visitas familiares.

Al concluir sus comentarios, la directora de Iniciativa A.C. subrayó que su equipo “se compromete a continuar las labores de monitoreo, documentación y denuncia para que ningún evento violatorio de Derechos Humanos en las prisiones de Cuba pase por alto” y para que el Estado “sea criticado y juzgado por la comunidad internacional”.

La investigadora y académica Hilda Landrove dijo que las cifras mencionadas anteriormente son impresionantes, y que es importante entender que desde “el momento cero”, o sea el inicio del castrismo, se impidió una observación no gubernamental de lo que ocurre en las prisiones.

Aunque el gobierno siempre intenta controlar el retrato de lo que ocurre en las cárceles, hay organizaciones como Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que recogen testimonios sobre la realidad, dijo Landrove.

Al abordar este tema, la académica recordó “el cinismo” del general Raúl Castro, cuando dijo delante del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, que si hay presos políticos, que le muestren la lista, así los pone en libertad. “Esos políticos por la tarde están libres”, declaró el general aquel día.

Es claro que hay una lista y que “obviamente no van a liberar absolutamente a nadie”. El problema en Cuba, dijo, es que hay una “negación a reconocerte”. Es además una “exhibición del poder”, un reflejo de “prepotencia”.

Landrove recordó lo que describió como el “cinismo” de Fidel Castro, quien negó una vez a una periodista que en Cuba no había pruebas de la existencia de presos políticos, aunque esta mencionó el alto número de testimonios que reflejan otra realidad en la isla.

Poder encarcelar, torturar y degradar es parte clave del sistema totalitario en Cuba, subrayó Landrove. La lógica revolucionaria “requiere una represión sistemática y es constitutiva”.

Otro aspecto del método represivo cubano, es el relato de que no hay presos por pensar diferente, sino por “ejecutar acciones” que demuestran ese pensamiento diferente, “lo cual es una cosa así como extrañísima, no?”, planteó la académica.

CUBA: 65 años de totalitarismo. El monopolio del castrismo sobre los medios
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:05 0:00

Normando Hernández, director del ICLEP y exprisionero político de la Primavera Negra del 2003, dijo que “el desastre que existe en las prisiones cubanas” es algo que él vivió personalmente.

“Hay cientos de prisioneros de conciencia en Cuba”, dijo, y en las prisiones hay personas torturadas no sólo por las agresiones físicas, sino por la falta de servicios básicos de salud y alimentos.

Hay que recordar que José Daniel García está tras las rejas sólo por tratar de protestar el 11J, dijo. Ahora está aislado, con visitas familiares breves y muy esporádicas. “Es una tortura cruel tener a una persona tan aislada…él va salir mal de ese lugar”, afirmó Hernández.

El expreso de conciencia del Grupo de los 75 también se refirió a las “chaquiras”, o sea “esposarte las manos con esposas de hierro, los pies, y unirte con otras esposas, las manos y los pies, y acostarte en el piso más o menos en una posición fetal y dejarte tirado en una celda de aislamiento oscura húmeda, donde los roedores, las ratas, las cucarachas, los mosquitos hacen de tí una presa fácil”.

"En las prisiones cubanas se tortura a diario", subrayó Hernández al concluir el foro.

Comienza juicio contra manifestantes de Caimanera: "Espero ganar, porque ellos no hicieron nada"

Protesta en Caimanera. (Captura de video/Facebook)
Protesta en Caimanera. (Captura de video/Facebook)

Ya se encuentran en el Tribunal Popular Municipal de Niceto Pérez, en la provincia de Guantánamo, los familiares de los seis jóvenes encausados por su participación en la protesta popular que sacudió Caimanera el 6 de mayo de 2023, para participar en la vista judicial prevista para las 9 de la mañana de este miércoles.

Los encausados son Daniel Álvarez González, con petición fiscal de nueve años por los delitos de desórdenes públicos e instigación a delinquir y Luis Miguel Alarcón Martínez, al que le piden seis años por los delitos de desórdenes públicos y atentado, ambos en medida cautelar de prisión en el Combinado de Guantánamo.

Los otros implicados en el proceso permanecían en libertad condicional bajo fianza: Rodolfo Álvarez González, Freddy Sarquiz González y Felipe Octavio Correa Martínez, con petición fiscal de seis años por desórdenes públicos y atentado; y Yandris Pelier Matos, quien se enfrenta a una petición fiscal de cuatro años por desórdenes públicos, informó a Martí Noticias Victoria Martínez Valdivia, madre de dos de los manifestantes.

“No ha habido ningún cambio, todo está listo. Es un juicio a puerta cerrada, es lo que hasta ahora tengo conocimiento. Vamos a ver qué sucede, estamos los imputados, tres testigos de cada uno y dos familiares más cercanos. El último contacto que tuve con el abogado, [dijo que] él tenía preparado la defensa de los muchachos”, explicó la mujer.

Junto a los familiares, participan en la vista judicial los testigos de la defensa, así como también policías y funcionarios gubernamentales, quienes testificaran en contra de los encausados.

El juicio había sido inicialmente programado para el martes dos de abril, siendo suspendido a última hora sin explicación alguna por parte del tribunal.

Sobre lo que espera de este proceso judicial, Martínez Valdivia señaló:

“Yo espero ganar el juicio, porque ellos no hicieron nada, ellos simplemente tuvieron libertad de expresión. No le dieron golpes a nadie. Aparte, ellos no incitaron a nadie. El pueblo salió a decir lo que sentía, no porque ellos incitaron a nadie”, enfatizó.

Info Martí | Caimanera se suma al mapa del descontento y la rebeldía
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:01 0:00

El 6 de mayo de 2023, cientos de personas se lanzaron a las calles de Caimanera para exigir al gobierno el respeto a sus derechos como ciudadanos y mejores condiciones de vida. Los manifestantes gritaban “Libertad”, “Patria y Vida” y “Vivan los derechos humanos”, entre otras consignas.

Las autoridades respondieron de forma violenta, desplegando contra los manifestantes a efectivos de las tropas especiales del ejército, y con cortes al servicio de internet en casi todo el país.

Varias organizaciones internacionales han condenado la represión contra los jóvenes manifestantes de Caimanera y exigido al gobierno cubano su liberación. En su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, publicado en abril de este año, Amnistía Internacional dijo que el gobierno cubano “reaccionó con fuerza excesiva”, ante la protesta de los caimanerenses por las malas condiciones de vida y la falta de derechos humanos.

“Los agentes encargados de hacer cumplir la ley utilizaron violencia física contra quienes participaban en el acto, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos informó de la detención arbitraria de los manifestantes y condenó la existencia de una constante represiva”, subrayó el informe.

Madre confía en que carcelero que agredió a su hijo en el Combinado del Este será llevado a Tribunal Militar

Yoanky Báez Albornoz, prisionero político del 11J (Tomada del Facebook de Báez Albornoz)
Yoanky Báez Albornoz, prisionero político del 11J (Tomada del Facebook de Báez Albornoz)

Un guardia de la prisión del Combinado del Este, en La Habana, que agredió al preso político de las manifestaciones del 11 de julio de 2021, Yoanky Báez Albornoz, podría ser llevado a un tribunal militar.

Daimy Albornoz Rodríguez, madre del condenado a 14 años de privación de libertad por el delito de sedición, luego de que participara en las protestas pacíficas de La Esquina de Toyo, en el municipio capitalino de 10 de Octubre, explicó a Martí Noticias que la agresión tuvo lugar el día en que le correspondía a la compañía de su hijo salir al patio a tomar el sol.

“Le tocaba a la compañía de él el patio y, cuando abren la reja que le dicen ‘Compañía, patio’, mi hijo sale para el patio y el guardia, cuando le tocó salir a él, le dijo ‘tú no, tú no vas al patio, tú quédate aquí, ponte para acá’, y mi hijo le dijo que no, que él no se iba a detener en ningún lado”, dijo Rodríguez.

La señora explicó que, ante la negativa del joven, el oficial lo amenazó con llevarlo a la jefatura, a lo que el prisionero político contestó: “Bueno, tú me llevas para donde tú quieras porque yo no tengo miedo y yo no he cometido ningún delito”.

Madre de preso del 11J golpeado por guardia habla para Martí Noticias
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

“Cuando mi hijo echó a andar, (el oficial) le cae atrás y un preso le dice (a su hijo) ‘¡Yoanky, cuidado!’, y cuando mi hijo se vira, el guardia le tira una galleta (bofetada). La primera galleta no le da y en la segunda, se meten los presos de por medio y, por encima de los presos, el guardia le dio la galleta en la cara a mi hijo y ahí empezaron a gritar los presos ‘¡Libertad, libertad!, ¡Patria y Vida, Patria y Vida!’ y ahí se unió en el coro todo el edificio completo cuando empezaron a oír los gritos del tercer piso”, explicó Albornoz Rodríguez.

La mujer declaró a Martí Noticias que su hijo no fue castigado por lo ocurrido ese día y que ella conversó con el mayor Leonelvis Hardy Baró, jefe del bloque donde está encarcelado su hijo.

“No lo castigaron porque el jefe del edificio Nº 1, que analizó el problema, me atendió, me dijo que mi hijo tenía la razón, que ellos no estaban ahí ‘para maltratar a ningún preso’ y eso ‘ellos no lo aceptan’ al punto de que, me dijeron, que él (guardia agresor) iba a ser sancionado y lo tenía ya hoy retenido y que ya eso lo sabía el jefe de ahí, del Combinado del Este y que lo iban a llevar a un Tribunal Militar”, concluyó Rodríguez.

Esto no es un caso aislado, el régimen de La Habana aseguró en el más reciente Examen Periódico Universal de Cuba, que "en los últimos cinco años, se había sancionado a 144 funcionarios de prisiones por extralimitarse en el ejercicio de sus funciones.

Los prisioneros, sus familiares y numerosas organizaciones defensoras de derechos humanos han denunciado múltiples casos de castigos, torturas y malos tratos cometidas por personal de centros penitenciarios cubanos. Además de abuso verbal, privación de atención médica, trabajos forzados, confinamientos en solitario, privación de sueño y de comida, ofensas y humillaciones constantes.

(Con reporte de Yolanda Huerga para Martí Noticias)

Campaña expone “patrón de castigo” a las presas políticas cubanas

Cartel con los rostros de algunas de las decenas de presas políticas cubanas. La organización Justicia 11J tiene registradas 62 mujeres cubanas que están separadas de sus familias por disentir.
Cartel con los rostros de algunas de las decenas de presas políticas cubanas. La organización Justicia 11J tiene registradas 62 mujeres cubanas que están separadas de sus familias por disentir.

Una iniciativa del centro de asesoramiento legal Cubalex busca visibilizar, de manera general y casuística, el impacto de la prisión política en las mujeres cubanas.

La campaña “Derechos negados: Mujeres encarceladas por motivos políticos en Cuba”, pretende además denunciar el uso de esta herramienta por regímenes autoritarios para controlar las voces críticas.

“Se ha denunciado que las autoridades [penitenciarias] toman decisiones a partir de las órdenes que les da la Seguridad del Estado en estos casos específicos de las mujeres privadas de libertad por motivos de opinión”, explicó Giselle Morfi, especialista de Cubalex.

La organización Justicia 11J tiene registradas 62 mujeres cubanas que están separadas de sus familias por disentir.

“Estas mujeres se encuentran en especial situación de riesgo”, asegura Cubalex sobre las presas políticas.

“Las condiciones de higiene de las prisiones, de manera general, son insalubres. Las pocas veces que hay agua, es de muy mala calidad, puede tener hasta fango, fetidez, incluso, el agua de tomar”, señaló Morfi.

La abogada detalló que las malsanas condiciones de los establecimientos penitenciarios afectan en particular a las mujeres embarazadas, más susceptibles a infecciones y otras enfermedades derivadas de la falta de higiene.

A esto se le añade la escasez de medicamentos en el país y la negligencia de los responsables de prisiones “que, muchas veces, aunque la familia lleva, por ejemplo, pastillas prenatales, no se las dan a la embarazada”, subrayó Morfi.

La experta considera que esta práctica se convierte en “un patrón de castigo” a las presas políticas.

Los penales no tienen médicos especialistas por lo que las presas con dolencias que requieran un ginecólogo, u otro especialista, deben ser trasladadas a un centro de salud cercano.

“Nos sacan de ‘conduce’ para un hospital porque ahí no hay condiciones para eso. Pero, muchas veces, perdíamos el turno porque no había petróleo o no había carro”, relató Liliana Oropesa, excarcelada este lunes bajo una licencia extrapenal. La mujer se encuentra embarazada de ocho meses y estaba recluida en la sección destinada a las mujeres en esa condición de la Prisión de Mujeres de Occidente.

“No nos daban ninguna dieta [a las gestantes]. Nos daban la misma comida que a todo el mundo”, apuntó Oropesa, que cumple una sanción de cinco años de privación de libertad por participar en las protestas del 11 de julio de 2021 en el barrio habanero La Güinera.

Los exámenes como el que detecta el VIH y los exudados vaginales imprescindibles para la salud y bienestar femenino, son una asignatura pendiente en las cárceles cubanas.

“Hicieron una vez una prueba citológica y más nunca volvieron a repetirla ni ningún otro análisis”, anotó la joven.

En este sentido la abogada de Cubalex alertó que la crisis generalizada que afecta al país se agudiza al interior de las prisiones:

“En el caso de las mujeres aún mayor, pues son un grupo vulnerable donde la situación es caótica porque no tienen las condiciones higiénicas necesarias que exigen las reglas de Bangkok: ni siquiera les dan toallas sanitarias para que puedan pasar su periodo menstrual de manera digna”.

Las Reglas de Bangkok establecen el primer grupo de patrones internacionales de derechos humanos centrados en las necesidades especiales de las mujeres privadas de libertad.

En un hilo de X, Cubalex advierte que la violencia sistemática en las prisiones somete a las mujeres presas a numerosas violaciones de derechos humanos.

La prisión política es injusta para cualquier ser humano, pero en las mujeres tiene un más fuerte golpe para ella y su familia, indicó Luis Rodríguez, esposo de Angélica Garrido y cuñado de María Cristina Garrido, ambas presas políticas por participar en las manifestaciones del verano de 2021 en Quivicán, provincia Mayabeque.

“Cuando es la mujer, la madre la que falta en la familia, lo demás se desmorona. Si falta ella, falta el alma, lo que aglutina, que une en dedicación al hogar”, afirmó.

“María Cristina es madre de tres niños. En una carta me escribía, que lo que más le duele son esos tres niños. Saber que el varoncito no tiene la merienda en el momento que lo necesita o el peinar a Sofía, su niña menor con esa paciencia que solo ella puede tener. Son muchos detalles, más allá del machismo”, refirió Rodríguez.

Agregó que hombres y mujeres son tratados con igual severidad en las cárceles cubanas: “Cuando a María Cristina Garrido le daban, le daban duro, igual que a los hombres, por la cara para obligarle a gritar 'Viva Fidel, Viva Díaz Canel'. La proyectaban hacia el suelo con una técnica de judo y le abrían los pies para que los soldados ‘machitos’ vieran su ropa interior manchada de sangre porque estaba en el periodo menstrual y no le daban una almohadilla sanitaria”.

“A Lisandra Góngora la llevaron para la Isla de la Juventud alejándola cientos de kilómetros de sus cinco hijos pequeños”, recordó Rodríguez.

Cubalex resaltó las figuras de Sayli Navarro Álvarez, Daisy Rodríguez Alfonso, Odet Hernández Cruzata, María de Jesús Terrás Díaz, Lisdiany y Lisdanis Rodríguez Isaac y Mailene Noguera Santiesteban, entre otras.

El gobernante Miguel Díaz-Canel ha atestiguado en repetidas ocasiones que su Gobierno se “ocupa y preocupa” de las mujeres “en desventaja”, pese a “la manipulación que se teje sobre este sensible tema”.

Al respecto, los observatorios feministas independientes del país han resaltado que la violencia política contra las mujeres es violencia de género.

Cuba incumple plazo de responder a la ONU sobre preso político Roberto Pérez Fonseca

Lisette Fonseca, integrante de Cuba de Luto, muestra una foto de su hijo, Roberto Pérez Fonseca, preso político del 11J. (Foto: Cortesía de Albert Fonse)
Lisette Fonseca, integrante de Cuba de Luto, muestra una foto de su hijo, Roberto Pérez Fonseca, preso político del 11J. (Foto: Cortesía de Albert Fonse)

A seis meses de la opinión número 51 de 2023 del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de Naciones Unidas (GTDA), donde se exige la liberación inmediata e indemnización del preso político cubano Roberto Pérez Fonseca, las autoridades cubanas no han cumplido con el plazo dispuesto para responder sobre su caso.

Su abogado, Sergio Osmín Fernández Palacios, aseguró desde La Habana a Martí Noticias que en dicha opinión, el Grupo de Trabajo instó al Gobierno cubano a proceder con la libertad inmediata, indemnización, investigación exhaustiva e independiente sobre las violaciones de derechos, y a adoptar medidas contra los responsables, así como difundir la opinión por todos los medios disponibles.

Sin embargo, según Fernández Palacios, estas medidas "han sido ignoradas por el régimen totalitario”.

Pérez Fonseca, tornero de profesión, fue condenado a 10 años de cárcel en un juicio ordinario donde fue hallado culpable de los delitos de desórdenes públicos, desacato, atentado, e instigación a delinquir, por participar en las manifestaciones en San José de las Lajas, Mayabeque, el 11 de julio de 2021.

Según el centro de monitoreo de los procesos judiciales contra los detenidos en las protestas del verano de 2021, el portal Justicia 11J, al hombre de 41 años y padre de dos menores lo condenaron "sobre todo porque fue un “líder” para su comunidad y se atrevió a destrozar el rostro de Fidel Castro".

Abogado de Roberto Perez Fonseca asegura que gobierno cubano ha ignorado recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias.
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:48 0:00

Encarcelado desde el 16 de julio de 2021, el prisionero político ha estado en la Prisión Melena del Sur y en la Prisión de Quivicán.

El abogado Fernández Palacios informó a Martí Noticias que además hizo llegar a la ONU denuncias sobre la creciente represión contra Pérez Fonseca.

Entre los hechos enumerados por el defensor se cuenta que en diciembre de 2023, las autoridades penitenciarias le impidieron que recibiera la visita del monseñor Eloy Ricardo Domínguez Martín, obispo auxiliar de La Habana, y que en enero de 2024, sufrió una crisis de dolor con vómitos sangrantes debido a condiciones penitenciarias precarias, que ha sido amenazado de muerte, y que, en ocasiones, se le ha suspendido la comunicación telefónica.

El proceso de seguimiento permite al GTDA mantener informado al Consejo de Derechos Humanos acerca de los progresos realizados, informa en uno de sus párrafos la decisión 51.

Lisette Fonseca, madre de Roberto Pérez Fonseca, insta a los familiares de los presos políticos cubanos a denunciar la realidad en las cárceles de la isla.

A pesar de las amenazas recibidas, Fonseca se ha convertido en una de las voces más importantes de la causa por la libertad de los encarcelados en las manifestaciones.

"Tenemos la razón", dijo la señora, quien insiste en seguir luchando por la justicia y la libertad de su hijo y de todos los presos políticos cubanos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG