Enlaces de accesibilidad

Niño genio cubano es aceptado en 12 universidades


Osmany Corteguera

Llegó hace 5 años a Miami, no sabía inglés, terminó la escuela con un promedio 6,47 y atribuye su éxito académico, en especial a dos maestras de San José de las Lajas, Cuba donde nació.

Osmany Corteguera llegó a Miami cuando tenía 11 años, de inglés solo sabía los números y algunos colores, y en tan solo 5 años logró tan buenas calificaciones que fue aceptado en las 12 Universidades que aplicó para becas, entre ellas Harvard, Cornell, Columbia y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Este joven residente de Hialeah que es llamado por la prensa del sur de la Florida como el “Genio cubano”, terminó la escuela con un promedio 6,47 y atribuye su éxito académico al apoyo de sus padres y al personal docente del Hialeah Senior High, pero en especial a dos de sus maestras de San José de las Lajas, Cuba donde nació, a quien les debe en gran medida su formación como persona y como estudiante.

“A Yusmila y Yamely quiero agradecerles mucho por todo lo que han hecho, ellas siempre creyeron en mí, me apoyaron en todo a pesar que era el más travieso” dice Osmany en un mensaje de agradecimiento a sus maestras en la isla.
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

Osmany visitó las universidades que aceptaron su pedido luego que estas le pagaran todos los gastos para que viera personalmente las instalaciones y conociera más allá de las redes sociales la vida universitaria.

La decisión fue muy difícil, confiesa Osmany, que al final decidió por la conocida Internacionalmente MIT o “Massachusetts Institute of Technology” donde estudiará Ciencias de Computación.

Amante de la programación y los códigos, la gran pasión de Osmany es poder proveer al pueblo cubano acceso abierto al internet: “A través de los años he visto que la internet es información y educa a los ciudadanos de un pueblo y Cuba lamentablemente no tiene eso”, expresa.
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

Este joven cibernético tiene las cosas bien claras, después de la experiencia vivida en las dos orillas, aconseja a los jóvenes que no se dejen adoctrinar y les recuerda, que una moneda tiene siempre dos caras.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG