Enlaces de accesibilidad

Cubano J.D. Martínez se roba el show en las Grandes Ligas


J.D. Martínez sacó la pelota del parque tres veces el 21 de junio de 2015.

Gracias en parte a la ofensiva arrolladora de Martínez, los felinos se encuentran en tercer lugar de la División Central de la Liga Americana con balance de 41-40.

El jardinero cubanoamericano J.D. Martínez, de los Tigres de Detroit, continuó con paso arrollador la semana pasada en las Grandes Ligas con alto promedio y ofensiva de largo metraje.

Martínez terminó el trayecto con un elevado promedio de .458 luego de despachar 11 imparables en 24 turnos, con cuatro jonrones y 10 impulsadas.

Gracias en parte a la ofensiva arrolladora de Martínez, los felinos se encuentran en tercer lugar de la División Central de la Liga Americana con balance de 41-40, a seis juegos del líder Kansas City (46-33).

Es uno de los cuatro toleteros en la actual campaña con tres jonrones en un juego, luego de haberse unido al mexicano Adrián González (Dodgers), Bryece Harper (Nacionales) y el canadiense Joey Votto (Rojos).

Otro que terminó la semana con desborde ofensivo fue el dominicano Aramís Ramírez, de los Cerveceros de Milwaukee, con .549 de promedio (12 en 22), con un vuelacerca y 11 empujadas.

Los cubanos Yasmani Grandall, de los Dodgers de Los Ángeles, y Yasmany Tomás, de los Diamondbacks de Arizona, así como el también quisqueyano José Bautista, de los Azulejos de Toronto, también sonaron alto el madero en los últimos siete días.

Grandall concluyó el tramo con .461 de promedio, gracias a 6 imparables en 13 viajes al plato, con dos vuelabardas y cinco impulsadas; su compatriota Tomás .310 (9 en 29), con dos bambinazos y ocho empujadas y Baytista .333 (7 en 21) con dos cuadrangulares y siete remolcadas.

El dominicano Alejandro de Aza, de los Medias Rojas de Boston, y los venezolanos Eugenio Suárez, de los Rojos de Cincinnati, y Wilmer Flores, de los Mets de Nueva York, también se lucieron ofensivamente en el período.

De Aza terminó con .450 (9 en 20), con un doble y un triple, así como siete impulsadas; Suárez .349 (6 en 17) con un doble y un batazo de cuatro esquinas y Flores .448 (11 en 23) con tres biangulares y cinco fletadas.

En el campo del pitcheo, el mexicano Jorge de la Rosa, de los Rockies de Colorado, fue el único pitcher en ese tramo con dos victorias, luego de vencer a los Atléticos de Oakland y Diamondbacks de Arizona.

De la Rosa (6-3) terminó con 11 y dos tercios de buenos innings, en los que esparció 10 imparable con tres carreras, con dos boletos y nueve ponches propinados.

Otros que se lucieron con las serpentinas fueron el venezolano Carlos Carrasco, de los Indios de Cleveland, el cubano Gío González, de los Nacionales de Washington, y el colombiano Julio Teherán, de los Bravos de Atlanta.

Carrasco (10-6) derrotó a los Rays de Tampa Bay con ocho y dos tercios de buenos capítulos, en los que diseminó una carrera y un hit con 13 abanicados; González (6-4) sometió a los Gigantes con siete episodios, en los que permitió cinco hits y una solitaria anotación con seis 'chocolates' y Teherán (6-4) superó a los Filis con siete entradas, en las que permitió siete inatrapables con una rayita y seis hombre dejados con la carabina al hombro.

Con mención especial en el pitcheo también tuvo que ver el cubano José Fernández, quien reapareció con los Marlins de Miami luego de un año de inactividad por una delicada operación en su codo derecho.

Fernández (1-0), Novato del Año en la Liga Nacional en 2013, superó a los Gigantes, campeones vigentes de la Serie Mundial, con seis buenos capítulos, en los que diseminó siete hits y tres carreras con seis ponches, así como lanzamientos de 98 millas, además de ayudarse en la victoria con un jonrón.

XS
SM
MD
LG