Enlaces de accesibilidad

El periodista Jeffrey Golberg califica de esa manera el hecho de que el contratista estadounidense haya sido encarcelado en Cuba por “minar la integridad” del Estado.

Aunque el caso del contratista estadounidense Alan Gross preso en Cuba pueda parecer raro, resulta obvio que las autoridades de la isla deben ponerlo en libertad, según dice el periodista Jeffrey Golberg en un artículo publicado esta semana en la revista Atlantic.

Goldberg, quien en 2010 conversó con Fidel Castro en La Habana en una entrevista que causó revuelo porque el ex gobernante le dijo que el modelo cubano “ya no funciona ni siquiera para nosotros”, considera que resulta muy rara la condena de prisión a Gross por el delito de “minar la integridad” del Estado.

Tras referirse a un reciente despacho informativo de la agencia AP según el cual el contratista sabía de los peligros de entrar con sofisticados equipos de comunicaciones a un país comunista, subraya que el caso de Gross no es el de un espía.

“El ostensible propósito de su misión era ayudar a conectar a unos 1.500 judíos que permanecen en Cuba con sus hermanos fuera del país”, aunque los cubanos “sospechan algo mucho más vil”, señala.

Por supuesto –precisa—el gobierno de la isla está interesado en “ver a los llamados “Cinco” (espías que cumplen condenas en EE.UU.) puestos en libertad por razones humanitarias”.

De acuerdo con el periodista, en general es una buena idea que Estados Unidos defienda la libertad en países que no lo son, pero es una mala idea- dice- tener a contratistas de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID) cargando con sensibles equipos de comunicación en países alineados contra Washington.

Goldberg señala que de hecho, los judíos de Cuba son probablemente más vigilados en la isla que sus compatriotas, no sólo porque su sinagoga tiene conexión de Internet, sino porque casi semanalmente reciben delegaciones de judíos de EE.UU., Canadá, México y otros países.

“De manera que la misión de Gross –concluye—en muchos niveles estuvo mal asesorada y, dado eso, su desenlace fue trágico”.

XS
SM
MD
LG