Enlaces de accesibilidad

Cubanos están adoctrinando en Colombia


Las FARC son la guerrilla más antigua y numerosa de América, con casi 7.000 integrantes ahora concentrados en 26 puntos del país para dejar las armas. (Archivo)

En Colombia aumentan las denuncias sobre la presencia de cubanos que estarían adoctrinando a la población. Estarían desplegados en las zonas de concentración de las FARC, en donde no hay presencia de las fuerzas del estado.

La eventual influencia de Cuba en las zonas de desmovilización de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tiene en vilo a políticos y ciudadanos comunes, en medio de la implementación de un acuerdo de paz pactado en La Habana.

La sospecha surge a un año de que el presidente Juan Manuel Santos y las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) decretaran el fin del conflicto armado de más de medio siglo, que dejó 220.000 muertos y al menos siete millones de desplazados.

Como parte del acuerdo, estas zonas de concentración o desmovilización fueron diseñadas para hacer el tránsito a la legalidad de los más de 11.000 de sus integrantes, entre combatientes y auxiliadores.

El plan incluyó también la conformación del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que ahora busca reintegrarse a la sociedad.

Pero el proceso de desmovilización se está produciendo sin presencia militar ni policial del Estado, conforme lo estableció el acuerdo de La Habana.

Exguerrillero arenga en las redes

La sospecha de que podría haber una influencia cubana en estos territorios llega de los mismos miembros de las FARC, algunos de los cuales describen estas zonas de desmovilización de esta guerrilla como “pequeños estados socialistas dentro de un estado capitalista”.

"Co-estados, co-gobiernos (...) un estado dentro de otro estado”, dijo un guerrillero en un video divulgado en las redes sociales. “Tenemos que prepararnos, camarada, para gobernar, para hacer gobierno”, exclamó.

Instruyendo a los "compañeros" colombianos

Las FARC, una guerrilla inspirada en la revolución cubana de 1959, fue creada en 1964. Paradógicamente fue en La Habana donde se selló el acuerdo de paz, tras un largo proceso que tuvo como garantes a los gobiernos de Cuba y Noruega.

A un año del pacto, aumentan cada vez más las denuncias por parte de políticos y población civil, sobre la presencia de cubanos adoctrinando en estas zonas de concentración de las FARC, al igual que en reservas campesinas.

En el municipio de Saravena, -a 6 kilómetros de la frontera con Venezuela-, por ejemplo, cubanos “instruían” a miembros del “Movimiento Centro Oriente de Colombia”.

María Amalia Rodríguez, quien afirmó pertenecer a la Asociación de Pequeños Agricultores Cubanos, declaró a un medio de comunicación local que se proponían con el grupo de “compañeros” hacer un intercambio de experiencias y que el movimiento era muy importante porque “aglutina la masa campesina, los une, los moviliza, unidos y organizados para el trabajo en la lucha”.

Eriberto Medina, quien se identificó como miembro del Centro Memoria Martin Luther King de Cuba, dijo que estaban realizando "una práctica pedagógica y política que trata de poner en común aquellos presupuestos que abogan por la emancipación, por la justicia social, por la equidad".

Medina explicó también que instruirán al grupo de colombianos en “la conciencia de que la agroecología es un arma de lucha contra la hegemonía, contra el capitalismo, y esas armas de lucha son las que nos fortalecen para continuar en la batalla”.

El “Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente Colombiano” (MPMSPCOC) se describe como “una forma organizativa a través de la cual se materializa la organización del pueblo colombiano, que brega por construir un mundo en que la explotación, la división social en clases, la marginación y exclusión sean superadas para siempre. Y sus miembros, que reciben guía de los cubanos se describen como “pertenecientes a la clase popular, explotada y marginada”.

El senador y expresidente Álvaro Uribe, crítico del acuerdo de paz, había alertado desde hace un año acerca de la llegada de soldados cubanos a zonas de concentración de las FARC.

En plenaria del Senado en julio de 2016 dijo: "No puedo ocultar la preocupación por el anuncio que hace el Gobierno de vincular soldados cubanos al proceso colombiano de las zonas de concentración. Me veo en la obligación de mencionar nuestro repudio, nuestro rechazo a que participen soldados cubanos".

La asociación de militares en retiro de Colombia (ACORE) también mantiene preocupación por la presencia de cubanos civiles en zonas rurales. El General (R) de las Fuerzas Armadas de Colombia, Jaime Ruiz Barrera, alertó a miembros de la ONU, veedores del proceso de desarme y reincorporación de las FARC, sobre la “presencia de cubanos catequizando (...) adoctrinando a comunidades de la región”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG