Enlaces de accesibilidad

Instalaciones del Acuario Nacional de Cuba, rotas, sucias y peligrosas


Vista del Acuario Nacional. Foto cortesía Steve Maikel Pardo.

La versión digital del Acuario Nacional de Cuba, -uno de los centros insignias del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente-, dista mucho de lo que pueden mostrar hoy sus instalaciones rotas, sucias y hasta peligrosas para los visitantes, sin que sean claros los planes para revertirlo.

El periodista independiente, Steve Maikel Pardo, explicó en entrevista con el Programa Cuba Al Día, de Radio Martí, que "es lamentable" la destrucción general, evidente en las fotografías que tomó durante su reciente visita al emblemático centro inaugurado en 1960.

Cursos de buceo y el cuidado de especies marinas son codiciados por los padres en época de verano. Pero Pardo pudo constatar la "decepción" reinante entre visitantes y trabajadores, con quienes conversó esta semana.

"Lamentablemente en este momento no hay espectáculos ni de delfines ni el de los lobos marinos, está en unas condiciones bastante lastimosas el acuario", explicó Pardo.

“Es una ironía, estamos en una isla y no basta que te den pollo por pescado en la carnicería, ahora ni siquiera puedes ver a los peces en su hábitat natural como se hacía antiguamente", agregó.

Al momento de redactar esta nota, medios cubanos informaron sobre la creación del Instituto de Ciencias del Mar, en medio del proceso de "reorganización" de las 200 entidades que integran el Ministerio de Ciencia de la isla. La nueva entidad surge de la fusión del Centro de Bioproductos Marinos y el Instituto de Oceanología.

No es claro si la nueva estructura abarcará al Acuario Nacional de Cuba, que se presenta hasta ahora como "un centro científico con fines educativos y recreativos". Por décadas, estudiantes han asistido a círculos de interés que incentivan el cuidado de las costas y el entorno marino.

Deterioro y peligro en el Acuario Nacional

"No es solo que las bombas estén rotas o que locales del acuario donde se hizo una inversión fuerte estén abandonadas sino que todo el área completa del acuario esté en estas condiciones, mucha suciedad (…) mal estado inclusive de muchas de las especies que se ven golpeadas, los estanques mal atendidos, con deficiente higiene, en lo que es la parte de los corales están prácticamente abandonadas y llenas de hierbas", explicó Pardo.

"Ni siquiera (los medios) han avisado en las condiciones que se encuentra el acuario", criticó.

El periodista independiente aludió a los riesgos que corren los que asisten en busca de diversión.

"Es bastante peligrosa la situación para los niños, para los muchachos que visitan el lugar porque no hay tapas de registro, oquedades que no están tapadas, muchos lugares donde el acero está expuesto, hay vidrios rotos en algunos estanques que están secos pero los vidrios están expuestos", narró.

El Acuario recibió una reparación capital entre el 2000 y 2002, cuando fue reabierto por el fallecido y entonces mandatario cubano, Fidel Castro.

Empleados dijeron a Pardo que planes previstos incluyen la construcción de otro delfinario. Hasta ahora no es claro cuándo continuarán las labores de mantenimiento y ampliación del centro que es promocionado por la televisión estatal y al que acuden habaneros y visitantes de otras provincias.

Pardo dijo que tampoco es claro qué ocurrió con los acuerdos firmados con instituciones estadounidenses, en virtud de la apertura impulsada por el expresidente Barack Obama.

Sobre una eventual expansión del Acuario concluyó: “Todo está en planes (...) El deterioro el real, solo hay que llegar ahí y verlo".

[Redactado por Rosa T. Valdés, con reporte del Programa Cuba Al Día]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG