Enlaces de accesibilidad

Medio centenar de empresas mexicanas esperan licencia para invertir en Cuba


Terminal de contenedores del puerto del Mariel, inaugurada el 27 de enero por la presidenta de Brasil Dilma Rousseff y por Raúl Castro.

De acuerdo a informaciones del fondo Herzfeld Caribbean Basin Fund, México sería, después de Estados Unidos, el país que más se beneficiaría del hipotético fin del embargo.

Al menos 48 empresas mexicanas están interesadas en invertir en Cuba y algunas de ellas, como Richmeat, ya cuentan con la autorización del Gobierno para operar en el país.

Una nota de prensa del servicio de Comunicación Social del Gobierno mexicano anunció hace días que esta empresa del sector cárnico "se convirtió en la primera compañía a nivel internacional en obtener la aprobación de un proyecto de inversión en la zona especial de desarrollo del Mariel en Cuba".

El comunicado añadía que "el proyecto contempla una inversión en el sector de alimentos Richmeat de Cuba, S.A., y consiste en el procesamiento y empacado de productos cárnicos".

De acuerdo con el embajador de México en Cuba, Juan José Bremer de Martino, en declaraciones al diario El Financiero, la empresa de procesamiento y empacado de carne sería la primera de esta larga lista que ya puede invertir directamente gracias a la la nueva Ley de Inversión Extranjera aprobada en marzo de 2014.

Sin embargo, al menos cuatro empresas más anunciarán inversiones en la isla muy pronto, y cita el diario tres de ellas: Empaques Mayan (fabricación de productos de cartón), Corporativo Enciso (servicios de logística y despacho de aduanas) y el Grupo Kola Loka (fabricación, envasado y comercialización de pegamentos).

En declaraciones a El Financiero, el embajador afirma que "tuvimos la visita de 48 empresarios (de México), principalmente de sectores como turismo, envases y embalajes, productos químicos, fertilizantes, alimentos y bebidas" como resultado de la nueva Ley que abre el país caribeño a la inversión de empresas extranjeras.

Previsiblemente, sea el megaproyecto de la Zona Especial de Desarrollo Mariel –a 28 kilómetros de La Habana– donde se ubicarán las empresas mexicanas, y donde ya se construye un puerto para el comercio internacional con la colaboración de la firma brasileña Odebrecht junto a una terminal de contenedores gestionada por la Autoridad Portuaria de Singapur (PSA) y una zona franca para la industria y el comercio.

Para el director general de la agencia estatal de inversiones ProMéxico, Francisco González, "Cuba está llevando a cabo un reordenamiento económico de forma integral, de largo plazo, muy lógico, que dará claridad al empresariado", según dijo en este mismo diario.

El hecho de que la Ley de Inversión Extranjera pudiera permitir que las firmas foráneas tengan control total de sus operaciones en Cuba sin intervención del Estado, salvo en la contratación de personal y ubicación de las instalaciones, está motivando un interés creciente en los 11 sectores en los que se permite invertir actualmente: Agricultura, forestal, alimentos, azucarero, metalmecánica, farmacéutica y biotecnológica, energía y minas, comercio mayorista, turismo, construcción y transporte.

México, precisamente, es uno de los países más cercanos a este proceso, y en la reciente Feria Internacional de La Habana estuvieron presentes 24 firmas procedentes del Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas, según cita El Financiero.

De acuerdo a informaciones del fondo Herzfeld Caribbean Basin Fund, México sería, después de Estados Unidos, el país que más se beneficiaría del fin del embargo económico a Cuba por el número de empresas que podrían instalarse allí.

Multinacionales como Toyota, Hyundai y United Airlines, también tienen intención de ampliar sus negocios latinoamericanos en Cuba. El vicepresidente de Asuntos Públicos y Comunicación para América Latina de The Coca-Cola Company, Rafael Fernández, afirmó que "el hecho de que haya comenzado un deshielo (en las relaciones bilaterales) quiere decir que en un futuro, esperemos no muy lejano, las cosas cambien y podamos replantear nuestra presencia en la Isla".

Cuba, por su parte, prevé según cálculos del Gobierno, que la Ley de Inversión Extranjera le reporte $2.500 millones en inversiones cada año, lo que supondría un crecimiento promedio de la economía del 4.5% anual. Otras fuentes como el blog económico Cuba Standard sostienen que se aprobarán 120 proyectos industriales en la Zona de Desarrollo Especial del Mariel.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG