Enlaces de accesibilidad

Los planetas se alinearon formando un crucifijo el día de la muerte de Jesús


El estudio señala que el fenómeno astronómico coincide con la evidencia histórica disponible.(PRNewsFoto/Miguel Antonio Fiol)

Un historiador de la Universidad de Wisconsin-Madison asegura que el día de la muerte de Cristo, un 3 de abril del año 33, Saturno, Urano, Júpiter, la Tierra y Venus formaron una figura similar a un hombre cruxificado, hecho que ocurre cada 600 años.

Una aparente imagen de la crucifixion de Jesucristo ha sido descubierta en las estrellas de la Vía Láctea por parte de un científico, quien afirma que el fenómeno ocurrió el día en que él murió hace más de dos mil años.

El historiador Miguel Antonio Fiol, de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, asegura que ha observado que el 3 de abril del año 33 —fecha en que, según muchos investigadores, tuvo lugar la crucifixión de Cristo— los planetas Saturno, Urano, Júpiter, la Tierra y Venus se alinearon formando una figura similar a un hombre crucificado.

"No son pocos los estudios que indican con precisión la fecha de la muerte de Jesús: la Biblia, los calendarios, las condiciones astronómicas, incluso la geología", señaló el académico en un comunicado.

Una ilustración publicada en el diario Gospel Herald muestra la aparente posición de los planetas en esa fecha aproximada de hace 2.000 años.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:25 0:00

En la misma, se observa que los anillos de Saturno en la parte superior de la composición planetaria tienen el aspecto de un halo o de una corona de espinas colocada sobre la cabeza de Jesús. Urano y Júpiter parecen representar las manos, mientras que la Tierra y Venus forman los pies.

"Incluso a primera vista, yo sabía que se parecía a la crucifixión", agregó Fiol. "Pero me tomé tiempo para descubrir todos los paralelismos posibles", explica el investigador.

El científico también subrayó que dichos hallazgos no son altamente usuales, ya que el alineamiento astronómico parece haber ocurrido sólo seis veces entre el año 0 y el 2000 D.C., equivalente a uno cada 333 años.

"Resulta difícil situarlo en la categoría de coincidencia", declaró Fiold al diario Gospel Herald en un mensaje via correo electrónico.

El académico subraya que "este alineamiento inusitado ocurrió sólo durante un mes en el año 33 D.C., y no se registró más hasta 600 años después. Resulta un hecho tan raro que los modelos computarizados me muestran que ha partir de ahora no volverá ha ocurrir el fenómeno hasta el año 2900."

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG