Enlaces de accesibilidad

Cristianos estadounidenses se proponen llevar un millón de biblias a Cuba


Una de las imágenes que forman parte de la promoción del proyecto "Cuba: Million Bible Mission".

Las organizaciones promotoras de esta idea estiman que el número de fieles en Cuba crece a un ritmo anual de entre el 10 y el 25%, lo que supone un dato sin precedentes.

El proyecto se llama Cuba: Million Bible Mission y su objetivo es claro: enviar a la isla un millón de biblias en tres años a través de una campaña de financiación promovida por Internet.

En ese ambicioso plan están involucradas tres asociaciones religiosas que comenzaron a trabajar en el mes de junio, American Bible Society, United Bible Societies y The Rock of Gainsville Church.

El portavoz de esta última, Óscar Candelaria, declaró que espera poder cumplir con lo previsto en 2017 o 2018. Su asociación ya ha recaudado para el proyecto más de $100.000 en donaciones privadas, lo que supone 20.000 biblias para Cuba (cada una de ellas tiene un precio de $5,40), las cuales se distribuirían a lo largo del país gracias a un acuerdo con el gobierno de Cuba, que ya ha dado el visto bueno a la idea, según Candelaria. No obstante, antes de llegar al millón de biblias se han propuesto otra meta, alcanzar las 400.000 en un solo año.

Gracias a una tasa de alfabetización cercana al 100% de la población, Cuba es para estas organizaciones una nación con un crecimiento de la fe cristiana sin precedentes. Aunque no existen datos oficiales proporcionados por el Gobierno, estiman que el número de fieles crece a un ritmo anual de entre el 10 y el 25%, lo que incrementaría sustancialmente el 59% de la población que se identifica con el catolicismo en el país.

La Iglesia Católica es precisamente la más representativa de todas las religiones cristianas, la cual posee 300 sacerdotes y 500 laicos ejerciendo para promover la palabra de Dios, y que representan una de las tasas más bajas de religiosos en toda América Latina, según datos de la Archidiócesis de La Habana que citan los promotores de Cuba: Million Bible Mission.

Pese a ser un país con una devoción latente, sólo el 1% de los cubanos van a misa semanalmente, y se trata fundamentalmente de niños y jóvenes, aseguran.

En el informe elaborado por Cuba: Million Bible Mission para dar a conocer el contexto de su campaña, se señala que desde 1980, año en el que la Constitución promovió el cambio de un estado ateo a otro secular, han cambiado muchas cosas en Cuba. "Las reformas económicas, sociales y políticas han posibilitado que la Iglesia Cristiana sea un lugar de refugio para aquellos que buscan apoyo, consejo, guía y esperanza de la Biblia”, indica su documento.

La emisión de contenidos de tipo religioso en la televisión ha contribuido también, según este informe, al aumento de reuniones católicas y de misas que se celebran a lo largo de la isla. Las últimas visitas del papa Juan Pablo II en 1998 y más recientemente de Benedicto XVI en 2012, promovieron por primera vez los acontecimientos masivos de cristianos cubanos en las calles. Además, durante este año se estableció que tanto el Viernes Santo como el Domingo de Pascua fueran fiestas nacionales en el país junto al día de Navidad.

Biblias para niños, prisioneros y seminaristas

Las donaciones económicas, que pueden hacerse a través de las asociaciones o directamente a través de la web, irán a parar al fondo donde se gestiona todo el proyecto. En total se han presupuestado $5,4 millones para lograr su fin en tres años y llevar el millón de biblias, los cuales se dividen en una partida de gastos en los que la impresión e importación se llevan la mayor parte del dinero.

También se contemplan como gastos que debe asumir el personal involucrado en todo el proceso, los costes de logística y transporte, así como el almacenaje de todas las publicaciones o las reuniones necesarias con autoridades eclesiásticas cubanas para materializar el plan. Todo ello da como resultado un coste de $5,40 por biblia.

Entre los aspectos más singulares de esta iniciativa está la intención de cubrir todas las capas de edad de la sociedad cubana y distintos estratos sociales con el envío de distintas biblias según el tipo de "público" al que están destinadas. Así, para el primer año se destinarán 32.500 biblias en una edición a todo color para los niños; 36.000 en una versión más "devocional" para jóvenes y un total de 210.000 para adultos con biblias para "nuevos creyentes" o simplemente para sustituir las que tenían.

Pretenden llevar 88.700 folletos a los presos cubanos que se encuentren en cárceles o 28.500 biblias en una edición especial de estudio para seminaristas y pastores

El proyecto también pretende llevar 88.700 folletos sencillos con información bíblica a los presos cubanos que se encuentren en cárceles o 28.500 biblias en una edición especial de estudio para seminaristas y pastores.

Todo ello, con el fin de aprovechar un momento que consideran importante en la historia reciente de Cuba y con la pretensión de que quienes aporten dinero a esta campaña puedan "invertir en la próxima generación de niños cubanos, jóvenes y adultos que busquen esperanza en la palabra de Dios".

Según el propio documento que han elaborado, el principal obstáculo para que en Cuba haya biblias no es político, sino económico, lo que les motiva a seguir adelante con esta misión.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG